Se reunió ayer en Salto el Plenario Nacional de la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea

Estuvieron presentes delegados sindicales de todo el país

4

El plenario de la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL) se reunió ayer en Salto, en las instalaciones de Ferro Carril Fútbol Club, con la participación de delegados sindicales provenientes de Maldonado, Cerro Largo, Florida, San José, Colonia, Paysandú, Montevideo, Río Negro, entre otros departamentos del país e integrantes locales del Sindicato de Obreros de la Industria Láctea de Salto (SOILS). Dicho Plenario nacional se reúne de manera mensual, y, según el secretario general de la federación, Luis Goichea, “es de suma importancia estar en todos aquellos lugares en donde tenemos sindicatos de empresa o de la industria láctea”. En la  jornada los sindicatos presentaron informes de sus realidades particulares, de los que surgen problemáticas comunes, como la preocupación por la seguridad y salud en el trabajo, categorización de tareas, niveles de salarios, empleo en baja zafra y alternativas al seguro de paro. Relató Goichea que en la FTIL “hay 35 sindicatos organizados, que van desde organizaciones que cuentan con  10 o 12 afiliados hasta los 1200 afiliados de CONAPROLE.

NEGOCIACIÓN COLECTIVA

El secretario general de FTIL indicó a EL PUEBLO que “somos fieles defensores de la negociación colectiva y de los Consejos de Salarios. Hemos avanzado y hemos extendido muchos beneficios y , también hemos rescatado otras conquistas de los años ´80, que se habían perdido. En la industria láctea hay 5 grandes frentes en los que la federación negociará: el de recolección  de leche (con Acuerdo vigente hasta el 31 de diciembre de 2010), la industria láctea propiamente dicha (con Acuerdo vigente también hasta fin de este año 2010), el sector de distribución de lácteos (con Acuerdo vigente hasta el 28 de febrero de 2011) y los sectores de fabricación de helado industrial y reposición de productos lácteos, que no han tenido ninguna ronda de consejos aún”.