Sepultarán hoy en Salto a Richard Texeira, un ex futbolista salteño que fue asesinado en Montevideo

Hoy recibirán sepultura en Salto los restos del comerciante Richard Texeira Galli de 50 años de edad, asesinado de un disparo en la cabeza por dos rapiñeros menores de edad, al ser asaltado en su comercio, en el barrio Cerro de la ciudad de Montevideo.
Texeira, vivía en la capital del país desde hace varios años, aunque tenía sus familiares en Salto, en el barrio Ceibal de donde era oriundo. Por esa razón, sus restos fueron trasladados a nuestra ciudad en la noche de ayer y hoy serán sepultados en el cementerio central.
DEPORTISTA Y
FUNCIONARIO MUNICIPAL
Richard Texeira vivía en Montevideo hace años pero era oriundo de Salto, nació y creció en el barrio Ceibal en la cuadra de Orestes Lanza al 1400, donde todavía viven sus padres. Sus hijos residen en el mismo barrio, ya que al formar familia, vivió en la calle Washington Beltrán al 1100.
Fue un conocido jugador de fútbol de los equipos de Ceibal y Ferro Carril, y también funcionario municipal, desempeñándose como chofer de ómnibus.
Luego trabajó como camionero y se trasladó a Montevideo, donde se afincó en el barrio Cerro de la capital y abrió un almacén. Pero pasaron varios años, hasta que el martes pasado, dos menores entraron al lugar, le pidgieron el dinero y le descerrajaron un balazo en la cabeza que le deparó la muerte.
Ayer, dos menores de edad confesaron a la Policía haber dado muerte al almacenero en el Cerro. Ambos fueron detenidos ayer de mañana como sospechosos de haber asesinado a Texeira, durante la rapiña al local ubicado en el barrio Cotravi.
Fuentes de la Jefatura de Policía de Montevideo confirmaron al diario El País  que los detenidos confesaron haber dado muerte a Richard Texeira, de 50 años, de un disparo en la cabeza, pese a que el comerciante les entregó el dinero de la recaudación del día: $ 2.500 pesos. Si bien el hombre, que estaba en compañía de su mujer, llegó a ser trasladado grave al Hospital Maciel, falleció horas después pese al esfuerzo de los médicos por salvarle la vida. La Policía detuvo a los sospechosos en el mismo barrio donde ocurrió el homicidio.
g

Hoy recibirán sepultura en Salto los restos del comerciante Richard Texeira Galli de 50 años de edad, asesinado de un disparo en la cabeza por dos rapiñeros menores de edad, al ser asaltado en su comercio, en el barrio Cerro de la ciudad de Montevideo.

Texeira, vivía en la capital del país desde hace varios años, aunque tenía sus familiares en Salto, en el barrio Ceibal de donde era oriundo. Por esa razón, sus restos fueron trasladados a nuestra ciudad en la noche de ayer y hoy serán sepultados en el cementerio central.

DEPORTISTA Y

FUNCIONARIO MUNICIPAL

Richard Texeira vivía en Montevideo hace años pero era oriundo de Salto, nació y creció en el barrio Ceibal en la cuadra de Orestes Lanza al 1400, donde todavía viven sus padres. Sus hijos residen en el mismo barrio, ya que al formar familia, vivió en la calle Washington Beltrán al 1100.

Fue un conocido jugador de fútbol de los equipos de Ceibal y Ferro Carril, y también funcionario municipal, desempeñándose como chofer de ómnibus.

Luego trabajó como camionero y se trasladó a Montevideo, donde se afincó en el barrio Cerro de la capital y abrió un almacén. Pero pasaron varios años, hasta que el martes pasado, dos menores entraron al lugar, le pidgieron el dinero y le descerrajaron un balazo en la cabeza que le deparó la muerte.

Ayer, dos menores de edad confesaron a la Policía haber dado muerte al almacenero en el Cerro. Ambos fueron detenidos ayer de mañana como sospechosos de haber asesinado a Texeira, durante la rapiña al local ubicado en el barrio Cotravi.

Fuentes de la Jefatura de Policía de Montevideo confirmaron al diario El País  que los detenidos confesaron haber dado muerte a Richard Texeira, de 50 años, de un disparo en la cabeza, pese a que el comerciante les entregó el dinero de la recaudación del día: $ 2.500 pesos. Si bien el hombre, que estaba en compañía de su mujer, llegó a ser trasladado grave al Hospital Maciel, falleció horas después pese al esfuerzo de los médicos por salvarle la vida. La Policía detuvo a los sospechosos en el mismo barrio donde ocurrió el homicidio.

Háganos llegar su comentario