“Soy consciente de que las metas cambian pero los objetivos no”

Una historia que contar… Con Oscar Emilio Mendoza Errandonea

Tiene 22 años… realizó el Bachillerato de orientación biológica (Medicina) en primera instancia con la idea de ser médico al igual que su progenitor el conocido Dr. Oscar Mendoza… pero luego la vocación lo fue definiendo en otro camino y optó por el campo de la Psicología. Rescatamos la historia de un estudiante – que también es músico profesional, partiendo del final de sus estudios liceales y acompañándolo – desde Una Historia que Contar… a partir de sus primeros momentos como universitario en la capital del país.

– ¿Qué recuerda de esa primera etapa?
-”Fue duro…más cuando falleció mi abuela. Pero tuve que adaptarme a esa y otras circunstancias que se dieron en mi reciente estadía en Montevideo. Ayudó el hecho de que en cierta instancia dejé de ir con tanta frecuencia y logre establecerme en la ciudad gracias a las amistades y vínculos fuertes en facultad y residencia. Aun así y todo con el sistema que tiene facultad en su mayoría por sus teóricos grandes y semestrales.
La residencia ayudó y ayuda mucho.
Viví las primeras semanas con mucho miedo pero ya por agosto y setiembre estaba más adaptado.
De las cosas más difíciles y hasta hoy es la construcción de vínculos donde uno pueda tener la calidad con la que los tiene en su ciudad de origen.
Los semestres pasan y vas cambiando de grupo y ello dificulta.
Implica mayores esfuerzos. Me hace extrañar los amigos que me hice en Salto.
Si bien algunos están en Montevideo la rutina de cada uno influye para juntarse sumado a que yo no soy tanto de proponer tampoco.
También el crecimiento ya que uno tiene más responsabilidades y los afectos siguen en el tiempo aunque uno no se vea tan seguido. Aún así añoro juntarme con ellos a veces e intento hacerlo y planificar las visitas el tiempo que estoy en Salto. Y cuando lo logro me siento satisfecho.
-¿Y cómo es ese vínculo?
-”Ellos me entienden y lo agradezco mucho. Podrían ofenderse y decir claro anda vos que ahora vivís en la capital… pero… nada que ver y al contrario.oscar emilio mendoza 001
Lo difícil es proyectarse ya que ello implica un territorio y verlos menos.
En cada esfera personal te transforma y en cada vínculo. Poder sostener estos depende de cómo lo vivan tus seres queridos y vos en conjunto y creo que estoy muy apoyado en esta instancia de estudio y formación técnica y personal”.
– ¿Y cómo vive el momento actual?
-”Aún sigue siendo duro y el donde vivir en el futuro se hace una respuesta que da cierto miedo y disgusto porque uno se desgarra un poco… Depende de cómo lo enfoque y viva con las posibilidades económicas del momento el cual haya cumplido los objetivos planteados que tengo en Montevideo.
Existe en mi imaginario la idea de en cierto futuro estudiar y profundizar en algún campo profesional en el exterior dependiendo de las posibilidades al termino de los objetivos que tengo. Por lo cual no todo está en un Salto vs Montevideo.
Soy consciente de que las metas cambian, pero los objetivos no necesariamente y estos están relacionados con la etapa de la vida en la que me encuentro, por lo cual estas proyecciones son una foto de lo que deseo hoy para el futuro”.
-¿Y su camino en la música?
-”Como músico, costó mucho el cambio al principio. Proyectarme artísticamente en la capital era algo que quería hacer desde hace años.
Así que uno de mis objetivos son poder hacer más música acá y quien dice poder hacer conocer mis canciones y producirlas. Parte de un sueño es luego con otra infraestructura hacer proyectos con músicos que me ayudaron a formarme y amigos músicos muy queridos.
Montevideo es grande y sus tiempos son distintos a los de Salto. Por lo cual me implicó una organización mayor para no llegar tarde a ningún compromiso.
El calculo de los tiempos es más constante del que yo realizaba en Salto. Seguramente influido en parte por tambien vivir en casa de mis padres y estar viviendo ahora solo.
Estoy en pareja con una compañera de facultad desde hace varios años.
La flia. es muy buena y me contienen. Es una gran amiga además de novia y eso me ha ayudado. Estudiar los dos Psicología también ayuda.
El distanciarse físicamente del entorno y tomarse el tiempo de explorar lo que a uno le interesa o simplemente la distancia para poder librarse de ciertas ataduras y preguntarse profundamente es lo que ayuda a decidir.
Y es lo que puedo aconsejar si alguien se encuentra en la misma situación que yo en aquel tiempo.
Costó que mi familia aceptara que no quisiera estudiar en Salto Psicología y que no estudiara Medicina. Pero lo entendieron y me apoyaron desde el primer momento
-¿Cómo describe la dinámica de su vida en la capital?
-”Sigue siendo complejo en algunos sentidos vivir acá pero cada vez es menos.
Uno valora más cosas que antes y ve de forma más madura. Y perdona las idiosincrasias del terreno donde se nace. Comprende sus porqués y… Se congracia con el lugar de origen en caso de que este no te agrade al irte.
Las dudas de la adolescencia construyeron este camino lleno de objetivos e ideales a concretar más maduro y en una ciudad más grande. Deseando poder mantener mi calidad de estudiante en Montevideo y no dejar mis objetivos en caso de que las circunstancias me lo permita claro está. Los objetivos artísticos y psicológicos.
En un curso que he empezado hacer hace un tiempo he aprendido mucho y me ha ayudado a entender realidades.
Siempre mis perspectivas a lo largo de mi vida son conciliadoras de los opuestos, buscan el punto en común, buscan un sentido de autonomía, de búsqueda permanente y servicio a otro sea en plural o singular.
Creo en Dios, tengo fe, y he descubierto que ciertos prejuicios son formados en base a realidades y que estas los preceden.
Y que uno ve lo que quiere ver de ciertas realidades y puede descubrir otras como la que descubrí en la Facultad. Estudio Facultad de Psicología pero no me interesa ni interesó fumar porro (algo que es un rótulo prácticamente del estudiante de Psicología/universitario) pero hablo de mi experiencia claro está, también creo en Dios y podría seguir con las formas donde no entro en los pre conceptos.
No es necesario estudiar Psicología para adentrarse en ello. Hace falta avidez por indagar sobre estos pre conceptos.
Estas perspectivas son polémicas pero también conocidas y si se quiere estoy más honesto conmigo y con el resto, aunque sea disidente de mis palabras sin generar gran conflicto sólo una mera reflexión que cada quien puede hacer en base a sus intereses en el campo en que se desenvuelva”.
-¿Qué lectura hace de sus propias reflexiones?
-”Siempre intento buscarle el lado bueno a las ideologías para comprenderlas aunque sean difíciles y crudas al ser aplicadas.
Veo esa perspectiva de un origen bueno, de las personas siempre tanto de los orígenes de las cosas y que luego estas se dan en situaciones complejas y terminan afectando a los demás y a la persona misma.
Si solo de buenas intenciones esta hecho el camino al infierno… Yo más allá de todo intento ver qué es la intención y por que la acción que concreta la intención termina en mal puerto. Siempre veo eso y eso reflexiono también y es algo que me llevó – en parte – a estudiar Psicología”.