Senado aprobó los fondos para la empresa Caputto y ahora esperan por el dinero para retomar la cosecha

Luego de varias idas y venidas, anuncios formulados por el propio ministro de Trabajo y la expectación masiva de los trabajadores, tras una acalorada sesión en Diputados y la presentación de argumentos de todos los colores en el Senado, fue aprobado ayer martes por unanimidad del cuerpo legislativo, con 27 votos, el proyecto de ley ingresado al Parlamento con urgencia por el gobierno creando el Fondo Citrícola, que habilita los recursos financieros para asistir a la empresa Cítricola Salteña (Caputto) con $ 115 millones de pesos, alrededor de US$ 3,5 millones de dólares.
El proyecto de ley fue votado el pasado viernes en la Cámara de Diputados también por unanimidad, también con votos de todos los partidos, por lo que ahora deberá ser remitido al Poder Ejecutivo para su promulgación. El monto del fondo es de $ 120 millones de pesos (US$ 3,6 millones) provenientes de la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE).
El artículo 4º del proyecto establece que, con el fin de atender los costos directos e indirectos de la cosecha, clasificación, empaque y venta de la producción citrícola y de jugos correspondientes durante la zafra, se transferirá a Caputto el importe referido, a través de un fideicomiso que será administrado por el síndico asignado por la Justicia, Fernando Cabrera, que actuará en representación de la Liga de Defensa Comercial. El préstamo se concede con un plazo de devolución de 12 meses.
Caputto solicitó el concurso de acreedores en febrero y ya fue aprobado por la Justicia. Al cierre del ejercicio de 2018 la empresa registró un pasivo por US$ 64 millones de dólares y un activo de US$ por 79 millones de dólares, sumado a pérdidas netas durante varios ejercicios consecutivos. La empresa le debe más de US$ 1 millón de dólares a los trabajadores y necesita al menos otro millón de dólares más para poder estar operativa.
La Liga de Defensa Comercial (Lideco) se comprometió con los trabajadores el pago salarial de la zafra que va a comenzar en los primeros días de abril, con los ingresos resultado de la cosecha. Las ventas de la empresa rondan los US$ 35 millones de dólares anuales representando un tercio de las ventas de todo el sector y el 80% es destinado al mercado externo. Caputto posee unas 3.500 hectáreas de las cuáles 1.500 están en reconversión varietal.
En 2016 hubo un cambio de preferencias del consumidor que dejó de inclinarse por la mandarina Satsuma -sobre todo en Europa-, lo que provocó un shock para la firma. Además, en 2018 los precios cayeron y a pesar de que la firma vendió activos para cancelar sus deudas no fue suficiente, hasta llegar al punto de no poder cumplir con sus compromisos comerciales.
CONCEPTOS
El pasado viernes las diputadas del Frente Amplio Catalina Correa y Manuela Mutti, junto al diputado Felipe Carballo, dijeron que la citricultura no estaba en crisis, sino que la que estaba en “CTI es la empresa Caputto”, los trabajadores del sector salieron al cruce en varios medios de prensa para decir lo contrario y referirse que con las actuales condiciones, entienden que el sector citrícola que otrora fue un pujante atraviesa un momento muy difícil.
“Es irresponsable decir lo contrario”, dijo un trabajador del sector a este diario quien se manifestó molesto con los dichos de las diputadas salteñas publicados por EL PUEBLO el pasado sábado. “No pueden decir que un sector que daba cientos de puestos de trabajo y que hoy está paralizado, sea por una empresa o por dos, no está en crisis”.
Con todo, el dinero llegará en cuestión de días y los trabajadores pretenden volver a sus puestos y sobre todas las cosas, cobrar sus haberes para poder retomar sus afectadas vidas.
(En base a Redacción y El Observador)