Salto corre riesgo de quedar fuera del Corredor Bioceánico si no recibe el apoyo de los actores políticos y económicos

En el marco de las actividades que viene organizando la Universidad Católica sede Salto, con motivo de la celebración de su décimo aniversario, se presentó en la noche del viernes último la conferencia a cargo del licenciado en relaciones internacionales Alejandro Ancel, quien disertó sobre el Corredor Bioceánico, un tema que viene estudiando desde hace mucho tiempo y trata de difundir a los efectos de generar mayor conciencia entre los actores del poder político y empresarial que deben apoyar e impulsar este proyecto.
EL PUEBLO, dialogó con Ancel, quien comentó que si Salto no se moviliza para integrarlo, puede correr el riesgo de quedarse fuera del mismo y que se tomen otros puntos de ingreso al país, perdiendo así una gran posibilidad de desarrollo, ya que aún falta el apoyo necesario para que este proyecto salga adelante.
Al respecto informó que Salto tiene una ventaja sobre otras ciudades del país por su posición geopolítica, que lo señalan como un punto estratégico, por tener obras de infraestructura que acompañan el desarrollo del corredor, ya que éste no significa únicamente transporte de carga, Salto es un polo en logística, comunicación y turismo que debe ser aprovechado, permitiendo al departamento vender servicios, comentó el licenciado.
La idea que maneja Ancel es que este corredor bioceánico permita a los países que lo utilicen acceder a diferentes puentes sobre el río Uruguay que le den entrada y salida  a sus productos y a estos efectos señaló como ejemplo la posibilidad de que “50 camiones que circulen diariamente por Bella Unión le ofrecería una dinámica diferente a la región”
LA RUTA COQUIMBO-
PORTO ALEGRE
PASANDO POR SALTO
El corredor bioceánico, tiene como definición “bajar los kilómetros de distancia” y esto se lograría si se toman algunas de las rutas que ofrece este corredor bioceánico con Salto como una de las ciudades de tránsito en dicho corredor.
Una de las rutas trazadas comprende la ciudad de Coquimbo (Chile), Paraná (Argentina), Salto (Uruguay) y Porto Alegre (Brasil), lo que implicaría el aprovechamiento de una autovía, de la ruta 31 y un atajo a la ruta rural para acortar distancias que involucre a Massoller-Rivera, fomentando diferentes zonas del país, explicó el entrevistado.

En el marco de las actividades que viene organizando la Universidad Católica sede Salto, con motivo de la celebración de su décimo aniversario, se presentó en la noche del viernes último la conferencia a cargo del licenciado en relaciones internacionales Alejandro Ancel, quien disertó sobre el Corredor Bioceánico, un tema que viene estudiando desde hace mucho tiempo y trata de difundir a los efectos de generar mayor conciencia entre los actores del poder político y empresarial que deben apoyar e impulsar este proyecto.

EL PUEBLO, dialogó con Ancel, quien comentó que si Salto no se moviliza para integrarlo, puede correr el riesgo de quedarse fuera del mismo y que se tomen otros puntos de ingreso al país, perdiendo así una gran posibilidad de desarrollo, ya que aún falta el apoyo necesario para que este proyecto salga adelante.

Al respecto informó que Salto tiene una ventaja sobre otras ciudades del país por su posición geopolítica, que lo señalan como un punto estratégico, por tener obras de infraestructura que acompañan el desarrollo del corredor, ya que éste no significa únicamente transporte de carga, Salto es un polo en logística, comunicación y turismo que debe ser aprovechado, permitiendo al departamento vender servicios, comentó el licenciado.

La idea que maneja Ancel es que este corredor bioceánico permita a los países que lo utilicen acceder a diferentes puentes sobre el río Uruguay que le den entrada y salida  a sus productos y a estos efectos señaló como ejemplo la posibilidad de que “50 camiones que circulen diariamente por Bella Unión le ofrecería una dinámica diferente a la región”

LA RUTA COQUIMBO-

PORTO ALEGRE

PASANDO POR SALTO

El corredor bioceánico, tiene como definición “bajar los kilómetros de distancia” y esto se lograría si se toman algunas de las rutas que ofrece este corredor bioceánico con Salto como una de las ciudades de tránsito en dicho corredor.

Una de las rutas trazadas comprende la ciudad de Coquimbo (Chile), Paraná (Argentina), Salto (Uruguay) y Porto Alegre (Brasil), lo que implicaría el aprovechamiento de una autovía, de la ruta 31 y un atajo a la ruta rural para acortar distancias que involucre a Massoller-Rivera, fomentando diferentes zonas del país, explicó el entrevistado.