Reseñaron logros de los últimos 4 años de la Regional Norte y homenajearon al exdirector Alejandro Noboa

Reseñaron logros de los últimos 4 años de la Regional Norte y homenajearon al exdirector Alejandro Noboa

Quizás fue el único, o al menos uno de los pocos privilegiados en que le tocara. Porque un homenaje en vida, es un reconocimiento que al hacerlo puede apreciarse si el reconocimiento valió la pena. Y así lo vivió ayer Alejandro Noboa, el último director de la Regional Norte de la Universidad de la República, antes que la misma se convirtiera en su nueva forma y denominación como se le conoce hoy, Cenur Litoral Norte.

La pequeña sala del Consejo, donde se reúne el máximo órgano de conducción del cogobierno de la casa de estudios de la Universidad estatal con asiento en Salto, estaba abarrotada por el enorme grupo de personas que acompañaron ayer la instancia en la que junto al tributo que se le rindió al Dr. (en sociología) Noboa, tras 8 años de gestión al frente de una institución en constante crecimiento y expansión, también se hizo un resumen de lo actuado hasta el momento, reseñando uno a uno los nuevos pasos que dio el centro de enseñanza, impensable en otras coyunturas donde el centralismo universitario haría más difícil el acceso a la Universidad en el interior.

Ayer, lo vivido por el exdirector de la Regional Norte fue una prueba de cómo analizar lo actuado en forma positiva y en ese sentido, cómo encarar un futuro con muchos desafíos para la Universidad de la República en Salto.

Donde el crecimiento tanto de la matrícula como de las carreras, son algo más que un logro y un sentimiento de orgullo para sus actores, sino un desafío cotidiano y una responsabilidad enorme para sus conductores y así lo hicieron saber durante los discursos que los asistentes académicos de la actual Dirección del Cenur y de la anterior Regional Norte, la licenciada Natalie Robaina y el escribano Pablo Amarillo, pronunciaron durante varios minutos enumerando cada uno de los aspectos que pueden ser considerados como logros en el marco de una gestión que tuvo mucho de ponderación de lo institucional y de potenciar también lo académico.

Creación de nuevos espacios, generación de nuevas carreras, radicación de docentes, impulso de la formación de docentes locales que además se han asentado en la tarea para establecer un vínculo inseparable y no efímero con la institución, apertura de nuevas salas, acondicionamiento de salones, mejoramiento del equipamiento y sobre todo, un desafío importante por venir como es el desarrollo del área científica y tecnológica, para reforzar la apuesta en la investigación, fueron algunos de los logros que se destacaron en estos últimos cuatro años.

Asimismo, los asistentes destacaron que la Regional Norte como tal ganó un importante peso político en los distintos órganos centrales de la Universidad de la República en los últimos años, al punto que ha logrado incorporar delegados en las distintas comisiones para tomar decisiones institucionales con el visto bueno y la participación en el proceso de discusión en forma directa por parte de los delegados locales.

EMOCIONADOS

Durante la oratoria, Noboa estaba sentado en primera fila junto a la exdecana de la Facultad de Derecho y su antecesora en el cargo de dirección de la sede universitaria local, Dora Bagdassarián, al tiempo que en la misma línea se encontraban el director del Cenur, el Dr. (en matemáticas) José Vieitez, y el director de la sede Salto del Cenur, el ingeniero agrónomo, Pancracio Cánepa.

Además, participaron de la ocasión varios integrantes de los distintos órdenes de estudiantes, docentes y egresados, así como el grupo político universitario que apoyó a Noboa en todo este tiempo.

En el marco del acto de homenaje, tras la lectura del resumen de lo actuado entre 2010 y 2014, hicieron uso de la palabra el ingeniero Antonio Monteiro, quien integró el Consejo por el Orden Egresados, el estudiante de Derecho, Juan Barcos, integrante del Consejo por el Orden Estudiantil y  la exdecana de la Facultad de Derecho y antecesora de Noboa en el cargo, Dora Bagdassarián.

Para finalizar con la parte oratoria, hizo uso de la palabra el director de la sede Salto del Cenur del Litoral Norte, Pancracio Cánepa.

Tras algunas emotivas y sencillas palabras por parte de los oradores que resaltaron la personalidad del Dr. Alejandro Noboa como “conductor, administrador y trabajador incansable”, según lo resaltaron en sus palabras quienes le rindieron tributo, el homenajeado se dirigió a los presentes para agradecerles por el apoyo recibido en sus ocho años de gestión y en el tiempo que le llevó trabajar al frente de la institución.

Luego, le entregaron un bolígrafo con una inscripción con su nombre, como es tradicional con los docentes más destacados de la Universidad y descubrieron un cuadro con su foto que pasó a integrar la galería de quienes ostentaron el cargo de Director de la Universidad con asiento en Salto.

uizás fue el único, o al menos uno de los pocos privilegiados en que le tocara. Porque un homenaje en vida, es un reconocimiento que al hacerlo puede apreciarse si el reconocimiento valió la pena. Y así lo vivió ayer Alejandro Noboa, el último director de la Regional Norte de la Universidad de la República, antes que la misma se convirtiera en su nueva forma y denominación como se le conoce hoy, Cenur Litoral Norte.
La pequeña sala del Consejo, donde se reúne el máximo órgano de conducción del cogobierno de la casa de estudios de la Universidad estatal con asiento en Salto, estaba abarrotada por el enorme grupo de personas que acompañaron ayer la instancia en la que junto al tributo que se le rindió al Dr. (en sociología) Noboa, tras 8 años de gestión al frente de una institución en constante crecimiento y expansión, también se hizo un resumen de lo actuado hasta el momento, reseñando uno a uno los nuevos pasos que dio el centro de enseñanza, impensable en otras coyunturas donde el centralismo universitario haría más difícil el acceso a la Universidad en el interior.
Ayer, lo vivido por el exdirector de la Regional Norte fue una prueba de cómo analizar lo actuado en forma positiva y en ese sentido, cómo encarar un futuro con muchos desafíos para la Universidad de la República en Salto.
Donde el crecimiento tanto de la matrícula como de las carreras, son algo más que un logro y un sentimiento de orgullo para sus actores, sino un desafío cotidiano y una responsabilidad enorme para sus conductores y así lo hicieron saber durante los discursos que los asistentes académicos de la actual Dirección del Cenur y de la anterior Regional Norte, la licenciada Natalie Robaina y el escribano Pablo Amarillo, pronunciaron durante varios minutos enumerando cada uno de los aspectos que pueden ser considerados como logros en el marco de una gestión que tuvo mucho de ponderación de lo institucional y de potenciar también lo académico.
Creación de nuevos espacios, generación de nuevas carreras, radicación de docentes, impulso de la formación de docentes locales que además se han asentado en la tarea para establecer un vínculo inseparable y no efímero con la institución, apertura de nuevas salas, acondicionamiento de salones, mejoramiento del equipamiento y sobre todo, un desafío importante por venir como es el desarrollo del área científica y tecnológica, para reforzar la apuesta en la investigación, fueron algunos de los logros que se destacaron en estos últimos cuatro años.
Asimismo, los asistentes destacaron que la Regional Norte como tal ganó un importante peso político en los distintos órganos centrales de la Universidad de la República en los últimos años, al punto que ha logrado incorporar delegados en las distintas comisiones para tomar decisiones institucionales con el visto bueno y la participación en el proceso de discusión en forma directa por parte de los delegados locales.
EMOCIONADOS
Durante la oratoria, Noboa estaba sentado en primera fila junto a la exdecana de la Facultad de Derecho y su antecesora en el cargo de dirección de la sede universitaria local, Dora Bagdassarián, al tiempo que en la misma línea se encontraban el director del Cenur, el Dr. (en matemáticas) José Vieitez, y el director de la sede Salto del Cenur, el ingeniero agrónomo, Pancracio Cánepa.
Además, participaron de la ocasión varios integrantes de los distintos órdenes de estudiantes, docentes y egresados, así como el grupo político universitario que apoyó a Noboa en todo este tiempo.
En el marco del acto de homenaje, tras la lectura del resumen de lo actuado entre 2010 y 2014, hicieron uso de la palabra el ingeniero Antonio Monteiro, quien integró el Consejo por el Orden Egresados, el estudiante de Derecho, Juan Barcos, integrante del Consejo por el Orden Estudiantil y  la exdecana de la Facultad de Derecho y antecesora de Noboa en el cargo, Dora Bagdassarián.
Para finalizar con la parte oratoria, hizo uso de la palabra el director de la sede Salto del Cenur del Litoral Norte, Pancracio Cánepa.
Tras algunas emotivas y sencillas palabras por parte de los oradores que resaltaron la personalidad del Dr. Alejandro Noboa como “conductor, administrador y trabajador incansable”, según lo resaltaron en sus palabras quienes le rindieron tributo, el homenajeado se dirigió a los presentes para agradecerles por el apoyo recibido en sus ocho años de gestión y en el tiempo que le llevó trabajar al frente de la institución.
Luego, le entregaron un bolígrafo con una inscripción con su nombre, como es tradicional con los docentes más destacados de la Universidad y descubrieron un cuadro con su foto que pasó a integrar la galería de quienes ostentaron el cargo de Director de la Universidad con asiento en Salto.