Solicitada Salto 24 de Octubre de 2013. A la masa social de Cooperativa Policial

Ante las manifestaciones del presidente de Cooperativa Policial Leonardo Maciel en respuesta a la solicitada publicada con anterioridad en este medio por quien suscribe.
Reitero, ratifico y sostengo todo lo expresado en esa solicitada dirigida especialmente a los socios, amigos, consignatarios y proveedores de cooperativa policial salto, quienes se merecen y cuentan con todo mi respeto.
Resulta indignante, la falta de seriedad y de la más mínima consideración de respeto hacia mi persona y a la masa social que se interesa y preocupa por “su cooperativa” obviando que son ellos los que están al tanto de todo lo que acontece, siendo testigos y fiscales desde siempre, participando activamente aportando ideas o críticas constructivas ya sea en los aciertos y en las erradas.
Esta persona que hoy es presidente de esta institución pretende; distorsionar, maquillar y ensombrecer con total liviandad los hechos; modificando “dichos” y sacando de contexto mis expresiones. Tendría mucho que escribir de lo sucedido y de la enorme deslealtad a lo “Justo y decoroso”, que este individuo ostenta. Baste decir que la masa social de cooperativa ha pagado en concepto de despidos y juicios por ellos, según consta en las correspondientes Rendiciones de memoria y Balance Anual y durante el ejercicio de este Consejo Directivo; desde el 30 de Junio del 2009 al 30 de Junio del 2012(Falta la Rendición 2012-a2013)la suma de $12.310.396 ( pesos. doce millones trescientos diez mil trescientos noventa y seis) o sea más de U$ 560.000 dólares, faltando mi despido y el de otros, en su mayoría en similares circunstancias, y que se rendirán en Noviembre del próximo año.
Otra “presentación” del Presidente es que llevó; de Preparadora de Pedidos (grado 10) a Jefa (grado 5) – saltando 5 escalones, como también figura en Memoria y Balance anual del 2010 al 2011, a su señora esposa, ingresada el 01/07/2008 sin ningún pudor delante de todos nosotros, todo el personal de Copol. La coloca al frente de Sucursal de Las Piedras y ¡¡ooh!! Casualidad allí salen la mayoría de los premios que se ofrecen a nivel nacional a todos los Socios, como consta en las revistas de Promoción. De esto los demás Directivos – Silencio.-
Al respecto debo establecer que era yo- totalmente- La Encargada de Sucursal Salto. Tenía la capacidad y la autorización como tal de decidir sobre un sin número de cuestiones en el ejercicio de la función, fue así que he realizado gestiones para convenios con diferentes empresas locales y a nivel nacional, de repente comenzaron a ser sorpresivamente cuestionadas, pero nunca desautorizadas. Mi línea de sujeción jerárquica era; “Departamento de interior” y “Gerencia” con los demás, coordinaba cosas pero no debía obediencia directa a sus criterios.
Llegamos al punto que más susceptibilidad provoca, el faltante de mercadería: Resumo diciendo que Maciel llamativamente omite aclarar que se produjo un Hurto importante por la cantidad de mercaderías sustraídas del depósito en la planta alta del local. Hecho que fue denunciado cuando se constata lo que estaba sucediendo.
Con fecha 7/11/12, presenté denuncia en la seccional 1ra. La investigación realizada concluye con la ubicación del sujeto quien confiesa como venía operando y fue procesado con prisión, pasando a Cárcel departamental.
En la solicitada del presidente intencionalmente, saca de contexto parte de mis manifestaciones en la respuesta a este punto del sumario, deslizando dudas… sobre mi credibilidad. Debo especificar que lo que enlisto y detallo como faltante por el robo, en su oportunidad, se limita exactamente a lo que directamente queda “probado” porque es lo ”incautado” por los funcionarios policiales, donde se reconoce perfectamente las etiquetas de Cooperativa Policial en los envases, bolsas y cajas vacías, así como también un equipo de música – lo único recuperado – y que fue presentado como prueba en el juzgado actuante. Esto se me hace entrega bajo acta en la seccional 1ra. Evidente resulta que el ladrón se llevó mucha mercadería más y de las cuales no dejó pruebas y eso es a lo que me refiero en mi descargo.
Es de importancia saber que todo mi descargo al sumario lo realicé sin asesoramiento profesional alguno, aunque mi entorno me aconsejó que recurriera a profesionales, decidí hacerlo yo misma, porque desconociendo la clara intencionalidad del mismo actué con plena tranquilidad de conciencia, sin embargo en esta instancia considero que tomé una decisión equivocada, confié en la honestidad e imparcialidad de gente que no la merecían (Autoridades de la Institución) con las que trabajé. El daño que me provocaron a mi persona y a mi familia no tiene precio.
También es inaceptable los dichos de Maciel refiriéndose a la presencia en la reunión del día de mi despido 11/09/2013 de la Sra: Directiva Elda Salomón 1ra. Suplente al comienzo de esta gestión, convocada por el Presidente a todas las reuniones desde el año pasado. Ella misma puede dar testimonio de todos los absurdos e incongruencias vividas.
Tampoco es aceptable por lo contradictorio, el despido de Carlos Sánchez; el mismo trabajó dentro de la institución de varios años con una Empresa tercerizada antes de ser absorbido por cooperativa por su buen desempeño. ¿Cómo se comprende? Mis expresiones vertidas en mi carta anterior y en la actual, no responden a ningún reclamo económico Sres: “sí moral” porque como lo puntualicé en esa oportunidad se me reconoce el grado reclamado retroactivo a mayo/2012 y se me abona todo.
Queda abierto, en la conciencia de todos y cada uno de los funcionarios y directivos la responsabilidad y honestidad de su accionar.
Nuevamente agradezco los saludos y respaldo recibidos de parte de integrantes de la Masa Social y amigos de Cooperativa Policial.
Atte: Carmen Pereira.
P.D.: dejo constancia que conozco las responsabilidades de cualquier índole a que pudiera dar lugar esta publicación y asumo enteramente.
Carmen Pereira