Se celebró Primer Encuentro de Exalumnos de la Escuela Rural No. 22 de Palomas

El pasado 9 de diciembre se cumplió el Primer Encuentro de Exalumnos Palomas 2017 en la Escuela Rural No. 22.

El maestro Alberto Souza rememoró los momentos trascendentes que se vivieron en el evento y sus años de labor. El evento fue organizado por un grupo de exalumnos que comenzaron la organización del mismo tres o cuatro meses atrás, con la colaboración de la docente directora. Paralelamente en la capital del país, otro grupo de exalumnos realizaron reuniones con el mismo motivo, estando en comunicación permanente con el grupo salteño. “Poco a poco fueron sorteando las dificultades hasta que llegó el día esperado donde más de doscientas personas visitaron la escuela que fue inaugurada el 20 de abril de 1930” – detalló Souza.

Desde el primer momento que se encontraron los exalumnos se vivieron momentos de gran emotividad. “Se abrazaron aquellos niños que hoy son hombres y mujeres que no se veían hacía más de treinta años (generación 1959 – 1988). Tuve alumnos que hoy ya tienen más de sesenta años” – subrayó el maestro.
El acto empezó con la interpretación del Himno Nacional por parte de los niños y del público. Luego el maestro de ceremonia hizo una reseña de los treinta años de trabajo del maestro Alberto Souza. “Llegué en 1959 encontrando un centro escolar en absoluto mal estado. No había ventanales y la cocina comedor era un pequeño depósito.
Contábamos con solamente un salón de clase. La vulnerable infraestructura necesitaba una refacción general”.
UN PLAN DE TRABAJO
El Maestro Souza se trazó un plan de trabajo. La idea era lograr un local escolar con frente y jardín, preparar un predio para la huerta y campo para deportes.
“Comenzamos por el frente eliminando los tejidos y se construyó un murito bajo, con pilares y tejido, también un portón de caños. El letrero de la escuela lo hizo un exalumno, Carlos Pinatto.
Todos los trabajos de construcción del muro fueron hechos por ex alumnos de la escuela y el vecino Andrés González.
Se contó a su vez con el apoyo total de la Comisión Fomento, presidida por Carlos Rubido y mediante un préstamo bancario a nombre del Maestro Souza – con el trabajo de todos – se fue pagando y costruyendo la escuela.
Las aberturas y obras de carpintería fueron hechas por el exalumno Ramón Sisnández; se contó con la donación de José Luis Amorín del establecimiento La Perla, del establecimiento Santa Ercilia de Mario Bortagaray y sus hijos.
Año tras año se fueron programando nuevas obras para la escuela, construcción del comedor para los niños, cocina más amplia y buena iluminación, cercado con tejido y postes de hormigón en el predio de la huerta, construcción del campo de deportes con nivelación del terreno para la cancha de fútbol y vóleibol con maquinaria de la Intendencia y juegos. Construcción de la vivienda para los maestros del predio escolar.
Es de destacar que la nueva aula fue construida por el exalumno Ramón Silva y contó con la colaboración de Ramón Sisnández y Andrés González.
El mantenimiento de pintura de la escuela se hizo cada cinco años con la finalidad de mantenerla en buen estado. “En estos trabajos nos fuimos conectando paulatinamente, siempre respaldados por el gran trabajo y apoyo de las comisiones de fomento.
Los nombres de quiénes estuvieron al frente de las comisiones – Zaida Matto, Néstor Silva, Antonio González, Jaime Goriz,Adela Fernández, Juana Olivera, Juana Chimorro, María Isabel Cristaldo, Laudimirio Gumersindo Peyró. Olivio Bonilla y otros.
En el fútbol escolar se pudo ganar 29 copas y entre las copas de los mayores ascienden a más de 50 que quedan en el historial de la escuela. Todos estos años trabajaron allí un total de 36 maestros. El Maestro Alberto Souza fue el impulsor de las obras en la escuela y a sus ochenta años sigue involucrado con la misma. Recibió plaquetas de reconocimiento por su valiosa labor.
En el acto se liberaron al cielo 50 globos blancos en homenaje a los exalumnos desaparecidos, se revivieron en pantalla gigante algunas instancias de la escuela.
A posteriori se pudo degustar del asado y acompañamiento, vendiéndose 130 tickets; el exalumno Juan Carlos Irrazábal donó la leña; Norma Silva y Marilina Aristegui se dedicaron a la venta de las tortas. También se hace un profundo agradecimiento a la familia Pinatto, Edgar Tejeira, Elsi Tabárez, Patricia Gómez y otros.
Los organizadores Cachito, Norma, Marilín, Fabián, Nilda y Lilián que quedaran sin dudas en la memoria de la escuela.
“Como representante del pueblo, comencé haciendo los escritos a MEVIR para conseguir recursos para la reconstrucción de la escuela y pude contar con la colaboración del Presidente de MEVIR en Salto. Los trámites llevaron dos años, finalmente llegó la orden de comienzo y en 1995 tuvimos la gran alegría de estar presentes en la inaguración de la misma que hoy cuenta con todas las comodidades. El ex alumno Alfredo Cristaldo fue el ganador hace tres años atrás del concurso para diseñar la bandera del pueblo Palomas” – recordó el maestro Souza.
En la memorable fiesta, el docente fue acompañado por sus cuatro hijos: Fabián, Fabricio Rosana y Leonardo.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...