Sindicato policial salteño critica que autoridades de Interior no hayan ido al velatorio del Policía asesinado en la capital

“Los dichos fueron desatinados”, dijo Patricia Spinelli 

Guardias de seguridad en discotecas, porteros en fiestas privadas, agentes de seguridad en comercios y empresas financieras es lo que puede verse desde hace mucho tiempo en Salto y en todo el país, desde que han cambiado los parámetros sociales de seguridad, y porque así es que se ganan la vida muchos de los funcionarios policiales que en sus horas que deberían ser de descanso, trabajan de lo que saben, ofreciendo servicios de seguridad en lugares para sumar dinero a la economía doméstica.patriciaspinelli

Sin embargo, desde el Ministerio del Interior ven eso con malos ojos y aducen que los policías tienen una carga horaria determinada y que incluso como algo adicional están los servicios por el artículo 222 de la ley orgánica policial, que les permite hacer horas extras para ganar más dinero ya que son consideradas como horas de servicio, pero en espacios oficiales o en lugares donde para esto contratan directamente con el Estado.
Empero, en la madrugada del lunes pasó algo que cambió la pisada y generó la polémica sobre todo esto que hacen los funcionarios policiales de todo el país. Un policía trabajaba como guardia de seguridad en una pizzería del barrio capitalino Pocitos, cuando de repente al lugar ingresa un delincuente, que tras mantener querer ser disuadido en su actitud, el malhechor le descerrajó un disparo en la cabeza dándole muerte en el lugar.
Lo más lamentable vino después y fueron las declaraciones del subsecretario del Interior, Jorge Vázquez, hermano del presidente de la República, quien dijo en declaraciones a los medios que «en este caso vamos a investigarlo porque nos parece que estaría desempeñando una tarea de seguridad que no estaría autorizada por el Ministerio del Interior. Si alguien contrata a alguien encubierto para la seguridad, le está haciendo un daño al Policía».
Esto motivó la reacción de toda la clase política y de la sociedad en su conjunto, así como también y especialmente de los policías agremiados en sus respectivos sindicatos.
En el caso de los representantes del sindicato policial salteño, los mismos manifestaron su solidaridad con la familia del policía asesinado, además de entender que los dichos del subsecretario fueron por lo menos desatinados ya que entienden que pretendió desviar la discusión de fondo, que era sobre la violencia que impera en la sociedad.

DESATINADO
Consultada por EL PUEBLO sobre este asunto, la presidente del sindicato policial salteño Patricia Spinelli, dijo que “los comentarios del subsecretario del Ministerio del Interior fueron totalmente desatinados porque lo único que le importó fue mover el eje de la discusión y recargarle las tintas y la responsabilidad al Policía”.
Spinelli expresó que no está para nada de acuerdo con que “al sepelio no hayan ido jerarcas representantes de la Policía al sepelio y a rendirle los honores, porque cuando se trata de un familiar directo de un jerarca o de un encargado de una repartición o de una unidad ejecutora, ordenan a los policías a ir a los velatorios y a los sepelios. Por lo tanto, en este caso que se trataba de un agente estamos convencidos que las autoridades policiales deberían haber concurrido, más allá de si era una situación violenta o no”.
La representante de los funcionarios policiales del departamento manifestó que “el espíritu de Cuerpo que tanto mencionan los jerarcas cuando se necesita para tener esa capacidad de mano sobre el personal debe ser recíproco, porque debe ser del superior al subalterno como viceversa y creo que fue una mala decisión no haber concurrido al velatorio ni a rendirle homenaje a este policía”.
Ya que adujo que “si bien está la ley que le prohíbe al Policía hacer “223” que son servicios de guardia particular, también hay una ley que dice que el Policía al haber sido abatido en un enfrentamiento, debe ser declarado muerte en acto de servicio. Entonces hay cosas que se miden de acuerdo al momento que se vive. Pero las leyes se hicieron para hacerlas cumplirlas, aunque si vamos a ponernos reglamentaristas, hay muchas resoluciones y normas que el Ministerio del Interior no las cumple y que los policías igualmente las cumplimos como el caso de los que trabajan en la campaña, en el interior del departamento, que trabajan más de 8 horas y solamente se les computa la jornada inicial de las 8 horas y no se les reconoce el resto, y esa es una diferencia que están haciendo para peor con los policías de la campaña”.
El sindicato lamenta y critica que las autoridades hayan salido con este tema justo ahora que pasó la muerte de este policía. “Podían haber esperado un poco, pero además todos sabemos que los reglamentos y las leyes están, pero que se cumplan, todos sabemos que es otro tema”.