R&I mantiene calificación de Uruguay como emisor de moneda extranjera en BBB

Montevideo, 25 ene (EFE).- La agencia de calificación de riesgo japonesa Rating and Investment (R&I) mantuvo la nota de emisor en moneda extranjera del Uruguay en BBB y en “estable” la perspectiva, informó este viernes la empresa nipona. “Uruguay es un país socialmente estable, con un alto nivel de ingresos”, especifica el comunicado y señala que el país se encuentra entre los mejores de América Latina en cuanto a la democracia y a la falta de corrupción. No obstante, apunta que el crecimiento económico se está debilitando, aunque las perspectivas a medio plazo para la economía uruguaya “no son malas”. Con respecto al ritmo del crecimiento económico, la compañía nipona dice que en Uruguay se está “desacelerando debido, en parte, a la depreciación de las monedas de los países de Suramérica”. Por otro lado, R&I resalta el proyecto que tiene la papelera finlandesa UPM de implantar una nueva planta de celulosa en el país, que va de la mano con la remodelación del sistema de ferrocarril del país por parte del Estado. Asimismo, el documento señala que, una vez que se ponga en marcha la inversión en infraestructura que rodea la papelera, prevé “un aumento de las importaciones de capital y bienes intermedios”. R&I también menciona las próximas elecciones presidenciales del país austral y dice que la entrada de un nuevo Gobierno en 2020 -después de los 15 años en el poder del Frente Amplio- “podrá implementar la reforma de las pensiones y otras iniciativas y, por lo tanto, controlar los gastos estructurales”. “La relación de la deuda pública pendiente con respecto al producto interno bruto (PIB) de Uruguay es alta en comparación con la de otros países de América Latina u otros países soberanos calificados en la categoría BBB, que se sitúa en el 66 % al cierre de junio de 2018″, recalca el escrito. Además, destaca que la deuda pendiente -sin tener en cuenta los préstamos a corto plazo del Banco Central y los préstamos preliminares para cubrir los reembolsos para los próximos 12 meses-, fue del 42 % del PIB, razón por la que la calificadora nipona concluye que “el riesgo fiscal real se ha mitigado”. EFE