Salón del Vino Fino cumplió objetivo

Salón del Vino Fino cumplió objetivo

Reuniendo la mayor adhesión de bodegas desde que fuera iniciado 

El Quinto Salón del Vino Fino alcanzó los objetivos propuestos con buen marco de público

Cumpliéndose el 5to. Salón del Vino Fino de Salto, en las instalaciones del Hotel Horacio Quiroga, el pasado sábado 3 de septiembre, el Presidente de la Asociación de Vitivinicultores de Salto, Patricio Orihuela, realizó un breve análisis sobre los resultados de un evento que ha tomado por su importancia, trascendencia en el entorno nacional.

“Sin dudas, es un evento más organizado por el Rotary, que contó con un gran marco de público, volvió a superar las expectativas en cuanto a ventas de entradas y presencia de diversas autoridades” – recalcó Orihuela.

Fueron veinte bodegas las que participaron en la ocasión, siendo el mayor número reunidas desde que comenzó el certamen, hace cinco años atrás.

Ciertamente el emprendimiento ha logrado el prestigio de las bodegas y el fin principal es la recaudación para las becas de Rotary que benefician a los estudiantes del interior de Salto.

Una de las consignas es poder superarse año tras año y de esa forma poder propiciar mayor número de becas disponibles para los estudiantes que emergen de los pueblos del interior del departamento.

“Tanto las personas involucradas con el emprendimiento como los bodegueros, advertimos  la superación y en nivel del salón en sí mismo” – indicó el representante de los vitivinicultores salteños.

2-2

APUNTANDO MAYORITARIAMENTE A LOS VINOS DE CALIDAD

Las bodegas uruguayas – a expresiones del empresario –  “a partir de la reconversión de la vitivinicultura en Uruguay, en los últimos años las bodegas han estado apuntando más a los vinos de calidad, con preferencia por los vinos finos y no tanto por los comunes” (la mayoría de los ingresos procede de la venta de los vinos finos, tanto en el mercado interno como en la exportación).

El Tannat, – por ejemplo – es el buque insignia de Uruguay al mundo.

Varias bodegas uruguayas han obtenido premiaciones y los reconocimientos han sido justamente para la variedad Tannat.

Para lograr el vino fino, es fundamental cosechar una uva de inmejorable calidad, lo que significa que el trabajo minucioso comienza desde el viñedo, mediante sofisticadas podas, raleos y exclusiva producción por hectárea.

Luego – con una buena material prima –  continúa el proceso en la bodega, que también requiere un adecuado equipamiento y el trabajo especializado de un etnólogo.

¿A mayor añejamiento mayor calidad? –

“No necesariamente. Depende del consumidor y del mercado.

El nuevo mercado exige vinos jóvenes, vinos más frutados con un color intenso que los vinos añejados no lo tienen.

En la degustación del pasado sábado, se presentaron vinos del 2006 en adelante”.

La bodega “Catani Orihuela” – tiene un vino de reserva, “Tannat Madera” que tiene una muy buena salida en eventos de estas características, vino estacionado en barrica de roble americano y roble francés (2008).

En Uruguay se advierten diferentes tipos de consumidores, los que prefieren los vinos más contundentes y los que optan por los vinos más suaves y livianos.

Nuestro país está ubicado en una zona muy propicia para obtención de buenos vinos.

Situado entre los paralelos 30º y 35º de latitud sur, posee las características de clima templado, con estaciones bien diferenciadas.

Las cercanías a espejos de agua, como el Océano Atlántico, y los ríos de la Plata y Uruguay, actúan como moderadores en el calor del verano.

La diferencia de temperatura entre el día y la noche (+ ó – 10º), ayuda a obtener una madurez equilibrada, con excepción de los veranos muy lluviosos que acortan los días soleados, no permitiendo una buena maduración. Por este motivo nuestro país, a diferencia de otros de climas áridos, no obtiene cosechas parejas, ya que estamos expuestos a muy variables condiciones climáticas.
Con respecto a la reconversión de los viñedos, a partir de la creación del Instituto Nacional de Vitivinicultura, (INAVI), el rubro ha tenido importantes adelantos.

Se han implantados cepas de selección clonal, que cuando alcancen su maduración, mejorarán la calidad de los viñedos.

La fecha de la cosecha depende de la zona del país.

En el norte, por la diferencia de mayor temperatura, la cosecha comienza antes que en el sur, con excepción de Colonia que al tener un microclima especial, se cosecha quince días antes que sus vecinos del sur.
Las primeras uvas que maduran son las blancas, a mediados de febrero. Recién a fines de febrero, primeros días de marzo, empiezan a vendimiarse las primeras uvas tintas, para cosecharse en abril las últimas.