Representante de núcleo de pescadores de aguas arriba cuestiona dichos del dirigente del Sindicato de la Pesca

Roberto Romero – representante del grupo de pescadores aguas arriba del puerto de Salto, se acercó a nuestra Redacción con la finalidad de aclarar que la información que brindara el pasado domingo el dirigente del Sindicato de la Pesca Ismael Sequeira es inexacta ya que expresó “que en las noches el río se vuelve tierra de nadie” realidad que

Roberto Romero en  la redacción de diario  EL PUEBLO

Roberto Romero en
la redacción de diario
EL PUEBLO

– de acuerdo a Romero no es cierta, ya que los funcionarios de Prefectura suelen patrullar la zona tanto en el agua como por tierra mediante un móvil.
Otro punto que cuestiona Romero es que se señala la existencia de “piratas” y califica a los pescadores aguas arriba como “depredadores”.
Desde hace trece años Roberto Romero se dedica a la pesca para sustentar a su familia y pertenece a un núcleo donde trabajan viejos pescadores.
“Desde hace mucho tiempo existe un conflicto ya que es la zona del río donde se hallan el dorado y la boga. El conflicto se da entre los pescadores deportivos y nosotros, puesto que nos quieren erradicar de la zona” – sostuvo el trabajador de la pesca.

“PREFECTURA ANDA PATRULLANDO EL RÍO Y TAMBIÉN HACE LOS CONTROLES POR TIERRA”

Romero hizo énfasis en que ha regularizado todos sus papeles que lo habilitan como pescador ante la DINARA, como lo han hecho muchos de sus colegas, luego de mantener algunas reuniones con la mencionada organización que hace cumplir las reglamentaciones de la pesca.
“Sequeira en sus declaraciones hace ver como que en el lugar pesca cualquiera y no es así. Consideramos que para hablar tendría que hacerlo con fundamento y aclarar bien las cosas”.
Por otra parte el pescador Romero da fe que las autoridades de Prefectura patrullan con asiduidad la zona en el horario nocturno”.
Consultado acerca de la situación que viven los pescadores, el padre de familia manifestó que se viven muchas dificultades.
“Dicen que hacemos depredación en la zona, lo que no es cierto.
Yo pesco con mi hermano y ambos tenemos una familia que mantener y si no hacemos otras changas no podemos sobrevivir solamente con la pesca.
Por ese motivo nos parece muy injusto que digan que hacemos depredación” – explicó.
Son alrededor de veinticinco pescadores artesanales que laburan aguas arriba que deben hacer frente a las crudas temperaturas existentes.
“Este tipo de declaraciones como hace Sequeira nos perjudica. Lo que sí compartimos con él es cuando sostiene que muchas veces las leyes salen detrás de los mostradores donde se desconoce la verdadera realidad que vivimos.
Muchas veces en tiempo de veda nos dicen que solamente podemos usar cincuenta metros de red y dos espineles. Lamentablemente con eso no se vive”.
Vale decir que existen dos marcos legales que rigen desde la DINARA aguas abajo y aguas arriba, una medida que el grupo de Romero entiende que es absurda. “Muchas veces hemos discutido estos temas con DINARA y hasta el momento no hemos obtenido resultados” – declaró, a la vez que apuntó que muchos pescadores deportivos no devuelven los peces al río y los terminan comercializando.