Taller de Metodología de Aplicación y Construcción de Juegos Cooperativos PAECEF – COOPTZES _ INACOOP

Desde la cooperativa COOPTZES (Cooperativa de Trabajo Zona Este Salto) en el marco del convenio del PAECEF (Programa de Apoyo a las propuestas de formación Cooperativa en la Educación Formal) se invita al segundo Taller: “Metodología de Aplicación y Construcción de Juegos Cooperativos PAECEF COOPTZES-INACOOP”.
Con el fin de impulsar la enseñanza del cooperativismo y la visibilidad del compromiso de las cooperativas en sus comunidades, se lleva adelante en salto el Programa de Apoyo a la Formación Cooperativa en la Educación Formal implementadas por entidades cooperativas.
Desde el mes de junio se viene trabajando con las Escuelas Nº 97 y Nº 88 con el fin de realizar a fin de noviembre encuentros masivos de juegos cooperativos y actividades de promoción del cooperativismo desde los niños hacia la comunidad toda de Salto.
Se viene realizando en simultaneo un documental sobre el mismo y una investigación sobre los alcances de los contenidos de la teoría cooperativa en los contenidos curriculares de la educación formal en primaria. Para COOPTZES es uno de los proyectos desafío ya que es la primera vez que desarrollamos un PAECEF y como nuestra cooperativa de trabajo apunta a desarrollar este tipo de proyectos es una satisfacción y un verdadero compromiso realizar un buen producto sobre el mismo.
Desde el 2016 venimos gestando y promoviendo la Cultura del Cooperativismo en el club de niños la Tablada, convenio COOPTZES – INAU tanto en los 64 niños, niñas y adolescentes con los que trabajamos, de 4 a 14 años y sus familias, nos han dado muchas satisfacciones a la hora de llevar a la practicas nuestros aprendizajes.
Es por ello que vemos importante no solo formar a niños, niñas y adolesctalleres 001entes de las escuelas y del Club de Niños La Tablada, es por eso que este sábado se cumplirá el segundo taller a docentes, estudiantes y públicos en general este sábado 19 de octubre desde las 09:30 a 12:30 en la planta alta del Ateneo de Salto, Artigas Nº 529, aunque no estén inscriptos en el formulario pueden concurrir igual. Contacto celular: 099095015.
Hacia mediados del pasado siglo surge en los Estados Unidos un creciente interés por dar respuesta pedagógica a una situación que estaba convirtiendo las aulas escolares, sobre todo las de enseñanzas medias, en lugares poco adecuados para desarrollar la tarea principal para la que habían sido creadas. Esto es, para garantizar la educación de los niños y jóvenes que a ellas acudían. La realidad demográfica y humana hizo que la heterogeneidad hubiera pasado a ser una de las principales características de dichos entornos educativos. Heterogeneidad y diversidad que se traducía en aulas repletas de muchachos y muchachas procedentes de ambientes raciales muy diversos, con niveles educativos dispares, con intereses y motivaciones apenas coincidentes y en las que los profesores trataban de resolver las situaciones de enseñanza-aprendizaje intentando aplicar técnicas didácticas procedentes de situaciones educativas muy anteriores en las que los ambientes de aprendizaje gozaban de una mayor homogeneidad.
Ante este escenario educativo un amplio grupo de investigadores procedentes de diversas universidades comenzaron a estudiar, experimentar y diseñar un rico conjunto de técnicas didácticas que tienen como finalidad la consolidación de procesos de aprendizaje en los que los alumnos trabajan entre si para conseguir un aprendizaje de calidad a través de procesos mediados, interactivos y colaborativos.
Algunas de las grandes diferencias de estas técnicas, respecto a otras anteriores, es que se apoyan en la riqueza que supone la heterogeneidad de los alumnos, en la importancia de la ayuda que se prestan unos a otros para la consecución de objetivos comunes y en el principio de corresponsabilidad de unos hacia otros.
Fue el comienzo de lo que hoy conocemos como Aprendizaje Cooperativo.
Es el inicio de una nueva conceptualización de los procesos instructivos en los que se percibe con esperanza la posibilidad de dar respuesta a situaciones escolares que habían comenzado a generar un estado de desánimo generalizado entre los distintos sectores protagonistas: alumnos, profesores, padres, etc.
Podemos definir el aprendizaje cooperativo como un amplio y heterogéneo conjunto de técnicas, estrategias y recursos metodológicos estructurados, en los que los alumnos y los docentes trabajan juntos, en equipo, con la finalidad de ayudarse a través de las mediaciones de iguales, docentes, materiales, recursos y otras personas, para así construir el conocimiento de manera conjunta.
El aprendizaje cooperativo es una metodología didáctica aparentemente sencilla y de fácil comprensión, aunque en realidad en muchas ocasiones se obvian algunos de los elementos básicos, sin los cuales no podríamos hablar exactamente de estar practicando un aprendizaje cooperativo.
Responsabilidad individual y grupal.
Cada miembro ha de hacerse responsable de su parte de trabajo, así como el grupo en su conjunto se ha de responsabilizar del cumplimiento de los objetivos.
Se ha de tener muy clara la finalidad del trabajo y ser capaces de valorar el progreso realizado en cada momento por el grupo así como el esfuerzo realizado por cada miembro en particular.
El esfuerzo individual refuerza el logro grupal, en contra de la idea muchas veces criticada de que el trabajo en grupo diluye la responsabilidad individual. Todo depende del planteamiento del trabajo, la evaluación del esfuerzo y el logro individual y del nivel de consecución de los objetivos grupales.