Tamberos analizan la posibilidad de enviar sus vacas al frigorífico y “bajar la cortina

La difícil situación que atraviesa el sector lechero en la zona, fue analizada por la Comisión de Desarrollo de la Junta Departamental de Salto, que recibió a los diferentes actores involucrados para tener en cuenta sus planteos e intermediar en posibles medidas paliativas para la crisis que vive el sector.
El trabajo realizado por los integrantes de esta comisión, fue expuesto ante EL PUEBLO por los ediles por el Frente Amplio, Liliana Filomenco, Gabriel Duarte, Fernando Irabuena y Mauricio Ferreira, por el Partido Nacional, los ediles Gustavo Coronel y por el Partido Colorado, los ediles Heber Giménez y Analía Frola.
La Comisión calificó la situación como “extremadamente grave”, porque hay temor por la pérdida de la fuente de trabajo de cerca de 300 personas involucradas al sector lechero en la región.
Además de las medidas tomadas por el legislativo comunal que implicó un pedido de medidas paliativas a diferentes organismos nacionales involucrados en el tema, el propio Intendente de Salto, Andrés Lima, ha tomado algunas medidas al respecto para mostrar la sensibilidad del ejecutivo con el tema.
Tal es así que Lima envió un proyecto de decreto exonerando a los productores de la tasa bromatológica y postergando la fecha de vencimiento de la Contribución Inmobiliaria Rural al sector, como forma de contribuir de alguna forma con la crisis lechera.
ACÁ PAGAN $ 4,20 EL LITRO DE LECHE Y CONAPROLE PAGA $ 7
Primero fueron citados los productores lecheros a plantear su punto de vista sobre la crisis que atraviesan. Concurrieron integrantes de SOFRIL y la Fomento Rural Salto, quienes indicaron que los tamberos están trabajando a pérdidas, para algunos el mes que viene significaría bajar la cortina y enviar sus vacas al frigorífico. El litro de leche se les está pagando a 4,20 pesos cuando CONAPROLE está pagando a los productores del sur cerca de 7 pesos el litro. “Hay gente que está perdiendo enormes sumas de dinero y hasta tienen que poner dinero para seguir ordeñando al mes siguiente”, explicó el edil Coronel.
En Salto son muy pocos los productores que remiten a CONAPROLE, y que el resto de los tamberos puedan cambiarse de empresa no es algo que se pueda concretar porque no hay cupos.
CERCA DE 300 PERSONAS TEMEN POR SU FUENTE LABORAL
Representantes de los trabajadores de la industria lechera dieron cuenta de su situación, la empresa les aseguró que la industria no se iba a cerrar.
Son cerca de 70 productores los afectados por esta medida, pero además son casi 100 trabajadores en la industria lechera que viven esta incertidumbre y otro tanto afectado a los tambos, en cerca de 70 productores que no saben cómo hacer frente a las dificultades, por lo cual la cifra de personas involucradas al sector lechero rondaría las 300 personas.
LOS PRECIOS INTERNACIONALES CAYERON A LA MITAD
La Gerente General de la empresa acudió al llamado de la Comisión y ser refirió a la caída de los precios internacionales en el rubro de los lácteos, que hizo por ejemplo que hoy las empresas estén recibiendo 2.500 dólares por la tonelada de queso cuando hace muy poco tiempo recibían 5.000 dólares; a esto se suma que las cámaras de frío están repletas de queso pronto para exportar y no encuentran mercados. Esto evidentemente habla de una crisis en el sector que se agudizaría si no hubiera salido la venta de leche en polvo a Venezuela, según expresó el edil Coronel tras las versiones dadas por la Gerente de la empresa exportadora a la Comisión de Desarrollo de la Junta.
Si bien esta venta no repercute directamente sobre los productores del departamento, da cuenta de un movimiento que alienta algunas expectativas a que el negocio pueda seguir y a que se generen remesas de dinero.
Los ediles indicaron también que la gerente no manejó en ningún momento el cierre de la empresa ante la Comisión.
PEDIDO DE AYUDA A ORGANISMOS INVOLUCRADOS

La Junta Departamental a través de la solicitud de esta comisión resolvió remitir resoluciones a los distintos organismos del estado involucrados en el tema. Así, se le solicitó al Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP) que contribuyera con el sector a través de un apoyo forrajero y de asistencia técnica; se le solicitó al Directorio del Banco República que explorara las posibilidades de buscar herramientas financieras como anticipo al fondo lechero y al Instituto Nacional de Colonización (INC) se le solicitó que esos productores que a su vez son colonos cuenten con algunas contemplaciones en el vencimiento del pago de su renta y al Ministerio de Economía e Industria para que se sensibilizara con la situación negociando mercados para las exportaciones lácteas.
“Para nosotros es muy importante que a nivel nacional se advierta la situación de la cuenca lechera en el norte del país.
El propósito es sensibilizar a la población por esta situación que vive el sector, que no es tradicional en la zona y ha requerido una importante inversión”, explicó el edil Duarte al referirse al planteo hecho por la Junta.