“Tenemos que estar cerca de la gente y el partido político debe hacer de mediador con el gobierno”, dijo Miranda

“Tenemos que estar cerca de la gente  y el partido político debe hacer de  mediador con el gobierno”, dijo Miranda

Javier Miranda es abogado y profesor de Derecho Civil de la Universidad de la República. Es el único hijo del detenido desaparecido escribano Fernando Miranda, aparecido en 2006 en el batallón Nº14 de Toledo (Canelones), enterrado con la misma ropa que tenía cuando fue secuestrado por los militares de la dictadura. Es el Secretario de Derechos Humanos de la Presidencia de la República y antes fue el Presidente de la Organización Familiares de Detenidos Desaparecidos.
A él, el recuerdo de su padre, de lo que fue con él y de lo que le pasó después lo marcó a fuego. Tanto así que al ser consultado por EL PUEBLO de si va a ser candidato a la Presidencia de la República, responde con un No rotundo. Por un lado, porque dice que “no voy a usar a la fuerza política como trampolín” y por otro lado, sonrisa mediante, dice “dejame criar a mi hijo, tiene solo 9 años y quiero estar con él”.
Miranda puede convertirse el próximo domingo en el presidente del Frente Amplio, el partido político más importante del país en estos momentos, porque es además del más votado, el partido de gobierno. Algo que él quiere unir para acercar a la gente. Este es su diálogo con EL PUEBLO.
-¿Está fría la campaña hacia las elecciones internas del Frente Amplio?
No, para nada, la campaña está tibiona a caliente. Capaz que no hay un nivel de entusiasmo y participación como uno querría que eso sucediera, pero es comprensible. Es una elección interna del Frente Amplio en un momento político complejo, porque la gestión del gobierno está compleja y eso hace que los desencantos con este también se trasladen a la fuerza política.
-Ese desencanto ¿se trasladaba a los militantes o a la estructura del Frente Amplio?
A los frenteamplistas y a la gente que ha votado al Frente. Hay un problema que es un gran desafío en lo inmediato que es cómo volvemos a hacer para tener a los frenteamplistas mucho más cerca, no solo al militante, sino a la gente que sigue respaldando a la fuerza política en cada elección. (El actual ministro de Economía Danilo) Astori me decía hace un tiempo cómo la fuerza política puede volverse un puente entre el frenteamplismo y el gobierno. Y esa es una de las claves que hay que tener en cuenta. El gobernar siempre implica que haya gente en desacuerdo con cualquier otras medidas, y más en el Uruguay, sobre todo cuando empezamos a ver dificultades económicas que son un hecho y el gobierno debe tomar medidas que no son las más agradables para nadie y eso genera retracción de la gente y eso se traslada a la fuerza política.
-Usted reclama que haya transparencia y que se hable de todos los temas, entonces le pregunto ¿fue buena cosa que Astori anunciara un aumento de 200 pesos para los jubilados que ganan menos?
No, no fue buena cosa. Creo que ahí hay un error de comunicación, lo anunciado no es el aumento sino que se dará un adelanto, porque las pasividades en este país se aumentan de acuerdo al índice medio de salarios y esto que se da es un adelanto, hay un problema de comunicación y no vale la pena discutir si 200 pesos sí, o 200 pesos no. Porque al final terminamos hablando de los 200 pesos que es una caricatura de la realidad. Permitimos que se nos pegue, que se nos ridiculice en una situación que no tiene nada de ridícula, y donde no incide nada en lo que es el verdadero aumento de las pasividades.
-Bueno pero la gente discute que por lo menos hay jubilaciones bajas y otros problemas que quiere que el Frente los acepte.
-Claro, y esas deben ser las discusiones, enmarcados en una política de gobierno de 20’5 hasta hoy, donde las pasividades más bajas se vienen ajustando por encima de la demás pasividades, donde todo el sistema de seguridad social está en cuestión y el Frente Amplio, aumenta el salario real, el medio y el ajuste de las pasividades. Antes no aumentaban las pasividades porque no aumentaba el salario real, las políticas de blancos y colorados de no aumentar salario real, tampoco aumentaban las pasividades. Además de eso con la incorporación de los pasivos al sistema nacional de salud, cuando viene uno de los capítulos de la consolidación fiscal el gobierno dijo no toquemos el gasto público. Pero el Partido Nacional por ejemplo, salió pidiendo la reducción del costo del Estado, cosas que venimos escuchando desde las camionetas cuatro por cuatro que desde allí es muy fácil. Y encima la economista referente del nacionalismo, propone para reducir el gasto del Estado no incorporar a algunos pasivos al sistema nacional de salud. Como forma de reducir el gasto y ahí están las diferencias políticas centrales entre el Frente Amplio y los partidos de la derecha. Nosotros sabemos que hay que achicar el costo del Estado y más en estas situaciones de retracción de la economía, pero no a costa de los derechos de la gente. Y estas son las cosas que habría que estar discutiendo y no si 200 pesos sí, o 200 pesos no.
-¿Cómo cree que incidirán las discusiones y planteos que se haga desde la interna del Frente Amplio hacia el gobierno?
El gobierno gobierna, y lo hace para todos los uruguayos, lo hace con el programa de gobierno del Frente que fue el que eligió la ciudadanía, porque ese es el mandato formal por lo menos de la ciudadanía. Pero gobierna para los que lo votaron y para los que no los votaron. Pero la fuerza política no gobierna, genera opinión política hacia la ciudadanía y hacia el gobierno, se debe a su gobierno, y no debe estar en disputa, y debe estar dialogando con la fuerza política algo que pasa menos en la actualidad de lo que uno querría. Yo quiero tener mucho más diálogo y comunicación con el gobierno. Y tenemos que tener una comunicación institucionalizada, hay que estar mucho más cerca del Consejo de Ministros y eso mucho más aún a nivel departamental y más con los márgenes con los que se ganaron en los departamentos como en el caso de Salto. Debe haber más cercanías de la población con el gobierno y la mediación la debe hacer el partido político.
-¿A quién fue dirigido su spot de campaña que decía “Si estuviste cuando volvió Wilson en el 84 tenés que estar”?
A los que estuvimos a la salida de la dictadura, a aquellos que ganamos el plebiscito del 80, a los que en 1982 hicimos que los sectores democráticos de los partidos autorizados fueran mayoría, aquellos que en el año 1983 hicimos el 1º de Mayo y en setiembre hicimos la marcha de los estudiantes. A aquellos que recibimos a los gurises hijos de los exiliados que se venían, a aquellos que en el 84 fuimos a recibir a Wilson. A aquellos que el 1º de Marzo del 1985 festejamos todos juntos y aunque no habíamos ganado las elecciones nacionales ni siquiera ninguna departamental festejamos el retorno de la democracia, a los militantes, a los comprometidos, a los que estuvimos y queremos seguir estando en todas las batallas.
Entrevista de Hugo Lemos