Sesquicentenario de la Bendición de la Piedra Fundamental de la Iglesia Catedral

Sesquicentenario de la Bendición de la  Piedra Fundamental de la Iglesia Catedral

El 3 de junio constituye una fecha importante en la historia del catolicismo salteño. En ese día del año 1866 se realizó la colocación y bendición de la piedra fundamental de la que sería nuestra iglesia catedral y templo central de la diócesis de Salto. La ceremonia fue presidida y realizada por Mons. Jacinto Vera, entonces vicario apostólico del estado, que había sido consagrado obispo el año anterior, y que en esos días realizaba su primera visita pastoral a nuestra ciudad.
NECESIDAD DE UN NUEVO EMPLO
Sabido es que la ciudad salteña fue extendiéndose desde la costa del río hacia el este en las primeras décadas del siglo XIX. El 1º de abril de 1855 tuvo lugar la inauguración de la Iglesia Nuestra Señora del Carmen, en el lugar que actualmente ocupa. La ciudad, entonces llegaba poco más allá del actual cruce de Uruguay y Larrañaga. Pero en los años siguientes se extendió más hacia el este, lo que motivó en la población la necesidad de un nuevo templo, tema que las autoridades eclesiásticas y civiles comprendieron y decidieron solucionar.
EL PÁRROCO MONTES DE OCA
Debemos al entonces Cura Párroco de la Iglesia del Carmen don Juan Nepomuceno Montes de Oca los datos que dejó escritos en el Libro Parroquial de la época, y que fueron tomados posteriormente por los historiadores Crisanto López y Rafael Firpo, entre otros.
El P. Montes de Oca, designado párroco del Salto por Mons. Vera, asumió como tal el 16 de julio de 1865.En sus escritos se presenta como “sacerdote español, (de la isla de la Gran Canaria), doctor en Sagrada Teología, bachiller en filosofía, ex Visitador Apostólico, don Juan N. Montes de Oca y Melián”.
Aparte de su actividad religiosa, dejó un importante aporte histórico, con su “Resumen Cronológico de esta Ciudad y Parroquia”, para cuya etapa anterior a la suya, recurre a la reseña histórica de Julián Serrano, de 1854, y luego describe, – según él expresa- “para facilitarles el trabajo a los futuros historiadores”, el periodo suyo comprendido entre 1865 y 1872 en que fue párroco en Salto.
ANTECEDENTES
Aludiendo al tema que nos ocupa, expresa el P. Crisanto López: “Uno de los proyectos inmediatos que tuvo en sus manos el Párroco Montes de Oca fue la construcción de un nuevo Templo. Habían pasado diez años desde la inauguración de la Iglesia del Carmen. La ciudad en 1855 llegaba hasta la altura de la actual calle Larrañaga. En 1865 ya se había formado la Plaza nueva y la edificación se había extendido por calle Uruguay al este, como así también el comercio.
Por otro lado, siendo Salto uno de los departamentos más progresistas del país, había recibido del Gobierno de Bernardo Berro el título de Ciudad que le fue otorgado el 8 de junio de 1863.
La iniciativa del nuevo Templo fue del Jefe Político, el Coronel Wenceslao Regules, quien deseando que el vecindario más alejado de la Iglesia del Carmen tuviera también servicio religioso, comunicó su idea al Párroco Montes de Oca y a los vecinos más influyentes del pueblo. Obtuvo respuesta afirmativa, pero muy pronto fue relevado del cargo, siendo sustituido por el Coronel Simón Martínez. Este, enterado del nuevo proyecto le promete cooperación incondicional. Fue así que… “se dirige por nota al Párroco Montes de Oca, comunicándole que la Junta Económico Administrativa lo había designado integrante de la Comisión pro nuevo Templo, junto a los Sres. José Alciaturi, Joaquín Viana, Antonio Thedy, Antonio Triay y Juan Forteza”.
PRIMERA VISITA DE MONS. VERA A SALTO
En esos días estaba en Salto de visita pastoral el Ilustre Vicario Don Jacinto Vera, y se aprovechó su presencia para la colocación de la Piedra Fundamental de la nueva Iglesia.
En la Crónica del Pbro. Montes de Oca se lee el siguiente comentario:
“1866.- De 24 de mayo al 12 de junio hace la pastoral Visita y Santa Misión de esta Parroquia el Ilmo. Sr. Obispo Vicario Appco. del Estado. Le acompañaban como Secretario el Pbro. Don Pedro Letamendi, y como misioneros Don Andrés de Benedetti y Don Juan del Carmen Souverbielle. Quedaron satisfechos del fruto de la Misión. Se confirmaron aproximadamente 1750 personas”.
Y a continuación:
“3 de junio.- El mismo Ilmo. Sr. hizo la bendición y solemne colocación de la piedra fundamental del nuevo templo en la plaza del 18 de Julio, denominada vulgarmente Plaza Nueva, dedicado a la Inmaculada Concepción y a San Juan Bautista.”
“Aunque esta Parroquia está aún sin concluir, y parecía más natural dedicar mi solicitud a esta obra, he promovido con preferencia la del nuevo templo en obsequio del mejor servicio espiritual de la feligresía…”
El padrino de la ceremonia fue el Jefe Político Simón Martínez.
En su “Historia del Salto Oriental”, el P. Rafael Firpo transcribe íntegra el acta, fechada “En la ciudad del Salto Oriental del Uruguay a los tres días del mes de junio del año del Señor mil ochocientos sesenta y seis…”, y luego de abundar en detalles complementarios, pasa a referirse a la ceremonia, que se inició con una procesión desde la iglesia del Carmen hasta el solar donde se levantaría el edificio del nuevo templo:
“…A las tres de la tarde de dicho día salió la procesión con cruz alta de la Iglesia Parroquial, precedida por el Ilmo. Sr. Obispo Vicario Apostólico del Estado, con el clero compuesto del ya nombrado Cura Vicario de esta Ciudad, y de los señores Presbíteros D. Baltasar Olives, Don Andrés Benedetti, Don Pedro Letamendi y Don Juan del Carmen Souverbielle. Ocupaban sus respectivos puestos las autoridades departamentales y un numeroso concurso; y delante del Clero los Preceptores de las Escuelas Públicas del Estado y particulares de ambos sexos con un número de cuatrocientos alumnos. En esta forma, y alternando los cánticos sagrados con escogidas piezas de música que tocaba la banda dirigida por Don Carlos Müller, se llegó al lugar designado donde preparado todo anticipadamente, su Sría. Ilma., conforme al Pontifical Romano, bendijo el terreno, la Cruz levantada en el lugar correspondiente al Altar Mayor, y la piedra fundamental que quedó colocada… quedando el nuevo Templo dedicado a Nuestra Señora Inmaculada Virgen María y a San Juan Bautista”.
“Concluida la ceremonia se pronunciaron cuatro discursos alusivos a este acto, por los Sres. Jefe Político Tte. Coronel Simón Martínez, Vicepresidente de la Comisión Extraordinaria Administrativa Don Bernabé Mendoza; Alcalde Ordinario Don Justo Carasales y Vble. Cura Párroco de esta ciudad D. Juan Nepomuceno Montes de Oca, y recogida la limosna ofrecida voluntariamente en el acto, resultó ser de treinta y tres pesos, cincuenta y cinco centésimos moneda nacional; todo lo que se mandó consignar en el acta. Y firmada esta por su Sría. Ilma. ; las autoridades, los sacerdotes presentes y varios vecinos del pueblo, se depositó en la Piedra Fundamental una caja de plomo colocada dentro de otra de cedro; y no habiendo plata acuñada en el país se pusieron algunas monedas de cobre; una de dos reales de la primera plata española que empezó a correr en esta parte de América; otra de igual valor y nacionalidad del año 1722, y un paquetito cerrado que contiene un billete del Banco de Mauá, de esta ciudad; una moneda de plata de cuño español y otra idem brasilera, por Don Justo Carasales. Además de la presente acta que se depositó se mandó archivar una copia de ella en la Junta E. A. y otra en el Archivo de la Parroquia y de todo elevan una memoria al Exmo. Superior Gobierno de la República. (Siguen firmas).
Al día siguiente, el Obispo Vera inspeccionó los libros parroquiales en la Iglesia N.S. del Carmen, dejando la siguiente constancia en el Libro IV de Entradas y Salidas (Págs. 34 bis y 35):
“Santa Visita. En la Iglesia Parroquial de N., S. del Carmen de la Ciudad del Salto, a los cuatro días del mes de junio de mil ochocientos sesenta y seis, el Ilmo. y Rdmo. Sr. Obispo de Megara, Prelado Doméstico de Su Santidad, Vicario Apostólico y Gobernador Eclesiástico de la República Oriental del Uruguay, hallándose en Santa y general, la hizo de este libro de Fábrica y en especial de las cuentas pertenecientes al Cura Dr. Don Juan N. Montes de Oca y las halló conformes con sus correspondientes comprobantes. Dedicó también para el culto de esta Parroquia toda la cera que los fieles presentaron en la administración del Sacramento de la Confirmación durante su visita Eclesiástica. Así lo proveyó, mandó y firmó S. Sría. Ilmo. y Rdma. En la Santa y general Visita de que yo el infrascrito secretario de ello certifico. Jacinto Obispo de Megara. Por mandato de S. Sría. Ilmas. Y Rdma. Pedro Letamendi Secretario de Visita”.
También en el Libro de “Finados”, quedó asentado este informe de la visita de Mons. Vera, que publicamos a continuación:
”En la Iglesia Parroquial de N. S. del Carmen de la ciudad del Salto Oriental a los cuatro días del mes de junio de mil ochocientos sesenta y seis el Ilmo. y Rdmo. Sr. Obispo de Megara; Prelado de Su Santidad, Vicario Apostólico y Gobernador Eclesiástico de la República Oriental del Uruguay, hallándose en santa y general visita, la hizo en especial de este libro de Finados y observó algunas faltas irremediables y en el folio 24 vuelta una partida sin concluir perteneciente al Sr. Cura Antonio Guerrero, el actual Cura Juan N. Montes de Oca quedó encargado para concluirla y autorizarla con su firma. Así lo proveyó, mandó y firmó Su Sría. Ilma. y Rdma. En su santa y general visita de que yo el infrascrito secretario de ello certifico. Jacinto, Obispo de Megara. Por mandato de Su Excia. Ilma. y Rdma. Pedro Letamendi Secretario de Visita.
CATEDRAL BASÍLICA Y MONUMENTO HISTÓRICO
El 14 de abril de 1997, al cumplirse el centenario de la creación de la Diócesis de Salto por el Papa León XIII, el Vaticano otorgó a la iglesia Catedral el título de Basílica menor , según el decreto hecho público por el Nuncio Apostólico de entonces, Mons. Francesco de Nittis. En esa misma fecha el templo, dedicado a la Inmaculada Concepción y a San Juan Bautista, fue declarado Monumento Histórico Nacional, por su historia, su jerarquía arquitectónica y por las obras artísticas – pictóricas y escultóricas – que posee en su interior.
80 AÑOS DE LA PARROQUIA CATEDRAL
A la fecha del sesquicentenario de la bendición y colocación de la piedra fundamental de la iglesia Catedral, se une este año el 80º aniversario de la creación de la Parroquia, creada por un decreto del primer Obispo de la Diócesis de Salto Mons. Tomás G. Camacho el 1º de julio de 1936.