Se mantiene nivel del río, número de evacuados y se espera que esta noche empiece la etapa de descenso

«La información no ha variado demasiado. El nivel del río se mantiene” fueron las primeras palabras que el coordinador del Centro Coordinador de Emergencias Departamentales, mayor retirado Sergio Acuña, expresó en diálogo con EL PUEBLO. Expresó, además, que incluso algunas familias han vuelto a sus casas en la zona del arroyo Ceibalito. Para el coordinador ya se están planificando las tareas pensando en el retorno y reconoció que el gobierno departamental estudia y analiza varias propuestas de posible realojo de algunas familias, para que de una vez por todas dejen de ser damnificadas.
12,28 METROS
Sobre las 21 horas de ayer el propio Acuña verificó que la altura del río era de 12,28 metros (en la regla que se ubica en la cercanía de Casa de Gobierno).  “No va a superar los 12,50 metros y se supone que a partir de mañana en la noche (por hoy viernes) probablemente comience a bajar un poco”. Confirmó que “en la noche el río no crece, porque no se evacúa agua desde el complejo de Salto Grande. El informe del mediodía (13:40 hs) de ayer expresaba que se iba a evacuar hasta 19 mil metros cúbicos por segundo, pero no más allá de los 12,50 metros de nivel”.
INCAMBIADO
No hay más evacuados. Es más, indicó Acuña que “tres familias que estaban apostadas a la vera del arroyo Ceibalito ya volvieron a sus casas sin problemas”. El Comité no se reunió en el día de ayer, pero ya había definido la estrategia de intervención en el venidero operativo de retorno a las casas cuando eso ocurra. “Para la reconstrucción de las zonas afectadas es necesario las inspecciones de UTE, la limpieza, las inspecciones con oficiales de Higiene e integrantes del Comité, para que luego se de el retorno de las familias”.
¿Se está estudiando la posibilidad de reubicar a las familias afectadas en alguna zona no inundable?
“Ese es el deseo de todo el equipo de gobierno departamental. Pero para ello hay que analizar muy bien las cosas, porque realojar a las familias significa un Plan de Viviendas y esas son cosas que hay que tramitarlas y planificarlas porque todo tiene un costo, que hay que evaluarlo”
¿Se ha avanzado algo en la búsqueda de terrenos o proyectos?
Acuña dijo que se está evaluando la posibilidad de armar algún sistema similar al del Plan Juntos, incluso en la zona cercana a un grupo de casas del mismo. Hace referencias a los terrenos ubicados a metros de calle Patulé, cerca del cruce de la vía férrea, en la zona de “La Gaviota”, en el acceso sur de la ciudad.
“Se están evaluando todas las posibilidades para ver cuál se puede concretar” dijo Acuña. Agregó que “a veces no es tan fácil de concretar, y donde también se involucra, a nivel nacional, al Ministerio de Vivienda. A la Intendencia no le alcanza el presupuesto para eso pero se está trabajando en posibles convenios”.
LOS AUTOEVACUADOS
Acuña manifestó que es complicado saber el número de personas y familias que se fueron de sus casas por sus propios medios, porque “no sabemos adónde van. Lo que sí tenemos son los datos de la gente que la intendencia evacuó a domicilios particulares”. Se trata de un grupo minoritario, observando el total de los evacuados, a los “que se le brindará el mismo apoyo que a todos”.

«La información no ha variado demasiado. El nivel del río se mantiene” fueron las primeras palabras que el coordinador del Centro Coordinador de Emergencias Departamentales, mayor retirado Sergio Acuña, expresó en diálogo con EL PUEBLO. Expresó, además, que incluso algunas familias han vuelto a sus casas en la zona del arroyo Ceibalito. Para el coordinador ya se están planificando las tareas pensando en el retorno y reconoció que el gobierno departamental estudia y analiza varias propuestas de posible realojo de algunas familias, para que de una vez por todas dejen de ser damnificadas.

12,28 METROS

Sobre las 21 horas de ayer el propio Acuña verificó que la altura del río era de 12,28 metros (en la regla que se ubica en la cercanía de Casa de Gobierno).  “No va a superar los 12,50 metros y se supone que a partir de mañana en la noche (por hoy viernes) probablemente comience a bajar un poco”. Confirmó que “en la noche el río no crece, porque no se evacúa agua desde el complejo de Salto Grande. El informe del mediodía (13:40 hs) de ayer expresaba que se iba a evacuar hasta 19 mil metros cúbicos por segundo, pero no más allá de los 12,50 metros de nivel”.

INCAMBIADO

No hay más evacuados. Es más, indicó Acuña que “tres familias que estaban apostadas a la vera del arroyo Ceibalito ya volvieron a sus casas sin problemas”. El Comité no se reunió en el día de ayer, pero ya había definido la estrategia de intervención en el venidero operativo de retorno a las casas cuando eso ocurra. “Para la reconstrucción de las zonas afectadas es necesario las inspecciones de UTE, la limpieza, las inspecciones con oficiales de Higiene e integrantes del Comité, para que luego se de el retorno de las familias”.

¿Se está estudiando la posibilidad de reubicar a las familias afectadas en alguna zona no inundable?

“Ese es el deseo de todo el equipo de gobierno departamental. Pero para ello hay que analizar muy bien las cosas, porque realojar a las familias significa un Plan de Viviendas y esas son cosas que hay que tramitarlas y planificarlas porque todo tiene un costo, que hay que evaluarlo”

¿Se ha avanzado algo en la búsqueda de terrenos o proyectos?

Acuña dijo que se está evaluando la posibilidad de armar algún sistema similar al del Plan Juntos, incluso en la zona cercana a un grupo de casas del mismo. Hace referencias a los terrenos ubicados a metros de calle Patulé, cerca del cruce de la vía férrea, en la zona de “La Gaviota”, en el acceso sur de la ciudad.

“Se están evaluando todas las posibilidades para ver cuál se puede concretar” dijo Acuña. Agregó que “a veces no es tan fácil de concretar, y donde también se involucra, a nivel nacional, al Ministerio de Vivienda. A la Intendencia no le alcanza el presupuesto para eso pero se está trabajando en posibles convenios”.

LOS AUTOEVACUADOS

Acuña manifestó que es complicado saber el número de personas y familias que se fueron de sus casas por sus propios medios, porque “no sabemos adónde van. Lo que sí tenemos son los datos de la gente que la intendencia evacuó a domicilios particulares”. Se trata de un grupo minoritario, observando el total de los evacuados, a los “que se le brindará el mismo apoyo que a todos”.