Se producen otras veinte vacantes en la policía

Se producen otras veinte vacantes en la policía

Algunos de los nuevos integrantes de cuerpo de Policía de Salto  

Ya se produjeron 20 vacantes, hay 600 policías para atender a 130 mil personas

Comando distribuirá dónde sean «más necesarios» los 49 nuevos policías que ingresaron el viernes

Fueron 49 los nuevos policías que ingresaron a cumplir funciones desde el pasado viernes en la Jefatura de Policía de Salto. Ese día se realizó un acto en la Escuela Departamental de Policía, ubicada en el predio lindero a la Cárcel local, por la calle Defensa en inmediaciones del barrio Williams.

Allí, las autoridades hablaron de la importancia del ser policía, de la abnegada función que cumplen y de la vocación de servicio que debe tener un funcionario para cumplir una tarea de estas características.

Luego vino la entrega de los diplomas, el reconocimiento de los presentes, la celebración con sus familiares y se cumplió una etapa, la de la preparación. Pero al día siguiente comenzó la otra parte, la más difícil. Las autoridades comenzaron a desentrañar cuál de todas las unidades policiales presentan las mayores dificultades y necesitan contar con más efectivos para atender los requerimientos de la gente.

Esto, ocurriría el sábado, donde los principales jerarcas evaluarían donde colocar a los 49 policías para que se note su presencia y así puedan paliar la escasez de funcionarios existente, según confirmó a EL PUEBLO, el jefe de Policía de Salto, Carlos Ayuto.   

Pero el abanico de posibilidades es muy grande, ya que las necesidades son muchas, según dejó traslucir el máximo jerarca policial del departamento, al ser consultado por este diario, en relación a este tema.

En definitiva, la situación se dilucidará en las próximas horas cuando se reúna el Comando de la Jefatura y allí se diseñe el plan de acción de seguridad de nuestro medio.

VARIOS NENES PARA EL MISMO TROMPO

Pero el entusiasmo por los nuevos ingresos cae por su propio peso, ya que al 1º de marzo, se generaron 20 nuevas vacantes que aumentan el número de plazas que necesitan ser ocupadas para poder contar con la cantidad de personal adecuado y así atender en forma óptima los requerimientos de la población.

La Jefatura de Policía cuenta con más de 600 funcionarios, de los cuales unos 300 cumplen tareas ejecutivas, esto es patrullajes y asistencia a las denuncias por hechos delictivos.

Los mismos están distribuidos en 16 seccionales policiales las que están diseminadas por todo el departamento. Es en ellas donde se registran las principales vacantes, pero además, la Jefatura cuenta con varios departamentos que también tienen la necesidad de ser cubiertos como es el caso de la Policía Técnica, la Dirección de Investigaciones, la Brigada de Policía de Tránsito, y principalmente la Unidad Especializada de Violencia Doméstica que ve como aumentan diariamente el número de casos a ser atendidos.

Pero también hay otra piedra en el zapato y ese es el denominado Centro de Rehabilitación o Cárcel Departamental, donde existe un número acotado de funcionarios y se hace necesario contar con más personal para poder mantener el lugar bajo control y con guardia permanente.

Ayuto consignó a EL PUEBLO que «analizará detalladamente» cómo puede hacer para redistribuir  esta cantidad de nuevos policías, en los «lugares donde más se los necesite», aunque afirmó que «en todos lados es necesario contar con más funcionarios».

En ese sentido, y atendiendo al número de vacantes que ya volvieron a generarse por concepto de retiros y bajas administrativas, «no pasará mucho tiempo», dijo, que el Comando de la Jefatura elaborará un nuevo proyecto que será enviado al Ministerio del Interior para que, de aprobarlo, se generen nuevos cursos en la Escuela Departamental con la intención de que haya ingresos nuevos.

Es que así está posicionada hoy la Policía de Salto, con 600 funcionarios, 300 de ellos que son efectivos de calle, los que deben atender los problemas que presenta una población de alrededor 130 mil personas, distribuidos en más de 100 barrios en la ciudad y un importante número de localidades y centros poblados del interior del departamento.