Taxistas en pie de guerra contra autos que operan en forma ilegal, ya les han quitado hasta el 50 por ciento del trabajo

Cansados de la situación que vive el sector por la saturación del mercado y la creciente aparición de “autos truchos” que hacen su trabajo con competencia desleal en Salto, los taxistas de nuestro medio agrupados en el Centro de Unión de Taximetristas locales declararon una situación de cuasi emergencia y rechazan que la Intendencia de Salto, otorgue diez nuevas matrículas de taxi y sobre todo que convoque a cooperativas de trabajo, porque aducen que eso alienta a que haya sociedades de hecho.
Los taxistas agrupados manifestaron ayer en conferencia de prensa su intención de que la Intendencia de Salto tome medidas en las que controle a los autos que realizan viajes y cobran por el traslado sin estar autorizados, a los cuales denuncian porque dicen que “les están quitando el trabajo”, que no ofrecen “seguridad porque trasladan muchas personas sin tener autorización para hacerlo” y que “no pagan impuestos”.
Señalaron a su vez que tras mantener una reunión con el Director de Tránsito de la comuna, Rafael Di Donato y el Intendente de Salto, Andrés Lima, los jerarcas se comprometieron a “tomar medidas con los autos truchos”, al tiempo que al plantearle el problema a las autoridades de la Policía, los mismos les expresaron que “es la Intendencia la que debe adoptar medidas pero que estaban dispuestos a trabajar coordinadamente con la misma por este tema si se lo proponían”.
MOLESTOS
El presidente de la gremial de taxistas salteños, Hugo Morat, dijo que “queremos que la gente de Salto sepa que hace tiempo que venimos luchando para que se regularice la situación de los coches ilegales, los cuales no aportan como taxis que estén autorizados por la Intendencia. Hemos venido trabajando en el tema desde hace varios períodos de gobierno y si bien últimamente hemos tenido una reunión con el Director de Tránsito de la Intendencia y con el propio Intendente, no hemos logrado nada, porque no nos dan solución a la problemática que se está viviendo”.
Señaló que “queremos plantear nuestra disconformidad en este momento, donde estamos luchando para combatir el informalismo que ha mermado nuestro trabajo. Y encima la Intendencia ahora hace un llamado para otorgar 10 chapas más de taxis, algo que no está en consonancia con la situación que atraviesa el sector en estos momentos”.
Morat dice que le pidieron una explicación a la Intendencia de porqué había hecho el llamado para entregar esas 10 matrículas de taxi, pero que “no nos quisieron responder”, ya que la gremial del taxi le puso énfasis que “el mercado salteño está saturado de taxis y no hay lugar para que diez chapas más de taxis circulen”.
Por su parte, otro de los integrantes de la directiva del Centro Unión de Taximetristas de Salto, Agustín Guglielmone quien es taxista desde hace varias décadas, dijo que “cuando empezó este gobierno comenzamos un proceso de diálogo con las autoridades de Tránsito y con el propio intendente para plantearle la problemática, donde le dijimos que cada vez se incrementaba más la cantidad de coches que cumplen tareas de taxistas sin serlo, donde contamos alrededor de 60 vehículos en esa situación y eso afectó nuestro trabajo, impactando en un 50% del total del trabajo que teníamos, lo que nos afectó para poder mantener los costos legales y a las personas empleadas”.
Guglielmone dijo que quedaron “sorprendidos” con la resolución que con fecha del 31 de agosto publica la Intendencia para convocar a interesados a entregar 10 nuevas matrículas de taxi. “Eso echa por tierra todo lo que veníamos trabajando con la Intendencia para logra una solución a nuestra problemática. Fuimos a buscar colaboración de la Intendencia y nos encontramos con las cosas al revés. Primero van a entregar las diez chapas de taxis y después van a salir a controlar a los ilegales, la idea que nos queda a todos en este caso es que están empezando al revés y después no sabemos si van a lograr el cometido”.
El veterano taxista dijo que todos “quieren que se sepa, que todos los involucrados en el taxi que son alrededor de 180 familias salteñas, nos encontramos totalmente disconformes con esta situación”.
CONTROLES
Por otra parte, el taxista Guglielmone planteó que “nosotros le pasamos a la Intendencia todas las matrículas de los automóviles que hacen este tipo de negocios en forma ilegal. Pensamos que mediante una notificación al menos deben aparecer los propietarios de esos autos y darle una explicación a las autoridades de porqué hacen este tipo de traslados pagos”. Y explicó que los considerados “autos informales que hacen trabajo de taxis, deben ser entre 30 y 40 en Salto”.
Por otro lado, Morat expresó que hay un “problema con los taxis argentinos que vienen a la terminal a buscar pasaje que van para Concordia y eso está expresamente prohibido, ni los taxis argentinos pueden venir a la terminal ni nosotros podemos ir a Concordia a buscar pasajeros para traer a Salto”.
El titular de la gremial de taxistas locales dijo que si bien esa situación había sido controlada por la autoridades, ahora “es tan grande el descontrol en la parte de fiscalizaciones, que esa situación sigue pasando y no hay problema ninguno. Yo vi la semana pasada como catorce personas llegaron al Shopping con un guía, se bajaron de un ómnibus y había seis autos argentinos que estaban en el lugar esperándolos, eso está totalmente prohibidos. Hace unos años pasó que quisieron hacer algo similar, pero la Intendencia de la época los detuvo, los llevó hasta la Jefatura y tuvieron que descargar el pasaje e irse vacíos. Pero ahora hay un descontrol tan grande que eso pasa”.
TRUCHOS CON TÍTULO
Consultado de si temen en Salto la aparición del sistema Uber, Hugo Morat dijo que “ya están, porque esos de Uber son truchos con títulos, pero acá en salto están los truchos estos”.
Además señalaron que muchos de los autos ilegales que operan como taxis truchos pertenecen a personas que tienen taxi formal y que además, cuentan con un automóvil particular que hace viajes clandestinos.
“Nosotros ya hemos pasado listado de las chapas matrícula a la Intendencia y a la Jefatura, ojalá tomen cartas en el asunto y hagan algo, pero la Policía dice que no puede hacer nada y el Intendente dice lo mismo y nosotros somos los que nos quedamos en el medio”, alertó.
Los taxistas dicen que lo que ofrece un taxi es “seguridad al pasajero ya que cumple con las normas de tránsito y es inspeccionado y controlado por la Intendencia, mientras que los truchos no ofrecen seguridad alguna ni son inspeccionados por nadie”.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...