Talleres Don Bosco difunde nuevos cursos que incluyen práctica de las últimas tecnologías en electrónica y Autotrónica

El padre Rafael Costa es el actual director de los Talleres Don Bosco, dedicados a la  Educación para los jóvenes, educación para futuro en el mundo obrero, con toda una nueva tecnología, una nueva propuesta que merece todo el apoyo de nuestro Uruguay, y más que el apoyo, recibir con gran apertura esta propuesta que tanto estamos buscando en la búsqueda de valores, de contención, de límites, de ambiente, de vida sana y de crecimiento de nuestros jóvenes.

Anda recorriendo todo el interior del país haciendo esta propuesta y acercándola. Lo que pretendemos es que de Salto, que desde hace un tiempo son pocos los que se acercan a Talleres Don Bosco quizás porque no conocen esa propuesta, puedan saber que acá hay una puerta abierta de un futuro para sus hijos, al estilo Don Bosco, buenos cristianos, honrados ciudadanos, explicó el Padre Jose María Acuña, quien acompañó al Padre Costa hasta la Redacción de EL PUEBLO.

El Padre Rafael Costa,  es salesiano desde hace 30 años. Lleva 20 como sacerdote y he estado en tres centros educativos distintos: uno el preuniversitario Juan XXIII en Montevideo, nueve años en el Colegio y Liceo  de Paysandú y ahora hace cuatro que estoy en la escuela técnica, que es la única que tenemos los salesianos en Uruguay, fundada hace 118 años y es la única que ha recibido jóvenes de todo el interior del país, expresó.

6

El Padre Costa junto al Padre José María Acuña.

PREPARARSE Y RECIBIR LA TECNOLOGÍA

En esta recorrida – manifestó el Padre Costa – voy encontrando alumnos, exalumnos, padres y familiares, en la radio o en la televisión como ayer en Bella Unión comenzaron a llamar por teléfono agradecidos por la educación que habían recibido  y por la profesionalidad con que salieron.  Entonces, en este marco de un Uruguay productivo, que lo constaté y lo palpé en la recorrida, se están haciendo una cantidad de cosas y la gente tiene trabajo.

Pero no hay que quedarse solo con el trabajo sino estar preparados para el buen trabajo y tener la tecnología correspondiente. Eso para nosotros es un desafío grande de ponernos al día en la enseñanza técnica, que es importante no quedarse atrás.

Con ayuda alemana, una de ellas, la que está más avanzada en este momento es Mecánica Automotriz. El año pasado, con una procuradora salesiana que tenemos en Bonn, tuvimos un encuentro con ellos y el gobierno alemán aprobó un proyecto de 900.000 euros que nos permite dar la nueva tecnología de electrónica y Autotrónica, que hoy en día  todos los autos funcionan así, si no, no funcionan.

Es un elemento más que no estaba. Además, aparte de eso, neumática hidráulica, que es lo que usa la máquina industrial; porque cuando se rompe algo, uno de los problemas es quién lo hace y cómo lo hace. No hay que traer del extranjero un especialista o un mecánico: aquí lo pueden armar perfectamente.

NO SOLO LA TEORÍA

Lo que tiene de bueno, es que en Talleres la gente practica  con las cosas, no las mira de teoría. Si bien tiene la teoría de todo lo que tiene que hacer, toca el material. Se combina con mecánica industrial, mantenimiento de maquinaria agrícola es importante tener: una tornería, usar soldadura, fresadora, y todas las capacidades de soldaduras que hay ahora, que son varias. Ahora, por ejemplo, están pidiendo de Colonia para armar los galpones soldadura tubular de caño, suelda de un lado solo y del otro no.

En eso estamos marchando en tecnologías. En esa vuelta, el año pasado fuimos a África con dos alumnos del colegio a un colegio nuestro en Angola. Fueron a dar clases, y este año fueron cuatro más. Es un convenio con el gobierno español, de la ONG, también con los salesianos de allá. Están muy entusiasmados y tiene una cantidad de perspectivas de futuro muy grandes porque es un pueblo que, después de 30 años de guerra, está en desarrollo.

UN ACUERDO CON LA FIAT

Dentro de toda esa búsqueda, en la Escuela Salesiana de Turín, que hay sobre todo automotriz fundada por el dueño de la FIAT, la misma FIAT ahora está ayudando a todos los salesianos a nivel mundial de acuerdo para poner un taller específicamente de FIAT. Ya tenemos el acuerdo de esto, lo va a instalar FIAT de Brasil y FIAT Argentina. Los tres años de cada carrera lo pueden hacer los chicos que terminan tercero  como también los exalumnos. Por eso, la movida por el interior es para que la nueva tecnología de los exalumnos que dejaron talleres puedan acceder a eso en cursos cortos, o también con los cursos largos.

¿Quiénes pueden acceder a los cursos?

Los de cursos de mecánica industrial, mecánica automotriz, carpintería. La carpintería está ahora basada en la carpintería interior de la casa, donde hay una combinación de madera, aluminio y vidrio, para la nueva forma de vestir interiormente una casa. En el sentido minimalista, es lo último. Comunicación gráfica, que es la parte de artes gráficas, que va desde conocer el diseño, pasar por la pre prensa, la prensa misma, y estudiar también algo que está en boga acá pero que también Uruguay ha sido un aporte muy grande a América Latina, que es el packaging (presentación del envasado):

OTROS CURSOS

También tenemos un curso nuevo que la gente lo ha pedido mucho, que es técnico en informática. Todos los 1º, los cuatro 1º -industrial automotriz, carpintería, comunicación gráfica e informática  y administración, se entra con tercer año de ciclo básico terminado. Con bachillerato de UTU, también. Este curso de técnico en informática –solamente este- requiere cuarto año de liceo terminado, porque son dos años con un título que es propio de Taller Don Bosco, no es un título que está avalado por la UTU sino que es propio, pero con los años de experiencia que tiene Talleres, es una buena propuesta.

También tenemos para los jóvenes del interior la residencia estudiantil, lo que antes le llamábamos que es muy diferente, porque van de lunes a viernes o de martes a jueves –según las clases que tengan- y los fines de semana se van para la casa. Algunos regresan al departamento en que viven, otros se juntan y van a la casa de un compañero, un pariente; pero no es lo mismo estar molestando un fin de semana a un pariente que estar toda la semana. Ahí tienen las cuatro comidas, tienen todo: sala de lectura para estudiar, biblioteca, un ciber interno donde está la sala de informática. En este momento hay 500 y pico de alumnos de mañana, de tarde otros 100, y de noche hay cursos cortos para adultos, que ya van a hacer tres meses, son 850 alumnos.

¿Qué costos tienen?

El costo varía según la carrera, porque mecánica industrial, por ejemplo, el material es muy caro. Ellos tocan el material, lo usan, se desperdicia y se vuelve a hacer. En este momento están haciendo los proyectos de mecánica industrial. Son proyectos reales. Tienen que conseguir un cliente, el cliente les tiene que pagar el costo del producto, comprar los materiales, tienen que hacer una carpeta con todos los horarios que van a implementar para hacer esto (son grupos de cinco o seis): el diseño, el dibujo, la seguridad, una cantidad de cosas. Todo lo que tienen aquí en el curso atrás, que está puesto, las materias, están consideradas en esa carpeta de presentación. Ahora están haciendo un sinfín para tirar semillas a un silo, la soldadura, pasa por todo, el torno, y sobre todo la medida de las cosas, la estética, para hacerlas bien. Una cosa es dibujarlas y otra es llevarlas a la realidad. Entonces, ahora, en este momento, el taller de mecánica automotriz parece una fábrica: están todo el día las amoladoras, las soldadoras, todo el tiempo hay olor a quemado. El costo varía según eso; una cosa es carpintería o informática, es menos que esto otro. Para vivir adentro, residir adentro y estudiar, está entre 7 y 8 mil pesos mensuales.