Tanto esperar el fútbol y jugar un día laborable

El martes a la noche en el Consejo Superior de la Liga Salteña de Fútbol, se votó para jugar el sábado a la tarde, la primera fecha del Campeonato Salteño en la Divisional “A”. Fueron tres suspensiones consecutivas: 3, 10, 17 y 24 de abril. La quinta pretende ser la vencida. De lo que no hay dudas, es la avidez por el despunte de la temporada. Está planteado. Téngase en cuenta que algunos equipos (entre otros, River Plate, Salto Nuevo y Saladero), no afrontan partidos por más de siete meses. La dirigencia optó por el sábado a la tarde, en función del feriado del domingo 1º de Mayo.
Lo lamentable-cuestionable: tanto esperar y jugar un día laborable. Los tiempos han cambiado y el sábado a la tarde no son pocos los comercios que abren sus puertas, aquellos ubicados en la zona céntrica y otros en zonas estratégicas, como la Zona Este.
Pactar la primera fecha para el sábado a las 14 y 16 horas (solo en el Dickinson dos horas más tarde en cada caso), parece ser un contrasentido. Si el fútbol es un espectáculo para la gente y la gente no puede ir atento a lo descripto, después no tendrán sentido esos cuestionamientos que aparecen y que se sintetizan en una frase: “la indiferencia del aficionado”.
Por eso lo del título: tanto esperar el fútbol y jugar un día laborable.
Una pena grande.