Se hace efectiva este año la regionalización del Plan Departamental de Lectura

Como noticia especial de este año, el Plan Departamental de Lectura efectiviza su regionalización, para el segundo semestre de este año deberán estar las referentes de: Artigas, Rivera, Tacuarembó y Río Negro trabajando con María Luisa de Francesco de Salto y Mabel de Agostini de Paysandú.
Es prioridad fijar la zona norte completa para dicho Plan.
Las referentes serán formadas en la modalidad dinámicas de lectura, tecnología, distribución de acervos y evaluaciones de resultados.
Para ello asistirán a cursos en el aula virtual del MEC y a jornadas de formación e información en Salto y Paysandú.
La regionalización del Plan apunta a: tener forma y características propias del departamento y la región.
Consolidar una red en la zona donde la comunicación y el intercambio de experiencias, permita el enriquecimiento.
También se propone estar más cerca de los lineamientos generales del Plan en Montevideo con intercambio propicio de las actividades.
Este año será un año realmente movido para esta región que es la primera en tener forma y modo propio.
“Esperamos que las compañeras designadas en la formación de referentes, puedan con el desafío y se sientan dispuestas” – manifestó la máxima referente en Lectura, Lic. María Luisa De Francesco.
Las personas seleccionadas deberán hacer los cursos en el aula virtual del MEC: Formación de mediadores de lectura para jóvenes y Mediadores de lectura para niños.
También deberán asistir a algunas actividades puntuales en Salto y Paysandú.
Luego deberán elevar un informe sobre su trazado de futuras actividades a Montevideo, sede central del PNL, y ahí se establecerá la contratación, de acuerdo a la evaluación final.
“Realmente pensamos que es una muy buena decisión de la dirección del Plan y estamos deseosas de marcar nuestra región como una de las pioneras en animación de lectura”.
LOS BENEFICIOS DE
LA LECTURA COMO
HERRAMIENTA
La fundación Pro Humana sostiene que lectura es una herramienta extraordinaria de trabajo intelectual ya que pone en acción a la mente y agiliza la inteligencia.
Además aumenta nuestra cultura,  proporciona información, conocimientos y exige una participación activa, una actitud dinámica que transportará al lector a ser protagonista de su propia lectura, y no dejarlo actuar sujeto paciente.
Es necesario, fomentar nuestra costumbre por la lectura día a día, ya que por medio de esta, accederemos además a poseer buena escritura, y por ende a expresar mejor nuestras ideas, proyectos, pensamientos y argumentos a la hora de manifestar inquietudes.
Se sabe que los países más desarrollados cuentan con los índices más altos de lectura y, entonces, la riqueza de esas sociedades se configura desde un elevado umbral cultural.
Por otra parte la costumbre de acercarse a los libros, es inculcada a los niños desde pequeños, integrando el mundo de las letras a la vida cotidiana.
Sobre la base de esa premisa, es de suma importancia fomentar en los niños el hacer de la lectura un hábito, ya que significará que en el futuro nos encontremos con personas más conocedoras de las distintas realidades y por ende más tolerantes y conscientes de la diversidad.
Es por ello que se hace necesario no solo el entregar las herramientas a los infantes para incentivarlos a leer, sino también que vean en los más grandes la costumbre de vivir entre libros, revistas y textos interesantes, y que se les de la importancia que se merecen, como arma de cultura.

Como noticia especial de este año, el Plan Departamental de Lectura efectiviza su regionalización, para el segundo semestre de este año deberán estar las referentes de: Artigas, Rivera, Tacuarembó y Río Negro trabajando con María Luisa de Francesco de Salto y Mabel de Agostini de Paysandú.

Es prioridad fijar la zona norte completa para dicho Plan.

Las referentes serán formadas en la modalidad dinámicas de lectura, tecnología, distribución de acervos y evaluaciones de resultados.

Para ello asistirán a cursos en el aula virtual del MEC y a jornadas de formación e información en Salto y Paysandú.

La regionalización del Plan apunta a: tener forma y características propias del departamento y la región.

Consolidar una red en la zona donde la comunicación y el intercambio de experiencias, permita el enriquecimiento.

También se propone estar más cerca de los lineamientos generales del Plan en Montevideo con intercambio propicio de las actividades.

Este año será un año realmente movido para esta región que es la primera en tener forma y modo propio.

“Esperamos que las compañeras designadas en la formación de referentes, puedan con el desafío y se sientan dispuestas” – manifestó la máxima referente en Lectura, Lic. María Luisa De Francesco.

Las personas seleccionadas deberán hacer los cursos en el aula virtual del MEC: Formación de mediadores de lectura para jóvenes y Mediadores de lectura para niños.

También deberán asistir a algunas actividades puntuales en Salto y Paysandú.

Luego deberán elevar un informe sobre su trazado de futuras actividades a Montevideo, sede central del PNL, y ahí se establecerá la contratación, de acuerdo a la evaluación final.

“Realmente pensamos que es una muy buena decisión de la dirección del Plan y estamos deseosas de marcar nuestra región como una de las pioneras en animación de lectura”.

LOS BENEFICIOS DE LA LECTURA COMO HERRAMIENTA

La fundación Pro Humana sostiene que lectura es una herramienta extraordinaria de trabajo intelectual ya que pone en acción a la mente y agiliza la inteligencia.

Además aumenta nuestra cultura,  proporciona información, conocimientos y exige una participación activa, una actitud dinámica que transportará al lector a ser protagonista de su propia lectura, y no dejarlo actuar sujeto paciente.

Es necesario, fomentar nuestra costumbre por la lectura día a día, ya que por medio de esta, accederemos además a poseer buena escritura, y por ende a expresar mejor nuestras ideas, proyectos, pensamientos y argumentos a la hora de manifestar inquietudes.

Se sabe que los países más desarrollados cuentan con los índices más altos de lectura y, entonces, la riqueza de esas sociedades se configura desde un elevado umbral cultural.

Por otra parte la costumbre de acercarse a los libros, es inculcada a los niños desde pequeños, integrando el mundo de las letras a la vida cotidiana.

Sobre la base de esa premisa, es de suma importancia fomentar en los niños el hacer de la lectura un hábito, ya que significará que en el futuro nos encontremos con personas más conocedoras de las distintas realidades y por ende más tolerantes y conscientes de la diversidad.

Es por ello que se hace necesario no solo el entregar las herramientas a los infantes para incentivarlos a leer, sino también que vean en los más grandes la costumbre de vivir entre libros, revistas y textos interesantes, y que se les de la importancia que se merecen, como arma de cultura.