Titular de delegación uruguaya de CTM dijo que si Salto Grande “no existiera, la tarifas estarían mucho más caras”

Luego de haber trascendido a través del diario El País que Tabaré Vázquez nombró como integrante de la delegación uruguaya ante la CTM a su secretario privado, Eduardo Bandeira, el actual presidente de la delegación, el ingeniero Gabriel Rodríguez, afirmó a EL PUEBLO que él “se enteró por la prensa”.
Rodríguez, que culminará su segundo período en el cargo de delegado uruguayo ante la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, el próximo 28 de febrero, aseguró a este diario que “no sabe si permanecerá en el cargo, ya que hasta el momento nadie me ha comunicado nada”. Señaló que “no conoce personalmente” a Bandeira aunque “sabe” que se trata del secretario privado de Tabaré Vázquez.
“No tengo comentarios para hacer al respecto, tampoco me corresponde, no se que pasa con el resto de los cargos. Lo que sí se es que Salto Grande es uno de los organismos que se le ofreció a la oposición para que lo integrara, no se si será uno entre los tres delegados que es la cantidad que  hay actualmente”, señaló Rodríguez.
Actualmente son tres los integrantes de la delegación uruguaya ante la CTM, Gabriel Rodríguez y Mauricio Paulo, son ingenieros eléctricos que trabajaban en UTE y que en caso de no seguir en la represa volverán al ente. A los que se les suma la contadora Silvana Charlone, exdiputada del Espacio 90 del Frente Amplio.
Aunque según afirmó a este diario Gabriel Rodríguez, si bien el cargo que ostentan es de carácter técnico, los tres delegados actuales de la CTM pertenecen al Frente Amplio. Paulo fue el último en ingresará la represa, tras la renuncia de Modesto Llantada quién se alejó del cargo luego que el senador Pedro Bordaberry, decidiera retirar a todos los colorados que ocupaban cargos en el gobierno de Mujica.
QUE SIGNIFICA
GENERACIÓN RÉCORD
En los últimos días fue dado a conocer a través de la página de la Presidencia de la República, que en el año 2014, Salto Grande había generado tanta energía que había abastecido al 50 por ciento del país. “Fue el año en el que más generamos energía, la última cifra récord de generación se había dado en el año 90, y en ese sentido, estimo que anduvimos por lo menos en la cobertura del 50 por ciento de la demanda de energía”, aseguró.
Al ser consultado sobre este asunto, el presidente de la delegación uruguaya, Gabriel Rodríguez, se refirió a lo que implica el hecho de haber generado un nivel récord de energía y cómo impacta esto en la población. En ese aspecto, Rodríguez se refirió a la vigencia de la política de adelantamiento de la hora que tiene como cometido ahorrar energía y otras medidas de esas características.
“Para mi una política que busque la eficiencia energética siempre tiene sentido. Pero hay que ver los números arriba de la mesa, en una cuestión más global los números a nivel nacional y no tan local, o sectorial, porque hay gente que se queja porque el cambio de hora lo ha perjudicado, pero si tienen que salir los resultados son más favorables”, señaló el titular de la delegación uruguaya de la CTM.
Por otra parte, señaló que “si bien Salto Grande tuvo un año bueno en 2014, también ha tenido años malos, por lo tanto no podes jugarte a cambiar una política energética, o los lineamientos estratégicos por tener un año bueno, con factores climáticos que pueden ser adversos. Uruguay está actualmente mejor posicionado en materia energética porque posee una matriz mucho más diversificada por la incorporación de los molinos, la energía solar,  la biomasa, la construcción de la regasificadora que es de un ciclo combinado y es una situación mucho mejor que la de hace unos cuatro años atrás”.
Para el jerarca de la represa de Salto Grande, las autoridades que les toque asumir a partir del 1º de marzo, verán como se manejan en cuando a las políticas que deberán ser implementadas, pero advirtió que “no se puede cambiar de política por el simple hecho de haber tenido un buen año en materia energética, porque la hidroeléctrica se trata de una energía no firme, porque dependes del agua. Entonces, podes hacer alguna previsión porque siempre hay pronósticos con margen de error que después se cumplen o no. Y en el caso de que no se cumplan uno tiene que suministrar de igual manera energía, porque la gente no va a dejar de consumir”.
AUMENTOS DE TARIFAS
Sobre el tema del aumento de las tarifas, Gabriel Rodríguez, sostiene que “lo que sucede es que el tema escapa a Salto Grande, es un tema del gobierno, y no estoy en condiciones de responder esto claramente”.
Señaló que si bien hay varias variables que influyen alrededor de este tema, donde se suman los cotos de producción y el mercado interno, admitió que su rol es “estrictamente técnico”. Aunque con todo dio una explicación que sustenta en cierta medida el argumento que utiliza el gobierno para estos casos.
En ese sentido, Rodríguez dijo a EL PUEBLO que “es bueno que Salto Grande genere mucho porque de cualquier manera es energía limpia y barata, si no la hubiera generado Salto Grande, seguramente la tendríamos que haber pagado más cara y capaz que en vez de este aumento que tuvimos habríamos tenido un mayor incremento, porque quizás que hasta tendríamos que haber comprado energía y eso se suma a los costos operativos que son determinantes para la fijación del precio”.
Y afirmó que “si no existiera la represa de Salto Grande, Uruguay habría necesitado darle energía a la población de otra fuente, y cuál es la más segura, la energía térmica, con derivados del petróleo porque uno pagando el combustible la produce y ahí ya no depende ni del viento, ni del agua, entonces si no hubiera estado Salto Grande, el país habría estado necesitando al menos más de 85 millones de barrilles de petróleo equivalentes para producir la energía que produce Salto Grande. Basta hacer la cuenta para notar lo que el país se ha ahorrado en divisas y sobre todo en contaminación ambiental, porque la energía térmica por más limpia que sea, siempre algo está tirando al ambiente, que hace impacto negativo en el efecto invernadero. Entonces seguramente si Salto Grande no existiera, las tarifas estarían mucho más caras de lo que estarían ahora”.

Luego de haber trascendido a través del diario El País que Tabaré Vázquez nombró como integrante de la delegación uruguaya ante la CTM a su secretario privado, Eduardo Bandeira, el actual presidente de la delegación, el ingeniero Gabriel Rodríguez, afirmó a EL PUEBLO que él “se enteró por la prensa”.

Rodríguez, que culminará su segundo período en el cargo de delegado uruguayo ante la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, el próximo 28 de febrero, aseguró a este diario que “no sabe si permanecerá en el cargo, ya que hasta el momento nadie me ha comunicado nada”. Señaló que “no conoce personalmente” a Bandeira aunque “sabe” que se trata del secretario privado de Tabaré Vázquez.

“No tengo comentarios para hacer al respecto, tampoco me corresponde, no se que pasa con el resto de los cargos. Lo que sí se es que Salto Grande es uno de los organismos que se le ofreció a la oposición para que lo integrara, no se si será uno entre los tres delegados que es la cantidad que  hay actualmente”, señaló Rodríguez.

Actualmente son tres los integrantes de la delegación uruguaya ante la CTM, Gabriel Rodríguez y Mauricio Paulo, son ingenieros eléctricos que trabajaban en UTE y que en caso de no seguir en la represa volverán al ente. A los que se les suma la contadora Silvana Charlone, exdiputada del Espacio 90 del Frente Amplio.

Aunque según afirmó a este diario Gabriel Rodríguez, si bien el cargo que ostentan es de carácter técnico, los tres delegados actuales de la CTM pertenecen al Frente Amplio. Paulo fue el último en ingresará la represa, tras la renuncia de Modesto Llantada quién se alejó del cargo luego que el senador Pedro Bordaberry, decidiera retirar a todos los colorados que ocupaban cargos en el gobierno de Mujica.

QUE SIGNIFICA GENERACIÓN RÉCORD

En los últimos días fue dado a conocer a través de la página de la Presidencia de la República, que en el año 2014, Salto Grande había generado tanta energía que había abastecido al 50 por ciento del país. “Fue el año en el que más generamos energía, la última cifra récord de generación se había dado en el año 90, y en ese sentido, estimo que anduvimos por lo menos en la cobertura del 50 por ciento de la demanda de energía”, aseguró.

Al ser consultado sobre este asunto, el presidente de la delegación uruguaya, Gabriel Rodríguez, se refirió a lo que implica el hecho de haber generado un nivel récord de energía y cómo impacta esto en la población. En ese aspecto, Rodríguez se refirió a la vigencia de la política de adelantamiento de la hora que tiene como cometido ahorrar energía y otras medidas de esas características.

“Para mi una política que busque la eficiencia energética siempre tiene sentido. Pero hay que ver los números arriba de la mesa, en una cuestión más global los números a nivel nacional y no tan local, o sectorial, porque hay gente que se queja porque el cambio de hora lo ha perjudicado, pero si tienen que salir los resultados son más favorables”, señaló el titular de la delegación uruguaya de la CTM.

Por otra parte, señaló que “si bien Salto Grande tuvo un año bueno en 2014, también ha tenido años malos, por lo tanto no podes jugarte a cambiar una política energética, o los lineamientos estratégicos por tener un año bueno, con factores climáticos que pueden ser adversos. Uruguay está actualmente mejor posicionado en materia energética porque posee una matriz mucho más diversificada por la incorporación de los molinos, la energía solar,  la biomasa, la construcción de la regasificadora que es de un ciclo combinado y es una situación mucho mejor que la de hace unos cuatro años atrás”.

Para el jerarca de la represa de Salto Grande, las autoridades que les toque asumir a partir del 1º de marzo, verán como se manejan en cuando a las políticas que deberán ser implementadas, pero advirtió que “no se puede cambiar de política por el simple hecho de haber tenido un buen año en materia energética, porque la hidroeléctrica se trata de una energía no firme, porque dependes del agua. Entonces, podes hacer alguna previsión porque siempre hay pronósticos con margen de error que después se cumplen o no. Y en el caso de que no se cumplan uno tiene que suministrar de igual manera energía, porque la gente no va a dejar de consumir”.

AUMENTOS DE TARIFAS

Sobre el tema del aumento de las tarifas, Gabriel Rodríguez, sostiene que “lo que sucede es que el tema escapa a Salto Grande, es un tema del gobierno, y no estoy en condiciones de responder esto claramente”.

Señaló que si bien hay varias variables que influyen alrededor de este tema, donde se suman los cotos de producción y el mercado interno, admitió que su rol es “estrictamente técnico”. Aunque con todo dio una explicación que sustenta en cierta medida el argumento que utiliza el gobierno para estos casos.

En ese sentido, Rodríguez dijo a EL PUEBLO que “es bueno que Salto Grande genere mucho porque de cualquier manera es energía limpia y barata, si no la hubiera generado Salto Grande, seguramente la tendríamos que haber pagado más cara y capaz que en vez de este aumento que tuvimos habríamos tenido un mayor incremento, porque quizás que hasta tendríamos que haber comprado energía y eso se suma a los costos operativos que son determinantes para la fijación del precio”.

Y afirmó que “si no existiera la represa de Salto Grande, Uruguay habría necesitado darle energía a la población de otra fuente, y cuál es la más segura, la energía térmica, con derivados del petróleo porque uno pagando el combustible la produce y ahí ya no depende ni del viento, ni del agua, entonces si no hubiera estado Salto Grande, el país habría estado necesitando al menos más de 85 millones de barrilles de petróleo equivalentes para producir la energía que produce Salto Grande. Basta hacer la cuenta para notar lo que el país se ha ahorrado en divisas y sobre todo en contaminación ambiental, porque la energía térmica por más limpia que sea, siempre algo está tirando al ambiente, que hace impacto negativo en el efecto invernadero. Entonces seguramente si Salto Grande no existiera, las tarifas estarían mucho más caras de lo que estarían ahora”.