Sonia Montes de Oca asumió el jueves en la Sucursal Salto Nueva gerente del BPS expresó que “la sensibilidad es lo que tiene que mover a los funcionarios públicos”

En el marco del recambio de Gerentes que se realiza cada tres años a nivel nacional en el Banco de Previsión Social (BPS), el pasado jueves asumió como Gerente de la Sucursal Salto BPS  Sonia Montes de Oca, quien se desempeñaba en la sucursal de Paysandú. A su vez, Ana Gandini, quien hasta el momento estaba a cargo, pasará a ocupar la gerencia del departamento de Rivera.
RECONOCIMIENTO
A LOS FUNCIONARIOS
A la hora 15 se realizó una reunión con los funcionarios para las presentaciones oficiales. En primer término, Ana Gandini se  dirigió a los funcionarios manifestándoles su reconocimiento a todos, porque la mejora que hubo en este tiempo fue gracias a ellos y quien asume tendrá un excelente grupo de trabajo. Auguró una buena gestión a la nueva gerente.
CAMBIO DE
PARADIGMA
Juan Carlos García, Gerente para el interior, manifestó que era un día especial por el recambio de autoridades. “También es especial porque es la segunda rotación de gerentes del interior -agregó. Hace ocho años se inició una reconfiguración del interior. Hubo varios concursos para jefes y gerentes -como en este caso-, hubo un cambio de paradigma de la gestión pública. Se trabaja con otras instituciones públicas, con el objetivo de brindar soluciones a la población, de acercar un “paraguas protector” ante cualquier contingencia que se pueda dar en el correr de la vida laboral de la gente”. Señaló además que antes el BPS llegaba a 80 lugares; hoy se llega a 140 más las giras de pago, totalizando 440 puntos del país. “Hay que hacer de esto un gran modelo de gestión donde haya integración”, remarcó. Agradeció a Ana Gandini su gestión en Salto  y la “gran mano” que dio en los grupos de trabajo, pues  lideró el tema de gestión de cobro. A su vez, dio la bienvenida a Sonia Montes de Oca, diciendo que sabía de su capacidad funcional y calidad humana, reconocidas por todos.
“JUNTOS”
Por último hizo uso de la palabra la flamante gerente, quien manifestó estar feliz por el logro personal y el éxito profesional, pero no se lo atribuyó a sí misma sino a los buenos jerarcas que le enseñaron la función y le permitieron crecer. “Tenemos que enseñar a los demás a que vuelen”, agregó. Prometió una buena administración de los recursos financieros y económicos, pero sobre todo, de los recursos humanos. “La sensibilidad es lo que tiene que mover a todos los funcionarios públicos. (…) Me voy a poner en la piel de ustedes y quiero que ustedes se pongan en mi piel, sé que juntos lo vamos a lograr”, dijo.
Agradeció a su madre, a su compañero Celio y, visiblemente emocionada agradeció a Dios “porque sé que su divina providencia hoy me está acompañando, y si me puso acá es porque tengo la fortaleza suficiente para lograrlo”.
LA CARTA
Montes de Oca leyó una carta elevada por un beneficiario del BPS quien agradecía la atención recibida de parte de los funcionarios de Activos, Pasivos y Administración. Era de un docente que por razones de salud tuvo que asistir varias veces al organismo; siempre fue atendido en forma correcta y eficaz por los funcionarios, a tal punto que le comunicaron a su celular no olvidara la documentación que tenía que llevar a las juntas médicas del BPS en Montevideo. Destacó que pasaron los límites de sus deberes como funcionarios públicos demostrando sus valores como seres humanos.
Al finalizar la lectura, Montes de Oca pidió a los funcionarios que esta actitud se repique en el lapso que durará su gestión en Salto.
LA NUEVA
GERENTE
Es oriunda de Tacuarembó. Estuvo asignada al departamento de Artigas, de donde se fue a Montevideo porque sus hijos estaban en etapa de estudios superiores. Hizo la carrera de Técnico en Administración de Empresas y Técnico en Administración de Empresas Públicas, trabajando en Montevideo en distintos sectores. Entiende que en la parte locativa están bien y que hay que seguir trabajando con la misma exigencia que hasta ahora, y fortalecer el compromiso como servidor público aumentando lo que es el valor. Quiere dedicar mucho al interior profundo de Salto, porque es del interior y allí existe otra realidad que no es la de la ciudad, hay ciudadanos que también son personas con derechos y en ellos se va a enfocar.
INFORMALIDAD
EN SALTO
Sobre este tema, manifestó que trabajarán con lo que es la política del Banco y que dependen mucho del apoyo del cuerpo inspectivo de Montevideo. “Todos los gerentes de sucursal estamos requiriendo que los inspectores tengan mayor presencia en el interior. Es imposible hoy en día hacer frente a esa situación con los funcionarios que tenemos. Llevamos adelante la reforma tributaria, el plan de equidad, el Sistema Nacional Integrado de Salud, la incorporación de los profesionales. Seguiremos pidiendo más presencia de inspectores y que se nombren más funcionarios para esa tarea específica”.

En el marco del recambio de Gerentes que se realiza cada tres años a nivel nacional en el Banco de Previsión Social (BPS), el pasado jueves asumió como Gerente de la Sucursal Salto BPS  Sonia Montes de Oca, quien se desempeñaba en la sucursal de Paysandú. A su vez, Ana Gandini, quien hasta el momento estaba a cargo, pasará a ocupar la gerencia del departamento de Rivera.

RECONOCIMIENTO

A LOS FUNCIONARIOS

A la hora 15 se realizó una reunión con los funcionarios para las presentaciones oficiales. En primer término, Ana Gandini se  dirigió a los funcionarios manifestándoles su reconocimiento a todos, porque la mejora que hubo en este tiempo fue gracias a ellos y quien asume tendrá un excelente grupo de trabajo. Auguró una buena gestión a la nueva gerente.

CAMBIO DE

PARADIGMA

Juan Carlos García, Gerente para el interior, manifestó que era un día especial por el recambio de autoridades. “También es especial porque es la segunda rotación de gerentes del interior -agregó. Hace ocho años se inició una reconfiguración del interior. Hubo varios concursos para jefes y gerentes -como en este caso-, hubo un cambio de paradigma de la gestión pública. Se trabaja con otras instituciones públicas, con el objetivo de brindar soluciones a la población, de acercar un “paraguas protector” ante cualquier contingencia que se pueda dar en el correr de la vida laboral de la gente”. Señaló además que antes el BPS llegaba a 80 lugares; hoy se llega a 140 más las giras de pago, totalizando 440 puntos del país. “Hay que hacer de esto un gran modelo de gestión donde haya integración”, remarcó. Agradeció a Ana Gandini su gestión en Salto  y la “gran mano” que dio en los grupos de trabajo, pues  lideró el tema de gestión de cobro. A su vez, dio la bienvenida a Sonia Montes de Oca, diciendo que sabía de su capacidad funcional y calidad humana, reconocidas por todos.

“JUNTOS”

Por último hizo uso de la palabra la flamante gerente, quien manifestó estar feliz por el logro personal y el éxito profesional, pero no se lo atribuyó a sí misma sino a los buenos jerarcas que le enseñaron la función y le permitieron crecer. “Tenemos que enseñar a los demás a que vuelen”, agregó. Prometió una buena administración de los recursos financieros y económicos, pero sobre todo, de los recursos humanos. “La sensibilidad es lo que tiene que mover a todos los funcionarios públicos. (…) Me voy a poner en la piel de ustedes y quiero que ustedes se pongan en mi piel, sé que juntos lo vamos a lograr”, dijo.

Agradeció a su madre, a su compañero Celio y, visiblemente emocionada agradeció a Dios “porque sé que su divina providencia hoy me está acompañando, y si me puso acá es porque tengo la fortaleza suficiente para lograrlo”.

LA CARTA

Montes de Oca leyó una carta elevada por un beneficiario del BPS quien agradecía la atención recibida de parte de los funcionarios de Activos, Pasivos y Administración. Era de un docente que por razones de salud tuvo que asistir varias veces al organismo; siempre fue atendido en forma correcta y eficaz por los funcionarios, a tal punto que le comunicaron a su celular no olvidara la documentación que tenía que llevar a las juntas médicas del BPS en Montevideo. Destacó que pasaron los límites de sus deberes como funcionarios públicos demostrando sus valores como seres humanos.

Al finalizar la lectura, Montes de Oca pidió a los funcionarios que esta actitud se repique en el lapso que durará su gestión en Salto.

LA NUEVA

GERENTE

Es oriunda de Tacuarembó. Estuvo asignada al departamento de Artigas, de donde se fue a Montevideo porque sus hijos estaban en etapa de estudios superiores. Hizo la carrera de Técnico en Administración de Empresas y Técnico en Administración de Empresas Públicas, trabajando en Montevideo en distintos sectores. Entiende que en la parte locativa están bien y que hay que seguir trabajando con la misma exigencia que hasta ahora, y fortalecer el compromiso como servidor público aumentando lo que es el valor. Quiere dedicar mucho al interior profundo de Salto, porque es del interior y allí existe otra realidad que no es la de la ciudad, hay ciudadanos que también son personas con derechos y en ellos se va a enfocar.

INFORMALIDAD

EN SALTO

Sobre este tema, manifestó que trabajarán con lo que es la política del Banco y que dependen mucho del apoyo del cuerpo inspectivo de Montevideo. “Todos los gerentes de sucursal estamos requiriendo que los inspectores tengan mayor presencia en el interior. Es imposible hoy en día hacer frente a esa situación con los funcionarios que tenemos. Llevamos adelante la reforma tributaria, el plan de equidad, el Sistema Nacional Integrado de Salud, la incorporación de los profesionales. Seguiremos pidiendo más presencia de inspectores y que se nombren más funcionarios para esa tarea específica”.