También tuvo de Santa

También tuvo de Santa
El tradicional Vía Crucis coronó ayer una semana que por el laicismo de nuestro país se apunta la mirada al Turismo, pero que también tuvo un momento para la espiritualidad y el sentido religioso.
Una multitud acompañó ayer la emblemática peregrinación que volvió a realizarse por el centro de la ciudad y que en algunos
de sus pasajes, bregó por los pobres y por recuperar a los
drogadictos.

El tradicional Vía Crucis coronó ayer una semana que por el laicismo de nuestro país se apunta la mirada al Turismo, pero que también tuvo un momento para la espiritualidad y el sentido religioso.

Una multitud acompañó ayer la emblemática peregrinación que volvió a realizarse por el centro de la ciudad y que en algunos de sus pasajes, bregó por los pobres y por recuperar a los drogadictos.