“Siento que encontré lo que me gusta y voy a hacer toda mi vida”

Lucía Crescionini: La experiencia de una joven Psicopedagoga en el entrenamiento de perros guía

Lucía Crescionini (20) es nacida en Montevideo pero estuvo radicada en Salto donde realizó en la Universidad Católica la carrera de Psicopedagogía.
En la actualidad retornó a la capital del país para comenzar su carrera de Psicología y trabaja en forma honoraria en FUNDAPPAS, organización sin fines de lucro que se dedica a entrenar perros guía para personas no videntes o de baja visión y también para pacientes autistas.CRESCIONINI 1
“A principio de año arranqué con la instrucción de perros para niños con autismo o TEA. Desde el año pasado me propuse dedicarme al estudio del autismo. Es un trastorno que precisa mucha ayuda y es muy exigente para toda la familia. Este año por el fallecimiento de mi tía que trabajaba en FUNDAPPAS – la organización en la cual me desempeño hoy – se comunicaron conmigo desde allí pues sabían que tenía planes de vincularme.
Fue así que encontré el rumbo que quería seguir”.
FUNDAPPAS es una organización sin fines de lucro. Es la primera escuela del país que socializa, entrena y entrega perros guía y perros para niños con trastornos del espectro autista en el país; también se entrenan para otros países.
En forma totalmente gratuita se entrega el can listo para acompañar a su usuario.
La fundación a través de colaboraciones logra financiar toda la labor.
-¿Cómo es el proceso de entrenamiento del can?
-“Los perros nacen en la escuela de FUNDAPPAS donde se crían con un pedigree que no dé lugar a enfermedades comunes que tienen los perros labradores.
A los tres meses los canes son entregados a una familia socializadora. Esas personas lo introducen a la sociedad. Los tienen como una mascota pero en realidad van a ser perros de trabajo.
Tenemos tres leyes que nos permiten entrar a todos lados con los perros en el proceso de socialización sin inconvenientes. Al cabo de un año de estar con las familias los canes retornan a la escuela. Allí el proceso de entrenamiento – sea como perro guía o perro de asistencia – que lleva entre seis u ocho meses”.
LAS FAMILIAS SOCIALIZADORAS SON ESENCIALES PARA NUESTRA ESCUELA”
-¿Cómo se hacen los arreglos con la familia socializadora?
-“Los socializadores cuentan con los servicios de psicólogos, entrenadores que son los encargados de buscar a las familias. Todos los sábados se hacen las entregas de los cachorros de tres meses que se van preparando gradualmente para vivir con ellos. Las familias socializadoras son esenciales para poder realizar la obra. Cuando se entrega el cachorro se firma un contrato y la fundación le brinda la comida y la asistencia veterinaria al animal pues el perro es de FUNDAPPAS.
Se van entrenando ya 17 perros guía y 6 perros de asistencia para niños con TEA.
Hay otros nueve perritos que están en proceso de entrenamiento”.
-¿Cómo vive usted esta experiencia?
-“Es una experiencia impresionante. Siento que encontré lo que me gusta y voy a hacer toda mi vida. Saber que voy a ayudar a otra persona se siente muy reconfortante. Es un trabajo honorario que se hace por amor”.
Los canes entrenan de cuarenta minutos a una hora y media por día. Luego tienen espacios de recreación. Cada animal trabaja de ocho a diez años y luego se jubilan.
El acoplamiento del perro con el usuario lleva alrededor de quince días. Lucía en la actualidad está entrenando a Enia… una perrita que luego se unirá al staff de perros que acompañarán a sus futuros usuarios. Quienes deseen ponerse en contacto con la fundación a fin de colaborar o informarse más podrán comunicarse con Lucía – 099743252.
LA LABOR DE FUNFAPPAS
Cada perro guía que se entrega, tiene un costo aproximado de U$S 14.000. FUNDAPPAS entrega los perros gratuitamente y para ellos depende de donaciones de organizaciones públicas, organizaciones privadas y particulares que donan dinero, insumos y tiempo como voluntarios, para poder mantener el proyecto funcionando.
La primer escuela del país, que cría, socializa y entrena perros guía y perros de asistencia, bajo las normas internacionales, para ser entregados gratuitamente a personas ciegas o familias con niños con Trastorno de Espectro Autista (TEA). El trabajo se hace inspirado en la convicción de que un perro guía o de asistencia, cambia vidas, al darles a los usuarios una independencia, libertad y seguridad física y emocional, que no podrían lograr sin él.
Por la Ley 18.875 – 18.651 – 18471 en el Uruguay, todos los perros guías y de asistencia o los que estén en etapa de socialización o entrenamiento, identificados con el chaleco de FUNDAPPAS, deben tener acceso a cualquier espacio público, o privado de uso público.
PERROS DE ASISTENCIA
Lograr un buen perro de asistencia para niños con Trastorno de Espectro Autista (TEA) o un perro guía, es un proceso que toma aproximadamente dos años, en los que se van cumpliendo diferentes etapas:
Crianza – Se seleccionan los progenitores por sus antecedentes sanitarios y por temperamento y carácter.
Socialización. Empieza a los 2 meses, cuando se entrega el cachorro a voluntarios que serán las responsables de enseñarle la obediencia y hábitos de comportamiento básicos, a la vez de ayudarlos a que vivan la mayor cantidad de experiencias humanas posible; todas aquellas que seguramente vivirán con su usuario cuando se transforme en perro guía o de asistencia. A los 12 meses, son devueltos a la escuela para iniciar su entrenamiento como futuros perros de asistencia.
ENTRENAMIENTO- Es en la Escuela de FUNDAPPAS. Toma aproximadamente 6 meses. Durante esa etapa se identifica quiénes se muestran como potenciales perros guía y quienes serán mejores perros de asistencia y se les da el entrenamiento específico a cada función.
Elección del mejor “match” – Se elige qué perro asignar a un usuario de acuerdo a varias características de ambos, para lograr el mejor equipo posible.
Acoplamiento – Es un trabajo que hace el entrenador con el perro y el usuario, para que ambos se desempeñen juntos de la mejor manera. Seguimiento – El vínculo afectivo del equipo de FUNDAPPAS sigue existiendo con el usuario y sus familias para siempre y si fuera necesario, se ayuda a solucionar algún problema o a reforzar algún aspecto del entrenamiento – Intervenciones Asistidas por Perros (IAP)
FUNDAPPAS es pionero en estas prácticas y está desarrollándolas, con éxito, junto a profesionales de varias disciplinas.
Las IAP se realizan a través de un binomio formado por un técnico especialista y su perro, entrenado por él para tal función. Según sea el tipo de profesional que se incorpora al binomio técnico IAP – perro, cambia el objetivo y los resultados que se obtienen de estas prácticas. Es así que tenemos diferentes tipos de intervenciones:
Intervención asistida por perros (IAP). La realiza el técnico con su perro.
Tiene un objetivo recreativo. A través del perro el técnico ayuda a las personas a relajarse, a cambiar sus pensamientos por un rato, a distraerse. FUNDAPPAS ha realizado con buenos resultados estas prácticas en varias residencias de ancianos, centros de personas con discapacidad y hasta en salas de espera de un hospital.
Educación Asistida por Perros (EAP) – La realiza el técnico con su perro y algún profesional de la Educación, (psico-pedagogo, maestro, etc.), con el objetivo de resolver problemas como violencia, malos hábitos, dificultades de lacto-escritura, etc.
Tratamiento asistido por perros (TAP) – La realiza el técnico con su perro y un profesional médico (psiquiatra, fisioterapeuta, etc.), con un objetivo terapéutico específico.
Curso para futuros socializadores. Se imparten los conocimientos básicos para poder socializar un perro de manera correcta.
“Niños y Perros” Taller de apoyo para padres con niños TEA. Es para que las familias conozcan los beneficios de contar con un perro de asistencia a la vez se preparen en su rol al convivir con el binomio niño con TEA / perro de asistencia.







El tiempo

Ediciones anteriores

octubre 2018
L M X J V S D
« sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

  • Otras Noticias...