Si hoy cobran los sueldos, los funcionarios municipales levantarán el paro de actividades, luego de cinco días

Si hoy cobran los sueldos, los funcionarios municipales levantarán el paro de actividades, luego de cinco días

Por quinto día consecutivo, Salto despertó sin la mayoría de los servicios que brinda la Intendencia, entre ellos el transporte urbano de pasajeros y la recolección de residuos. Pero esto podría cambiar en las primeras horas de la mañana de hoy, porque si finalmente los trabajadores de la comuna cobran los salarios atrasados, ADEOMS levantará inmediatamente el paro de actividades que decretó el martes pasado, según confirmó el presidente del gremio, Juan Carlos Gómez, a EL PUEBLO.
“Si mañana (por hoy) los trabajadores cobran sus sueldos, se levantará automáticamente la medida. Estamos esperanzados en que este tema se solucione cuando antes, porque realmente queremos volver a trabajar. Como cualquier trabajador queremos ganarnos el dinero trabajando. Ya pasaron varios días y no es nada grato estar de paro, sin poder cumplir la función para la que fuimos contratados, pero lamentablemente no nos dejaron otra alternativa”, enfatizó Gómez.
El pope del sindicato espera “un gesto político” para que se agilice el pago de los salarios de los trabajadores, después de que el pasado jueves la Junta Departamental aprobara una línea de crédito del Banco República (BROU) de hasta 1.000 millones de pesos para la Intendencia, que cuyo primer objetivo será cancelar la deuda con los funcionarios municipales.
Según pudo saber EL PUEBLO, en esta jornada el intendente electo Andrés Lima realizará las gestiones pertinentes con los jerarcas del BROU con la finalidad de que el dinero de los sueldos sea depositado hoy mismo en las cuentas de los trabajadores, con lo que se pondría punto final al conflicto.
“Sabemos que la solución es inminente, pero pretendemos que se haga el esfuerzo para que todo quede resuelto mañana (hoy), dado que esta situación es desgastante para todos: para los trabajadores que tomamos la medida y para la población, que si bien entiende los fundamento del paro de actividades, se ve afectada por el mismo”, acotó Gómez.
En los últimos días, solamente se cumplieron algunos servicios considerados esenciales como ser la recolección de residuos hospitalarios, el servicio de necrópolis y el suministro de agua potable a los barrios más carenciados. Los trabajadores del Hogar de Ancianos de la Intendencia tampoco se adhirieron al paro, debido a la imposibilidad de dejar de brindarle la atención necesaria a los adultos mayores que allí residen.
LOS FUNCIONARIOS QUE SERÍAN CESADOS
En la sesión extraordinaria de la Junta Departamental efectuada el jueves también se habilitó a la Intendencia a cesar a unos 400 funcionarios que ingresaron en los últimos tres años y están en calidad de contratados permanentes. El alcance de esta medida es solamente para aquellos que no accedieron a la comuna por sorteo o concurso. Los directivos de ADEOMS adelantaron a EL PUEBLO que no pondrán reparos en que estos trabajadores sean desafectados. “Nosotros tuvimos gran discrepancia con esta administración en las últimas resoluciones que se tomaron. Entre ellas estuvo la contratación definitiva de varios funcionarios que no fueron parte del acuerdo anterior con el sindicato. Por eso tenemos una posición concreta y la planteamos en su momento, cuando dejamos claro que no queríamos más ingresos a la Intendencia”, espetó Gómez.
El presidente del gremio añadió que “la modificación del artículo que aprobó la Junta permitirá tomar algunas decisiones políticas sobre el tema (de los funcionarios que se encuentran en la situación descripta). Nosotros como sindicato ya hemos mantenido reuniones con el próximo gobierno departamental, donde planteamos claramente nuestra posición. La misma es que todo aquello que se consiguió por convenio colectivo y por acuerdos entre el sindicato y la Intendencia, lo vamos a defender, independientemente de las modificaciones que se hagan en los artículos del presupuesto. Pero a la vez, recordamos que en su oportunidad el sindicato tuvo en una posición clara en que no deberían producirse más ingresos en la Intendencia, pero la administración hizo caso omiso”.