“Rotaract en estos años ya se ha convertido en una parte más de mi vida”

Nicolás Reina – Técnico en Administración de Empresas y amplio camino recorrido en Rotaract Club Salto

Nicolás Reina – joven rotaractiano que viene transitando desde hace varios años el camino del voluntariado pone de manifiesto su mirada restrospectiva de la labor cumplida y cómo se prepara para enfrentar un nuevo ciclo.

“En lo personal creo que fue un año de pleno crecimiento, pero sobre todo de cambio constante. nicolás reina 001
A fines de 2017 me encontré con la desgracia de que la empresa donde trabajaba hacía ya 7 años tuvo que despedir a un gran número de personas entre los cuales estaba yo.
Ese fue mi primer gran cambio que dio lugar a que en 2018 me encontrara trabajando nuevamente en un lugar distinto, en un rubro totalmente diferente (del rubro agroindustrial al marketing digital fue un gran cambio). Pero algo me decía necesitaba aún dar otra vuelta de tuerca. Es así como llego a Abstracta donde actualmente me desarrollo como Tester Jr. (QA Engineer) desde Agosto de 2018 y donde la verdad encontré mi lugar en el mundo en lo que refiere a trabajo. Por otro lado en el estudio me recibí como Técnico en Administración de Empresas en UTU, más específicamente en la Escuela Tecnológica Superior de Administración y Servicios. Creo que fueron dos de los puntos personales que más me movieron en este año que acaba de terminar”.

-¿Cómo se ha ido afianzando a través del tiempo su espíritu y función rotaractianos?
-“Cada vez más y más. Rotaract en estos años ya se ha convertido en una parte más de mi vida y no solo por la institución en sí, sino por ese ideal de servicio que tan arraigado tiene y que tanto nos hace vivir cuando nos toca ir a un merendero, ir a dar una capacitación, llevar una donación o sencillamente ir a pintar un lugar que así lo necesite. Eso traspasa a nuestras vidas donde se tiene ese ideal como premisa de vida; donde ves que podés ayudar al que lo necesita y en muchas ocasiones hasta no lo necesita pero lo que genera el servir es muy grande y muy lindo de sentir.
Actualmente me encuentro siendo vice representante de una zona geográfica importante entre Argentina y Uruguay y sinceramente es un desafío acompañar a colegas de otros países donde ese ideal que te contaba está tan tenido en cuenta.
A partir de julio de este año asumiré la función de ser representante de dicha zona donde seguro vendrán más y mejores desafíos para de cierta forma devolver a Rotaract y Rotary algo de lo que en 6 años me ha brindado”.

-¿Cómo ve la temática de voluntariado frente a los jóvenes de la sociedad actual?
-“Creo que el movimiento del voluntariado ha tenido un crecimiento desde hace unos años a esta parte, y no me refiero solo a Rotaract, Interact o Rotary; sino a todas las ONGs que tienen sus puertas abiertas a colaborar con la sociedad como lo son los Leones, el movimiento Scout y así más organizaciones que tienen ese fin, el del voluntariado.
De todas maneras estamos a un medio camino de ese ascenso y creo que aún quedan cosas por lograr y más que nada darse a conocer.
Se tiene el prejuicio en muchos casos que la juventud está «perdida» (por suerte se escucha mucho menos) o que está metida en otros rubros que no tienen mucho que ver con el voluntariado, pero la realidad es que existen estos espacios, estas instituciones como Rotary que reciben a personas que quieran hacer el bien sin banderas políticas ni religiosas. Hace falta un trabajo mancomunado entre todas las ONGs del departamento y el Uruguay en sí para que la bandera del voluntariado sea la que al final siempre flamee más alta”.

-¿Cuáles son las metas que se ha planteado para este nuevo ciclo?
-“En lo profesional ni que hablar que seguir desarrollandome en el rubro de las IT que hoy día es un mundo que me ha dado tremendas oportunidades y por sobre todo me cautiva. En lo personal uno de mis objetivos es el de volver a entrenar en alto nivel como lo hacía hasta hace un par de años (me refiero al fútbol, soy golero) además que también con mi novia nos planteamos algunos objetivos a futuro en donde el puntapié inicial se dará en 2019, por lo que eso hace desde ya que este año sea de excepción frente a los demás.
-Y por último pero no menos importante en cuanto a Rotaract me planteo poder asumir el cargo de Representante Distrital con el mayor de los compromisos y responderle primero que nada a mi querido distrito binacional 4945 y luego al equipo que me apoya pero sin dejar de hacer lo que tanto me gusta en Rotaract Club Salto que es servir junto a un grupo fenomenal de gurises que se juegan la camiseta sin importar las trabas que puedan surgir en el camino”.

-Es este un año electoral. ¿Qué lectura haría al respecto?
-“Pregunta difícil. Creo que sea quien sea que en octubre resulte presidente electo de nuestro país, deberá poder responder a las demandas de aquellos sectores de nuestra sociedad que a decir verdad se han visto perjudicados por decisiones que no han sido las mejores.
Pero por sobre todo creo que los puntos de inflexión del siguiente período de gobierno serán inevitablemente el panorama económico del país así como las políticas sociales que se deberán implementar o mantener.
Es decir creo que las políticas económicas a implementar deberán tener un impacto mínimo o nulo en la sociedad. Seguramente quienes sepan más del tema pueden dar una opinión más elaborada y certera, hablo desde el punto de vista de un ciudadano más que trata de hacer la diferencia desde otro lado, me creo un laburante y que sea donde sea que me toque trabajar siempre voy a dar lo mejor”.

- Una sugerencia para compartir con la sociedad salteña…
“Simplemente que tomemos este comienzo de año como mejor se adapte a su realidad; sea comenzando un nuevo camino o siguiendo con más fuerzas el que ya transitan, pero que nunca se desaparezca el norte con el comenzaron. Como bien dice un refrán, si el plan que están siguiendo no funciona, cambien el plan pero no las metas. ¡Por un 2019 lleno de servicio!”.