Según el Fiscal de Corte “en Uruguay se produce el reclutamiento de niñas, adolescentes y mujeres para llevarlas al exterior”

Según el Fiscal de Corte “en Uruguay  se produce el reclutamiento de niñas,  adolescentes y mujeres para llevarlas al exterior”

Para Ubiría aún restan controles para combatir la trata de personas

“El Ministerio Público debe salir de la órbita del Poder Ejecutivo”

La trata de personas, la protección de testigos y la necesidad de autonomía institucional fueron algunos de los temas sobre los que el Fiscal de Corte, Rafael Ubiría, hizo mención a EL PUEBLO en su rauda visita  a Salto, el pasado 30 de noviembre. Abogó porque los testigos sean protegidos de manera eficaz, e indicó que en Uruguay hay “reclutamiento de niñas, adolescentes y mujeres mayores, para llevarlas a otro país”.

TRATA DE PERSONAS

El Fiscal de Corte participó días pasados en la “X Reunión Especializada de Ministerios Públicos del MERCOSUR”, celebrada en Brasilia. En dicha reunión se estableció un plan de trabajo sobre el combate regional de Trata de personas, sobre lo que Ubiría expresó que “el Uruguay está muy avanzado en este tema porque tiene consagrados los delitos de trata y de tráfico de personas, ya hace algún tiempo”. Agregó que “se está trabajando mucho en el tema de la capacitación tanto a nivel policial, como de nuestras Fiscalías, pero lamentablemente somos un país donde se está produciendo un reclutamiento de niñas, adolescentes y mujeres mayores, para llevarlas a otro país”. Cree que se está trabajando mejor en el tema de la prevención de ese delito y se tienen todos los elementos y herramientas para el combate.

SISTEMA DE PROTECCIÓN A LAS VÍCTIMAS Y TESTIGOS

Ubiría explicó que la figura del colaborador (tema objeto de un informe periodístico de EL PUEBLO en el pasado mes de junio) “hoy se aplica en los casos en que tienen competencias los Juzgados Especializados del Crimen Organizado, y es un instrumento valioso”. Pero considera que “hay que mejorar mucho en nuestro país el sistema de protección de víctimas y testigos, porque si no mañana puede suceder que el colaborador no quiera hacerlo porque va a tener miedo, y tenemos que ser eficaces en su protección. En un país tan chico como el nuestro se hace difícil, porque todo el mundo se conoce y queda todo muy cerca: un testigo que declaró en Montevideo, para protegerlo hay que cambiarle la identidad y se tiene que ir con su familia, pero ¿para dónde se va?. Si se viene para Salto, por ejemplo ¿está protegido?”. Ubiría entiende que actualmente no. Referido a este tema el titular de la Fiscalía de Corte, participó, a comienzos del pasado mes de noviembre en la “XVIII Asamblea General de la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos” (en Lima, Perú), cuyo documento final recomienda continuar trabajando sobre las llamadas “Guías de Santiago”, que procuran mejorar la atención y protección de las víctimas y testigos.

EL MINISTERIO PÚBLICO TIENE QUE SER AUTÓNOMO

Ubiría expresó que “todos los fiscales del país tenemos la opinión formada de que es necesario salir de la órbita del Poder Ejecutivo, salir del Ministerio de Educación y Cultura, pero tampoco depender de un Ministerio de Justicia, por ejemplo”. La idea es “o ser un servicio descentralizado o un órgano autónomo al estilo Corte Electoral o Tribunal de Cuentas, que tenga una mayor autonomía para que haya una mayor celeridad en los nombramientos, en los ascensos, y para que se dé una verdadera autonomía por parte del Ministerio Público”.

TAREA DEL MINISTERIO PÚBLICO Y FISCAL

El Ministerio Público y Fiscal, al que comúnmente llamamos “Fiscalía”, según nuestras leyes se encarga de la “defensa y representación de los intereses de la Sociedad en su actuación ante los tribunales, y de la vigilancia y defensa de los intereses  patrimoniales del Estado. A los Fiscales en general les compete vigilar  por  la pronta y recta administración de Justicia. Tienen independencia técnica, debiendo defender los intereses que le están encomendados como sus convicciones se lo dicten. El Cuerpo está ubicado en la esfera del Poder Ejecutivo, siendo una Unidad Ejecutora del Inciso Ministerio de Educación y Cultura. Tiene como misión “velar por la defensa de la sociedad, la defensa y protección del Estado en el ámbito que las  leyes  le asignan y el asesoramiento al Poder Ejecutivo y a la Justicia cuando le sea requerido”