“Si bien cada uno de ellos cometió errores por los que están en prisión, no debemos pensar que son de otro mundo”, dijo

“Si bien cada uno de ellos cometió errores por los que están en prisión, no debemos pensar que son de otro mundo”, dijo

Entrevista de Adrián Báez

«Debemos destacar que el fin último es la reinserción de esas personas en la sociedad. Si bien cada uno de ellos cometió errores por los que terminaron en prisión, no debemos pensar que son de otro mundo, debemos darles la oportunidad, no etiquetándolos, permitiendo que cuando salgan puedan reintegrarse”, dijo en entrevista con EL PUEBLO, el director de la Unidad Nº 20 del Instituto Nacional de Rehabilitación, el Comisario Miguel Ángel Catelotti.
El director del centro de rehabilitación de Salto aclaró algunas inquietudes planteadas por este diario respecto a la labor que comenzaron a desarrollar en calidad de trabajadores zafrales de la Intendencia de Salto, los reclusos de la cárcel Departamental, quienes colaborarán con la comuna en la recolección de residuos, bajo un régimen laboral que les impone una carga horaria de 8 horas y su salario correspondiente.
Según indicó Catelotti, la iniciativa surgió de acuerdo a lo establecido por la Ley Nº19.149, la que establece en su artículo 120, la idea de desarrollar programas de rehabilitación e inclusión de aquellas personas que se encuentran privadas de libertad, que comprendan actividades de formación o trabajo fuera de los establecimientos de reclusión; autorizándose al Instituto Nacional de Rehabilitación a llevarlos adelante.
-¿Cuántos serán los reclusos que realizarán la tarea?
-Son 16 reclusos, los cuales ya comenzaron a desarrollar la recolección, con una buena receptividad por parte de la población. En algunos lugares los vecinos salieron a saludarlos, a darles agua para beber; inclusive ellos cortaron el pasto de algunas casas y algunos basurales que tenían en los fondos. La gente les agradeció la ayuda que estaban dando y en el primer día de trabajo llegaron a llenar casi 20 camiones de basura.
-¿Qué criterio o procedimiento de selección se aplica a la hora de elegirlos?
En primer lugar se toma en cuenta el proceso, la evolución por el que el interno ha pasado, evaluándolo una junta disciplinaria que observa aspectos tales como su conducta, su contexto familiar y la evolución en el área de seguridad. Luego pasa por la supervisión de una Comisión Interdisciplinaria, integrada por el Director y el Subdirector Técnico del Instituto Nacional de Rehabilitación y el Director del Patronato Nacional de Encarcelados y Liberados, por el Director del Área del Interior y de la Metropolitana. Para que la autorización sea dada, previamente se eleva a la Comisión un informe elaborado por nosotros en éste caso, por los técnicos del Instituto Nacional de Criminología, y por el Patronato; la misma deberá fijar el lugar, el horario y la custodia a la que son sometidos los reclusos mientras realizan el trabajo, siendo controlados también por operadores penitenciarios. Debemos destacar que el fin último es la reinserción de esas personas en la sociedad. Si bien cada uno de ellos cometió errores por los que terminaron en prisión, no debemos pensar que son de otro mundo, debemos darles la oportunidad, no etiquetándolos, permitiendo que cuando salgan puedan reintegrarse.
-¿De dicha autorización y de la lista de reclusos habilitados, debe tomar conocimiento la Justicia?
Dentro de las 48 horas en que se tomó la resolución autorizando el comienzo del trabajo, se le debe comunicar, notificar al Juzgado que sigue la causa y los términos en los que se realizará.
-¿En qué calidad se someterán al contrato laboral?
Consiste en un contrato zafral por el término de 6 meses con opción a un año, no teniendo derecho a la efectividad como funcionarios de la Intendencia. Quien lo quiera ser una vez culminada su pena, podrá aspirar por los mismos medios que cualquier ciudadano, pero este contrato específicamente no los transforma en efectivos, ni les concede otros derechos. La tarea comienza a las 8 de la mañana, cumpliendo con un horario de 8 horas.
-¿Se ha aplicado este sistema en otro Departamento?
Sí. Venimos trabajando en el resto del país, con el apoyo de instituciones, entes y otras intendencias del país, con un resultado satisfactorio.
ACLARACIONES
Es bueno agregar a lo informado por el Director Miguel Ángel Catelotti, lo establecido por la Ley Penitenciaria y el Decreto 434/2013 que la regula. Se deja en claro que las autorizaciones podrán ser revocadas en cualquier momento por decisión de la Comisión y la Dirección del establecimiento responsable, suspender las salidas como medida provisoria, en caso de hechos de inconducta por parte del interno, de lo que deberá informar a la Comisión dentro de 48 horas, para que ésta decida si la misma será definitiva o si se aplicará alguna sanción.
También se hace especial mención a que: “Bajo ningún concepto podrá la Comisión autorizar una salida sin custodia”.