Tía de la joven fallecida en el accidente del lunes denunció que hay testigos y quiere que declaren

Tía de la joven fallecida en el accidente del lunes  denunció que hay testigos y quiere que declaren

Aseguró que la hermana de la víctima estaba a 20 metros y vio todo

“Ella no era una cualquiera”, decía Claudia Rodríguez, la tía de Estéfani Grisel Cabrera Rodríguez, la chica de 16 años de edad que falleció el pasado lunes por la tarde, luego que a las 6 de la mañana de ese mismo protagonizara un accidente de tránsito, cuando iba en moto a la salida de un local bailable. Rodríguez mostraba su dolor por lo ocurrido y quiso realizar algunas precisiones sobre la información aportada por este diario, mientras leía la página 7 del diario del martes 15, donde EL PUEBLO daba a conocer la información del accidente.

Es que la información proporcionada a EL PUEBLO, sobre el accidente ocurrido ese día, fue a través de fuentes extraoficiales vinculadas a la Policía que coincidieron en sostener que el conductor de la motocicleta en la cual se desplazaba la joven que a la postre terminó falleciendo, “la había conocido esa noche en un local bailable” y además, que la Policía “no había encontrado testigos de lo ocurrido”, algo que la familiar de la joven fallecida desvirtúa tajantemente.

HABRÍA TESTIGOS

Claudia Rodríguez, llegó hasta EL PUEBLO acompañada de su esposo,    Lázaro Cabrera quien confirmaba las manifestaciones de ella. Afirma categóricamente que el conductor de la moto y la infortunada adolescente “se conocían desde mucho antes” del día del accidente. Y asegura que en el momento que ocurrió el siniestro, la hermana de la joven fallecida, “venía a unos 20 metros en otra moto con su acompañante y pudo observar todo lo que pasó”.

En ese sentido, la tía reclama que la Policía los cite a ambos para declarar sobre el evento, ya que hasta el momento no se han tomado cartas en el asunto por falta de pruebas.

Rodríguez contó que su sobrina ahora fallecida “trabajaba de niñera cuidando a un chiquilín de 3 años de edad. Llegó el domingo 13 hasta mi casa, porque ella estaba viviendo con una hermana suya en la calle Solís 1597, que queda cerca de mi casa ya que no tenía buena relación con la madre. Al llegar a casa me dijo que se iba a acostar porque estaba cansada, y me avisó que vendría más tarde y que le aprontara el mate, pero no volvió más”.

La mujer relató a este diario que cuando la joven llegó a la casa de su hermana, ésta estaba “acompañada por su pareja y otro amigo más, que era el conductor de la moto en la que se accidentó. Pasaron toda la tarde tomando alcohol y en la noche, la pareja de su hermana insistió en que fueran todos al local bailable, porque ella estaba cansada y no quería salir, eso me lo había dicho a mí. Pero ellos insistieron, le dieron alcohol para tomar y la llevaron al baile, los tres que le insistieron son mayores de edad y saben muy bien que le dieron de tomar. Fueron los cuatro juntos en dos motos”, comentó la tía de la víctima.

Pero Claudia Rodríguez, agrega un elemento sustancial para la investigación de este caso que aún no comenzó a ser analizado por la Justicia y es que al regreso del local bailable, volvieron “los cuatro juntos”, por lo tanto “la Policía no puede decir que no hubo testigos del hecho porque la hermana de la fallecida y su novio estaban ahí y vieron lo que pasó, vieron como chocó la moto, a unos 20 metros aproximadamente”.

Y reclamó que “por eso quiero que la Policía los obligue a ir a declarar, porque ellos vieron como fueron las cosas. Y hay información de quien habría sido el que pasó el semáforo en rojo, entonces quiero que eso la Policía y la Justicia lo sepan para investigar cómo ocurrió el accidente, porque fue una injusticia la muerte de mi sobrina que apenas tenía 16 años de edad y que era una buena muchacha, de trabajo y responsable”.

JUSTICIA

Quebrada por la situación, la mujer contó que “mi sobrina nunca salía con este joven, pero salieron ese día porque cuando ella llegó a su casa con intenciones de irse a dormir, estaban todos tomando bebidas alcohólicas y prácticamente que la obligaron a ir al baile. Quiero dejar claro que ellos ya se conocían y que no fue que se conocieron esa noche, habían llegado juntos y se retiraban todos juntos”, señaló.

Rodríguez es hermana de la madre de la joven fallecida y dijo que aún no prestó esta declaración ante la Policía, ya que prefirió “limpiar primero el nombre de su sobrina, porque no quiero que piensen que ellos se conocieron ahí y salieron en la moto, sino que ya se conocían y llegaron juntos”.

Tras las denuncias formuladas por la tía de la joven fallecida en el accidente del lunes pasado, la mujer recordó emocionada que “ella era muy trabajadora, cuidaba a un niño y trabajaba vendiendo cosméticos, yo la inicié en ese trabajo, me da mucha impotencia y dolor lo que pasó. Y vengo acá porque tampoco quiero que las cosas queden así nomás, acá hay un culpable y lo que le ocurrió a ella es una injusticia porque era una adolescente que tenía toda la vida por delante”, sostuvo.

Los padres de la adolescente viven a pocas cuadras de la casa donde en los últimos meses Estéfani pernoctaba con su hermana, junto a 9 hermanos de la víctima.