Sr. Vicario General David George y Hnos. Anglicanos

Recibimos y publicamos: Salto, 16/3/2018

A través de este medio, estamos transmitiendo los sentimientos de muchos anglicanos salteños, miembros de las Parroquias San Lucas y Espíritu Santo, con muchos años dentro de la Iglesia que por ser hijos del mismo Padre que está en los cielos nos da la libertad de expresarnos, y en base a la normativa de nuestro Estado de Derecho que nos acompaña.

Sabemos de la preocupación de la Iglesia en su máxima jerarquía, por la situación de su futuro en Salto, ya que el retorno del Padre Enrique a Montevideo, nos pone de cara en una difícil situación a la continuidad del trabajo evangélico-pastoral en una ciudad.
Donde las noticias corren y muchas veces tergiversadas ya que se ha visto afectada la credibilidad de la Iglesia y su imagen por hechos acontecidos de pública notoriedad que han sido publicados incluso por la prensa nivel nacional afectando las buenas costumbres de esta comunidad que nada tiene que ver y tampoco queremos REPETIR hechos que han rozado la ética y buenas costumbres.
Con estima cristiana y con firmeza, luego de haber orado mucho, solos y en grupo, queremos expresar nuestro total rechazo  a repetir errores del pasado.
Como Cristianos por las promesas bautismales no hacemos pactos con el diablo en mentiras y presuntas corrupciones, que claramente la justicia humana deberá dilucidar a la brevedad.
No podemos aceptar que un mal Cristiano y peor clérigo, sea nuestro Párroco, modelo, maestro, orientador y ejemplo para nuestras vidas, siendo él una persona que por su jerarquía eclesiástica ha cometido actos y hechos contrarios a los que se predican de cómo debe ser nuestra vida, a pesar de ser pecadores, pero que tenemos que tener presentes, todos los cuales son de pública notoriedad y en conocimiento de las jerarquías eclesiales.
No es solamente perdón y reconciliación, sino que para que ello exista, debe de haber justicia y mientras no la haya no podrá haber paz, como también sin el reconocimiento de los errores cometidos, como dice la Biblia.
Hemos leído en Hechos de los Apóstoles que Dios también castiga, como el caso de Ananías, entre otros, por haber mentido y también en los Evangelios, el caso de Judas que a pesar de ser Apóstol y haber sanado y predicado, robaba a sus propios hermanos, como tesorero de ellos culminando con la traición.
Ante todo lo expuesto y el inminente cambio de autoridades en SALTO, vamos a pedir a Dios en nuestras oraciones por las Parroquias San Lucas y Espíritu Santo, que el Señor abra las mentes y ojos de las jerarquías que no han visto las consecuencia nefastas.

NO QUEREMOS MÁS DE LO MISMO, CAMBIOS SÍ PERO PARA MEJORAR Y NO PARA CONTINUAR PEOR.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...