Se cumplieron III Jornadas de Prevención sobre el uso de bebidas alcohólicas en la Educación

Inspección Departamental convocó a escuelas del departamento a participar en las III Jornadas de Reflexión sobre prevención del uso de bebidas alcohólicas en la Educación, que se llevaron a cabo el pasado 13 de octubre.
¿Por qué abordar el tema? Las bebidas alcohólicas son las drogas más consumidas en nuestro entorno sociocultural, de las que más se abusa estando su consumo asociado a problemas sociales y sanitarios: siniestros de tránsito, violencia doméstica y social, problemas de salud, etcétera.
Su consumo genera una gran variedad de situaciones las que involucran a la persona que consumió y a su entorno inmediato, las complicaciones pueden ir desde una situación que incida en la forma de relacionarse con otra persona hasta complicaciones médicas graves. No obstante, hay una gran naturalización social del tema, lo que torna relevante su abordaje involucrando a toda la sociedad.
¿Por qué tratar el tema con niños, niñas y adolescentes? Si bien el consumo de alcohol es infrecuente durante la niñez, a partir de la adolescencia este presenta una marcada prevalencia, existiendo un cambio cualitativo y cuantitativo en el consumo que podría expresarse mediante la siguiente fórmula: quienes consumen, comienzan más temprano y consumen más.
La edad promedio de inicio del consumo de bebidas alcohólicas es antes de los 15 años y dos de cada tres estudiantes que han consumido alcohol en los últimos 15 días, lo ha hecho en exceso.
El consumo en esta etapa de desarrollo, además de los riesgos inmediatos (accidentes, intoxicaciones, tener relaciones sexuales sin cuidarse, etc.), puede tener implicancias sobre el desarrollo cognitivo, emocional, psicológico y social. ¿Por qué involucrar a las familias y a la comunidad educativa?
El mundo adulto tiene la responsabilidad de proteger y acompañar el desarrollo de los niños, niñas y adolescentes, además de cuidar de sí mismo.
Es importante el apoyo y comprensión, así como poner límites en forma adecuada.
Los adolescentes necesitan que sus adultos significativos, se encuentren abiertos al diálogo, pero también que expresen sus opiniones y se mantengan firmes a la hora de cuidarlos.
Compartir momentos como las comidas, saber dónde están los hijos o simplemente conversar de sus vidas, son factores de protección, tanto para desnaturalizar el consumo, como para promover un acercamiento vincular que fortalezca a todos sus miembros. Además de ocuparse de contenidos programáticos, la comunidad educativa también promueve valores, actitudes y pautas de conducta, abordando temas relacionados a la libertad, la solidaridad, la salud, el cuidado de sí mismo y de los demás.
El trabajo de prevención puede planificarse en este sentido con acciones graduales y coordinadas que se deben generar en espacios curriculares y extracurriculares.
SUGERENCIAS DIDÁCTICAS PARA ABORDAR EL TEMA
Las dinámicas lúdicas y grupales contribuyen a la participación activa, generando roles diferentes a los habituales.
Las metodologías que aseguran la interacción entre pares con una persona coordinadora, son las más efectivas en la prevención.
Con estas dinámicas se facilita abordar las ideas, intereses y realidad cotidiana de los niños, niñas y adolescentes.
En este tipo de juegos, dos o más alumnos representan una determinada situación concreta, asumiendo los roles del caso y posteriormente se reflexiona sobre lo ocurrido. Puede llevarse a cabo con el objetivo de una simple escenificación lúdica o revivir una situación para abordarla.
Se pueden plantear situaciones simuladas en que se exploran estrategias de solución de problemas.
Por ejemplo, escenificar una salida entre amigos donde se problematiza el consumo; situaciones de vínculos de pareja donde intervenga el consumo, un padre que consume en forma frecuente en su casa y se generan problemas al respecto, etc.
Grupos de discusión. Se lleva a cabo una propuesta de trabajo en pequeños grupos, pudiendo trabajar con textos diferentes. Se ponen en común los aportes de cada uno y se realiza una producción final, que puede ser a través de un relato de lo trabajado, elaboración de un diario, afiche, programa radial, dramatización, otros recursos expresivos.
JUICIOS, JURADOS Y DEBATES
Información de interés. Se presenta una noticia polémica, un artículo o suceso. Se dramatiza asignando roles de acusado, fiscal, abogado defensor, tribunal, juez, etc. Se brinda un tiempo de trabajo para que preparen sus acciones de acuerdo con su rol y el docente conduce el juicio. Para debatir, un subgrupo argumenta defendiendo una postura y otros la contraria.
Los efectos del alcohol dependen de distintas variables como las características de la persona (su personalidad, edad, sexo, expectativas); el tipo de bebida (su graduación alcohólica, su precio, calidad, las cantidades y la frecuencia con la que se toma).
Cuando se generan efectos negativos para la persona y su contexto.
Sin embargo esto es muy variable, ya que lo que es negativo para una persona puede no serlo para otra.
A su vez, determinar si el consumo provocó un problema familiar o, el problema familiar estaba antes y el consumo sólo lo puso en evidencia. Hay diferencias físicas entre mujeres y varones que hacen que la intoxicación sea más rápida en mujeres y el alcohol permanezca más tiempo en su organismo, prolongando sus efectos.
Además, es frecuente que se trate diferente a varones y mujeres, lo que incide también en la forma de consumir.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...