Se da a conocer estudio de investigación: “Claves para una política pública sostenible en Educación y TIC en Uruguay”

La ANEP recientemente dio a conocer el estudio de investigación “Claves para una política pública sostenible en Educación y TIC en Uruguay”. En dicho trabajo se hace un análisis de
la tecnología está modifcando signifcativamente todos los ámbitos de la sociedad; sin embargo, la escuela1 como tal parece haber quedado al margen de este proceso, a pesar de los esfuerzos que en los últimos 30 años han realizado los gobiernos a través de diversos planes y programas de inclusión de tecnologías digitales en el sistema educativo. Los expertos plantean de diferentes maneras que las tecnologías están modifcando profundamente nuestras costumbres y hábitos, lo que abre una nueva brecha entre lo que ocurre con ellas tanto dentro como fuera de la escuela.
En trabajo “Claves para una política pública sostenible en Educación y TIC en Uruguay” se analizan algunos aspectos relacionados con los procesos de incorporación de tecnologías digitales en el aula, en distintos tiempos y formatos, así como algunas contradicciones que surgen de las propuestas, como por ejemplo la necesaria modifcación pedagógica de la escuela y el intenso interés en encontrar mejoras en los resultados curriculares con los estándares de evaluación tradicionales. educacióntic001
Asimismo, se revisarán las continuidades, las inercias y las rupturas que se producen en la escuela y sus actores cuando aparecen en escena los planes de universalización del uso de las tecnologías digitales.
¿TECNOLOGÍAS NEUTRALES?
La tecnología está modifcando rápida y drásticamente una gran cantidad de actividades humanas.
El acceso a ella, cuando se tiene, modifca signifcativamente nuestras modalidades de contacto con la información, la educación y nuestras formas de comunicarnos.
Las tecnologías de la información y la comunicación están ahí y se quedarán por mucho tiempo, están transformado el mundo y hay que tenerlas en cuenta en el campo de la educación.
Es así que en nuestro país la discusión acerca de si se deben introducir o no de tecnologías en la escuela ha sido saldada, ya que Plan Ceibal mediante, a partir del año 2007 se distribuyen computadoras portátiles con conectividad a internet, de forma gratuita y en propiedad, a todos los alumnos de las escuelas primarias y centros de educación media básica públicos.
En este sentido, se garantiza la dotación de la infraestructura básica para su utilización en clave educativa.
Lo que queda en cuestión es la forma y los sentidos en que esta es utilizada en los centros educativos, lo cual está estrechamente relacionado con la actitud y la postura de los colectivos docentes y los equipos directivos.
Por tanto, las tecnologías digitales no pueden ser consideradas meros instrumentos o herramientas, que el docente debe intentar incorporar concienzudamente a sus prácticas, sino que su uso sostenido y el mero hecho estar inmersos en ellas, las transforma en medios estructuradores de pensamiento.
En este sentido, se afirma que los educadores para los medios tienen que cuestionar el uso meramente instrumental de la tecnología –la idea de que la tecnología es simplemente una herramienta neutral para llevar información.
A modo de ejemplo, la concepción temporal de las comunicaciones ha sido drásticamente modifcada por el uso sistemático de la mensajería de texto a través de teléfonos móviles.
Los procesos de incorporación de las tecnologías en clave educativa han sido muy diversos, tanto entre los diferentes países como al interior de cada uno de ellos.
En este sentido, mientras en Argentina la introducción de las TIC se llevaba a cabo a través de una política nacional en la enseñanza media, y más concretamente en programación a través de BASIC, en el país surgió a raíz de instancias privadas, con un fuerte enfoque desde la programación en Logo2 .
Los intentos de masifcar la informática en la educación recorrieron distintos caminos hasta el día de hoy, llegando hasta la implementación de planes y programas bajo la modalidad una computadora por alumno
En Uruguay desde 2007, a través del Plan Ceibal, se ha universalizado el acceso a estos dispositivos en toda la enseñanza primaria y media básica, mientras que en Argentina el plan “Conectar Igualdad “se ha centrado en enseñanza media, y las implementaciones en enseñanza primaria están marcadas por iniciativas provinciales o municipales.
En otros países, como por ejemplo Perú, Colombia, Brasil, Paraguay, México, Haití y Nicaragua, la implementación de la modalidad está concentrada puntualmente en regiones y en varios casos a cargo de fundaciones.
Así es que a pesar de que las tecnologías digitales han rondado la escuela durante más de 25 años, en la mayoría de los casos han sido depositadas en las manos de profesores especializados o de docentes altamente motivados por las posibilidades innovadoras que ofrecen las TIC para los procesos educativos y particularmente para la función de aprendizaje
Durante muchos años, tanto en la enseñanza primaria como en la media, la utilización de tecnologías digitales estuvo en manos de docentes especializados, contratados específcamente para ese fn, que trabajaban en aulas específcas debidamente acondicionadas para tal propósito.
La modalidad 1:1 funciona como un Caballo de Troya, llevando las tecnologías al interior de las aulas y, con ellas, el potencial para el cambio educativo y la innovación didáctica y pedagógica.
Está claro que tanto las prácticas de aula como los formatos escolares ya no pueden mantenerse ajenos a las transformaciones del mundo extraescolar en el que los estudiantes y los propios docentes se encuentran inmersos, y es precisamente por ello que o se someten al imperativo del cambio o se encaminan sin remedio a la extinción.







El tiempo


  • Otras Noticias...