Rotary Club Salto entregó lentes a 11 escolares con dificultades de visión

Rotary Club Salto entregó lentes a 11  escolares con dificultades de visión
omo corolario de la campaña “No juegues con tus ojos” que venían desarrollando Rotary Club Salto y Rotary Club Salto Grande Concordia, en la mañana de ayer se procedió a la entrega de lentes a once niños pertenecientes a las escuelas 88 y 92 de nuestra ciudad.
En referencia al tema, Martín Da Costa Porto, Presidente de Rotary Club Salto, expresó que desde el mes de julio se estaban realizando pesquisas en estas dos escuelas. Se pesquisaron 800 niños de los cuales 30 tenían dificultades visuales, y de ellos, once tienen hoy sus lentes. “Creemos que esto es un impacto en la sociedad y en la vida de estos niños especialmente”, recalcó. Esta tarea fue un plan piloto que abarcó dos escuelas de contexto crítico, pero el objetivo es ampliarlo en un futuro. Las autoridades de la enseñanza eligieron las escuelas que deberían ser visitadas.
ORGANIZACIÓN PLURALISTA
Rotary es una organización que respeta la pluralidad y no distingue clases sociales ni contexto  económico. Por ello, todos los niños de primero a tercer año de  las dos escuelas fueron pesquisados, independientemente de su condición económica. “Lo fundamental es saber que hay once niños que precisan lentes y que hoy se los estamos dando, pero también les estamos garantizando a las escuelas que los otros 700 y pico de niños que fueron pesquisados no necesitan lentes”.
Rotary Club Salto Grande Concordia ha colaborado intensamente con esta tarea, y el año próximo la cantidad de niños que podrán ir a la vecina orilla a realizarse los exámenes será el doble. “Eso es fundamental para nosotros. Estamos tratando de aunar esfuerzos con otras instituciones de servicio como el Club de Leones, que tiene gran experiencia en escaneo visual”, dijo el presidente.
FINANCIACIÓN
Rotary tiene una fundación rotaria que permite hacer proyectos compartidos con los clubes, por lo cual se busca financiar el costo de los lentes -que es el cuello de botella que existe- a través de la fundación rotaria. Para ello es necesaria no solo la participación de las ópticas sino de la ayuda de los médicos locales, porque la primera parte la hace Rotary, que son exámenes que, si bien no son específicos, detectan inmediatamente los problemas de visión en un niño.
Pero a partir de ahí, los niños pasan a manos de médicos profesionales que les hacen escaneos con instrumentos precisos. Para eso necesitan la ayuda de los médicos locales.
EL ACTO
En este acto estuvieron presentes el director y la subdirectora del Hospital Regional Salto, Dr. Juan Pablo Cesio y Dra. Liria Figueiras, el Dr. Ariel Villar, Norberto Sagnol, el Cnel. (r) Carlos Bruno, así como los niños con sus familiares, maestros y directores de las escuelas.
Norberto Sagnol abrió el acto con un saludo  a todos los presentes y el agradecimiento a los maestros, “que son quienes realizan las principales tareas con los niños en las escuelas”.
El Presidente del Rotary, Martín Da Costa Porto, recalcó en su alocución las palabras hermandad, generosidad, solidaridad y trabajo, refiriéndose a los cuatro pilares sobre los que se sustenta este trabajo del club.
A continuación se procedió a la entrega de los lentes a los chicos por parte de las autoridades presentes, que fueron recibidos con mucho entusiasmo y aplausos. Una madre manifestó su profundo agradecimiento “por la oportunidad de mejorar la visión de los niños y en especial de mi hija”.
El presidente de la Comisión Fomento de Escuela No. 88, Eduardo De Abreu, hizo público también su reconocimiento en nombre de toda la escuela y de la comisión a Rotary Club.
Dirigiéndose a los niños, el Dr. Cesio les aconsejó ponerse los lentes –señalando que él también usa-, “porque no solo verán mejor sino que se ven mucho más lindos”. En el mismo tenor, Sagnol les comentó que, cuando era pequeño creían que tenía problemas para aprender y que, cuando comenzó el liceo, un profesor se dio cuenta de que el problema era la visión. “Comencé a usar lentes y aprendí y viví muchos años muy bien”, comentó.
A continuación, los niños procedieron a soltar palomas. Norberto Sagnol relacionó las palomas con la libertad y con los niños, ya que estos son “como blancas palomas”. Fue un momento de gran alegría para los once chicos.
El objetivo de Rotary Club es ampliar este trabajo a otras escuelas de la ciudad para beneficio de muchos más niños, proporcionándoles una mejor calidad de vida.
Como  corolario de la campaña “No juegues con tus ojos” que venían desarrollando Rotary Club Salto y Rotary Club Salto Grande Concordia, en la mañana de ayer se procedió a la entrega de lentes a once niños pertenecientes a las escuelas 88 y 92 de nuestra ciudad.
En referencia al tema, Martín Da Costa Porto, Presidente de Rotary Club Salto, expresó que desde el mes de julio se estaban realizando pesquisas en estas dos escuelas. Se pesquisaron 800 niños de los cuales 30 tenían dificultades visuales, y de ellos, once tienen hoy sus lentes. “Creemos que esto es un impacto en la sociedad y en la vida de estos niños especialmente”, recalcó. Esta tarea fue un plan piloto que abarcó dos escuelas de contexto crítico, pero el objetivo es ampliarlo en un futuro. Las autoridades de la enseñanza eligieron las escuelas que deberían ser visitadas.
ORGANIZACIÓN PLURALISTA
Rotary es una organización que respeta la pluralidad y no distingue clases sociales ni contexto  económico. Por ello, todos los niños de primero a tercer año de  las dos escuelas fueron pesquisados, independientemente de su condición económica. “Lo fundamental es saber que hay once niños que precisan lentes y que hoy se los estamos dando, pero también les estamos garantizando a las escuelas que los otros 700 y pico de niños que fueron pesquisados no necesitan lentes”.
Rotary Club Salto Grande Concordia ha colaborado intensamente con esta tarea, y el año próximo la cantidad de niños que podrán ir a la vecina orilla a realizarse los exámenes será el doble. “Eso es fundamental para nosotros. Estamos tratando de aunar esfuerzos con otras instituciones de servicio como el Club de Leones, que tiene gran experiencia en escaneo visual”, dijo el presidente.
FINANCIACIÓN
Rotary tiene una fundación rotaria que permite hacer proyectos compartidos con los clubes, por lo cual se busca financiar el costo de los lentes -que es el cuello de botella que existe- a través de la fundación rotaria. Para ello es necesaria no solo la participación de las ópticas sino de la ayuda de los médicos locales, porque la primera parte la hace Rotary, que son exámenes que, si bien no son específicos, detectan inmediatamente los problemas de visión en un niño.
Pero a partir de ahí, los niños pasan a manos de médicos profesionales que les hacen escaneos con instrumentos precisos. Para eso necesitan la ayuda de los médicos locales.
EL ACTO
En este acto estuvieron presentes el director y la subdirectora del Hospital Regional Salto, Dr. Juan Pablo Cesio y Dra. Liria Figueiras, el Dr. Ariel Villar, Norberto Sagnol, el Cnel. (r) Carlos Bruno, así como los niños con sus familiares, maestros y directores de las escuelas.
Norberto Sagnol abrió el acto con un saludo  a todos los presentes y el agradecimiento a los maestros, “que son quienes realizan las principales tareas con los niños en las escuelas”.
El Presidente del Rotary, Martín Da Costa Porto, recalcó en su alocución las palabras hermandad, generosidad, solidaridad y trabajo, refiriéndose a los cuatro pilares sobre los que se sustenta este trabajo del club.
A continuación se procedió a la entrega de los lentes a los chicos por parte de las autoridades presentes, que fueron recibidos con mucho entusiasmo y aplausos. Una madre manifestó su profundo agradecimiento “por la oportunidad de mejorar la visión de los niños y en especial de mi hija”.
El presidente de la Comisión Fomento de Escuela No. 88, Eduardo De Abreu, hizo público también su reconocimiento en nombre de toda la escuela y de la comisión a Rotary Club.
Dirigiéndose a los niños, el Dr. Cesio les aconsejó ponerse los lentes –señalando que él también usa-, “porque no solo verán mejor sino que se ven mucho más lindos”. En el mismo tenor, Sagnol les comentó que, cuando era pequeño creían que tenía problemas para aprender y que, cuando comenzó el liceo, un profesor se dio cuenta de que el problema era la visión. “Comencé a usar lentes y aprendí y viví muchos años muy bien”, comentó.
A continuación, los niños procedieron a soltar palomas. Norberto Sagnol relacionó las palomas con la libertad y con los niños, ya que estos son “como blancas palomas”. Fue un momento de gran alegría para los once chicos.
El objetivo de Rotary Club es ampliar este trabajo a otras escuelas de la ciudad para beneficio de muchos más niños, proporcionándoles una mejor calidad de vida.