“Somos una autoridad garantista y actuamos de la forma que es debida; haciendo cumplir las leyes”, dijo

El Crio. Gral. (R) Oldemar Avero, Jefe de Policía de Salto, señaló que colocarán nuevas cámaras
de seguridad y que habrá 60 efectivos más el año que viene para patrullaje

Al cumplirse seis meses de la asunción del actual Jefe de Policía de Salto, Crio. Gral. (R) Oldemar Avero, EL PUEBLO dialogó con el jerarca, quien efectuó un balance de lo que va de su gestión, destacando logros y los debe sobre los que, su equipo de trabajo y el personal a su cargo, vienen trabajando en un claro ambiente de coordinación.

La droga, los hurtos, las rapiñas, y todo lo que hace a la seguridad en su totalidad, fueron los puntos tratados en dicha conversación, que compartimos con los lectores. Jefe de Policía de Salto Oldemar Avero

En la tarea que se viene realizando en estos seis meses en los que está al frente de la Jefatura de Salto, ¿considera que se ha actuado con eficiencia?
No solamente procuramos ser eficientes, sino que también, el tema seguridad, pasa mucho por la mente de la gente. Aunque no sea políticamente correcto decir que sea una sensación, es una sensación; uno se puede sentir seguro en un lugar totalmente inseguro, en el cual se dan todas las condiciones para que uno se sienta inseguro; y estar en un lugar seguro y sentirse inseguro.
Uno de nuestros principales cometidos es hacer cumplir las leyes, los decretos y los reglamentos, tanto los nacionales como los municipales; es decir, somos una autoridad garantista y por eso actuamos de la forma que debemos hacerlo.

¿Qué delitos podríamos decir que han bajado en la escala?
Lo que más nos preocupaba al principio, que era el robo de motos, ha bajado en un 40 %, lo que no es poca cosa. En cuanto al hurto, si bien en general hemos bajado, más que nada la línea delictiva de los meses de enero y febrero, por ejemplo, hay que decir que, comparativamente con el año anterior, tenemos más delitos, pero bajamos en lo que son robo de motos, y en lo que se considera hurto, propiamente dicho.
Lo que sí se mantiene aún, y que hoy venimos cambiando y por eso esta nueva dinámica, son las rapiñas, en un nivel bastante amplio para mi gusto.

Comparado con otros lugares del país, ¿cómo ve Salto?
No me gusta mirar para los costados, porque, mal de muchos, consuelo de tontos… Yo vengo de un departamento (Tacuarembó), con niveles delictuales bajos; allí no veía los problemas que sí veo en la ciudad de Salto. No podemos olvidarnos de que Salto es la segunda ciudad del país en habitantes, pasamos ya a Maldonado, que antes era la más numerosa después de Montevideo.
Evidentemente que venimos trabajando; hemos cerrado alrededor de 25 bocas de droga; hemos procesado aproximadamente a unas 20 o 25 personas, que era una de las situaciones que nos tenía bastante preocupados.
También, esto hace un corrimiento del delito hacia el interior del Departamento; normalmente, el pastabasero, como le llamamos, es un buen carneador, fíjese; en lo que damos a conocer como el efecto globo: aprieta de un lado y se desinfla, pero se infla el lado posterior.

¿Por qué la presencia de la Guardia Republicana en nuestro medio?
Si bien la Guardia Republicana es un cuerpo de élite, no significa de que no actúen en otras tareas policiales que le corresponden; por eso hemos contado con su respaldo en algunos allanamientos y en otras tareas, pero es trabajo que también lo realiza nuestro GRT, cuyos oficiales fueron preparados en la Guardia Republicana.
Antes era un cuerpo de élite que estaba encerrado en un cuartel; siendo utilizados en casos puntuales de represión. Hoy, tienen otra función, y han pasado a ser de carácter nacional, actuando también como cuerpo de choque; pero, tiene también la actividad de policía normal de calle.
La dinámica de la situación delictual, hace que se tomen determinadas medidas para trabajar; hace algún tiempo, por ejemplo, se utilizaban las razias, bueno, esos métodos tuvieron que cambiarse al estar en un estado de derecho, en el cual nosotros no podemos detener o tener a las personas, salvo en una actitud sospechosa, y por eso, la forma de desarmar a los delincuentes, es esta forma, este tipo de control que se está llevando adelante.
Evidentemente, veníamos y estamos trabajando, en base a órdenes de operaciones en combinación con la Guardia Republicana; ellos se hacen cargo de determinados cuadrantes, y nosotros de otros, en los cuales –de acuerdo a los mapas de calor-, establecemos las zonas donde debemos patrullar, y donde dedicar mayor énfasis.
Pero, lo único que hemos hecho fue dividir el trabajo, aprovechando su presencia en Salto, cuya ayuda era y es realmente importante, al contar de 15 a 25 efectivos más, que tenemos en el terreno.

¿Se estima por cuánto tiempo permanecerá en nuestro Departamento?
He hablado con el Director de Policía, con quien venimos trabajando bien; tuvimos que hacer algunas apreciaciones de situación, en las cuales establecimos nuevos lugares de trabajo, de acuerdo a los corrimientos efectuados en el mapa de calor, y establecimos que, por lo menos hasta fin de año, la Guardia Republicana estaría en Salto.
Evidentemente que esto estará muy de la mano de lo que sucede con la temporada estival, donde, nuestra gran fábrica sin chimeneas que es el turismo, preferentemente en el sur y el este del país, puede llegar a precisar un corrimiento de la Guardia hacia allí, debido a la existencia de mayor actividad.
Eso no significa que, tal como me lo planteó el Intendente, no se hagan los trámites adecuados para que pueda instalarse aquí permanentemente; es más, el Director de la Guardia vino a Salto y hablamos sobre el tema. No quiere decir que, el análisis, desde la situación del país, haga que tengamos un cuartel de la Guardia Republicana con todos sus efectivos; esto sería, en caso de prosperar, una regional, que distribuiría su servicio en la región, especialmente en el Departamento de Tacuarembó, donde, con la instalación de la nueva Pastera de UPM, se recibirá un contingente importante de personas, y con ellas, más actividad delictual de todo tipo. Hay que ver qué sucede; la oferta es muy atractiva y se está evaluando.

En caso de suceder, ¿estaría bajo qué jurisdicción?
Hay que dejar muy en claro que, la Guardia Republicana, es una unidad ejecutora que depende directamente del Ministro del Interior; con jurisdicción nacional. Evidentemente que posee una relación estrecha con la Dirección Nacional de Policía y trabaja coordinadamente con las Jefaturas de Policía de cada departamento. No quiere decir que uno mande o tenga más autoridad que el otro; realizan diferentes tareas, teniendo distintas responsabilidades.

Mayoritariamente la población ha tomado positivamente la presencia de la Guardia Republicana, aunque surgieron malestares esporádicos, ¿por qué se da para usted esa dualidad?
El abordaje policial tiene dos formas: a la persona, en una situación de calle, donde se la para y se le pide la identificación y si es sospechosa se la cachea; y la vehicular (moto, bicicleta, automóvil), a quienes evidentemente tenemos que pararlos y observarlos, y ya que los paramos, controlamos absolutamente todo.
Ese formato que está establecido, el que no solamente lo utiliza la Guardia Republicana, sino que lo hace toda la fuerza que está trabajando en el terreno, la única forma de mantener controlada una situación y poder detectar armas, situaciones de calle o personas requeridas, es parándola y pidiéndole la identificación, la libreta de conducir, etc.

¿Los resultados han sido satisfactorios hasta el momento?
Tenemos que tener en cuenta que, cuando aplicamos una medida, la única manera de saber si el resultado fue bueno o no, es ver pasar el tiempo, a los efectos de corroborar si la medida fue la correcta o no.
Por eso, si cobramos todos los días al grito, como se dice; es imposible saber dónde venimos caminando, necesitando, por lo menor, dos meses para tener una idea clara y establecer padrones de determinadas actividades que hacen a la situación.
Creo que venimos trabajando y sentando bien las bases, venimos corrigiendo y trabajando sobre el ensayo y el error, a los efectos de ir corrigiendo e ir manteniendo lo que está bien a nuestro criterio.

¿Próximos pasos que considere importantes dar?
En estos momentos estamos armando un proyecto con el fin de colocar unas 200 cámaras de seguridad en la ciudad; estamos armando las bases para un llamado a personas que aspiren a formar parte de la Policía, para cubrir 30 vacantes más, a parte de tener 31 preparándose en la Escuela hoy por hoy, por lo tanto van a ser 60 efectivos más con los que la Jefatura de Salto contará para el año que viene.
También aspiramos tener de 10 a 15 pasantes para poder trabajar en los aspectos administrativos de la seccional, recibiendo denuncias, lo que ha tenido muy buen efecto en Montevideo, que creo que en Salto sería aplicable, estando a la espera que el proyecto sea aprobado, lo que, sin lugar a dudas ampliaría el presupuesto, aspecto que se deberá trabajar. En fin, son varias ideas que se están, algunas ya poniendo en práctica, y otras en estudio y llevarán un tiempo.
(Entrevista Adrián Báez)







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2017
L M X J V S D
« oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930