Suspensión de la línea de ómnibus perjudicó mucho pero “sirvió como llamado de atención” comentaron los vecinos

«Recién habíamos conseguido que la línea de ómnibus diera la vuelta al revés y pasó esto y nos sacaron el ómnibus”, comenzó diciendo indignada a EL PUEBLO una vecina del barrio Horacio Quiroga e integrante de la Comisión Vecinal, Martha Godoy.
“Hay tantas versiones de lo que pasó que uno no sabe bien cómo fue, pero sabemos que varios vecinos declararon en el juzgado y detuvieron al que andaba con la chumbera, sabemos que no quedó detenido pero sí que tiene que ir a la comisaría varios días a la semana. Ahora estamos viendo con los vecinos de organizar una reunión grande con el Jefe de Policía, la gente de la seccional y también invitar a la gente de la Intendencia. Queremos que sea en la escuela porque así involucramos a los niños y poder enseñarles un poco todo esto”, comentó Godoy.
La reunión de la que habla la vecina consultada por este diario se cumplirá esta tardecita en el local del CAIF del barrio y en la que estará presente el propio Intendente de Salto, Dr. Andrés Lima, según la información que fue remitida en las últimas horas a este diario desde la oficina de prensa de la comuna.
“Nosotros esperamos que ahora que se detuvo al que provocó todo esto, nos vuelvan a poner el ómnibus”, comentó la vecina cuando todavía no había información sobre la fecha en que volvería a a circular el servicio de ómnibus de la línea urbana de pasajeros de la Intendencia de Salto, que fue suspendido el pasado lunes por decisión de las autoridades del sector, tras la agresión sufrida en uno de los coches.
“Si bien la medida perjudicó y sigue perjudicando, creo que los vecinos sintieron que fue una forma de llamar la atención y ponernos las pilas todos, porque sino las cosas siguen y puede pasar cualquier otra cosa mucho más grave”, agregó la integrante de la comisión vecinal.
MUCHOS VECINOS
PERJUDICADOS
La única línea de servicio de ómnibus (Nº 9) que recorre el barrio fue suspendida “te imaginás cómo estamos”, agregó la vecina. “Esa línea la toman todos los vecinos, los gurises que van al liceo o a la UTU temprano, los que van al Hospital, a la UBA 7, todos”, reclamó.
Pero dijo que “ahora tenemos que tomar la línea Nº 7 que pasa como a 15 cuadras, por arriba del barrio, por Catalán e Industria que es lo más cerca, porque en todo el barrio para atrás no hay ninguna línea. Nosotros tenemos muchos estudiantes que van a la UTU y salen a las 6 y 30 de la mañana, hay mucha gente que no tiene otro medio que no sea el ómnibus”, dijo con preocupación.
“VENÍA
TODO BIEN”
“Hace un mes y medio más o menos conseguimos que el ómnibus hiciera el mismo recorrido pero al revés para que los gurises puedan ir al liceo en él, la gente recién se estaba adaptando a los horarios, al sentido contrario y pasa esto, pero bueno, ahora vamos a ver si hacemos una reunión para solucionar estos temas”, declaró.
“Acá venía todo bien, hace poco se firmó para hacer el saneamiento de los barrios Horacio Quiroga, 5 de Abril y Bello Horizonte, y la gente apoyó, hubo una linda reunión con los vecinos y motivó mucho que el intendente prometió que después que hagan el saneamiento venía el bitúmen y otros arreglos. La escuela se está movilizando con el tema de la basura, repartiendo folletos sobre el tema”, dijo Godoy en referencia a la situación general del barrio.
NO SE DENUNCIA
POR MIEDO
Sobre el pedido de las autoridades hacia los vecinos para que hagan las denuncias policiales cuando ocurren estos hechos, la integrante de la comisión dijo que “en general a la gente a veces le queda difícil hacer las denuncias porque a veces por miedo y por no perder tanto tiempo después en la comisaría o por no tener que pasar toda una tarde en el juzgado, no hacemos las denuncias”.
Pero dijo que “hay que hacerlas igual. Creo que si la gente ve que hacen algo, como a este chico que lo detuvieron se va a animar más. Además ahora cuando llamamos al 911 no vienen hasta nuestra casa, sino que van directo al lugar del problema. Antes cada vez que llamabas al 911 porque había un problema con alguna barrita en una esquina venían primero a tu casa a tomarte los datos y ahora eso cambió, van primero al lugar que denunciaste y eso es mejor. Ahora uno llama y viene el móvil de la (seccional) Tercera enseguida y la gente se siente más protegida”, manifestó.
LAS BARRITAS
EN LAS ESQUINAS
“El sector ese donde pasó lo del ómnibus ya pasó otras veces, es una barrita que está ahí y por eso pedimos que la gente denuncie. A veces nos dice la Policía que si te roban algo y no hacemos la denuncia es porque es poco y porque no le van a hacer nada por eso, queda como que el barrio está bien porque no hay denuncias y si la gente empieza a denunciar cada cosa que pasa a la Policía le queda el registro y ahí ellos empiezan a ver que tal zona está complicada y se dan más vueltas con el móvil”, señaló.
“Acá por ejemplo tenemos un problema en Industria y Catalán, donde hay una garita (de ómnibus), en el local viejo de la Escuela Nº92. Había una barrita de gurises que pasaba todo el día ahí y varias veces le habían sacado el dinero a los choferes y ellos venían con miedo, entonces el coche no pasó más por esa garita, pero ahora esa barra se cambió para otra garita. Yo creo que esta reunión que vamos a tener va a ser buena porque va a hacer que se tomen otro tipo de medidas más importantes”, concluyó Godoy.