Trabajadoras domésticas manifiestan preocupante realidad que vive el sector, por abusos y miedo al despido

Dirigentes expresan la importancia de la sindicalización

Como ya lo indicara EL PUEBLO en ediciones pasadas en Salto las trabajadoras domésticas han manifestado el incumplimiento de la normativa laboral por parte de muchos patrones. Patricia López y Lourdes Antúnez, integrantes del Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas (SUTD) indicaron que “la realidad en Uruguay de las trabajadoras domésticas es bien parecida en los diferentes lugares”. En ocasión de un Encuentro Nacional de Trabajadoras Domésticas celebrado el pasado 23 de mayo de 2010 comentaron que “hay lugares en donde la realidad es cruel, donde hay compañeras que ganan 500 pesos por mes, con 4 o 5 criaturas, que pasan días sin nada para comer, y eso es muy chocante”. La verdad es que “a veces nos acostamos con un vaso de agua, porque no podemos dejar a nuestros hijos sin comer”. La realidad más preocupante, según López, es la “que se presentó en Bella Unión, Artigas, Salto y Florida”.

EL CUMPLIMIENTO

DE LAS LEYES

OTORGA BENEFICIOS

A LAS TRABAJADORAS

El sindicato “entiende necesario que se controle el cumplimiento de las normas legales que no cumplen ciertos patrones, que se inspeccione el tema del horario de trabajo, los aportes, el tema de la cobertura del Banco de Seguros para el caso de accidentes de trabajo”. Indican las delegadas que “si el patrón registra a las trabajadoras en el Banco de Previsión Social y efectúa los aportes, se tiene derecho a la cobertura de salud para ellas y sus hijos, asignación familiar, jubilación, seguro de desempleo, seguro de enfermedad y operaciones gratuitas de ojos.

Además de la limitación de la jornada, horas extras, descanso semanal y nocturno, indemnización por despido, entre otros derechos laborales”. Es verdad que “hay trabajadoras que muchas veces quieren trabajar sin los aportes por un tema de necesidad, pero hay que pensar en el futuro y que todas vamos a llegar a una edad y necesitamos jubilarnos, y resulta que sin aportes nos quedamos sin nada”.

Tenemos “que aprender desde ahora a valorarnos como mujer y como trabajadoras, porque nunca es tarde, y hay que unirse a la lucha del SUTD”. Comentaron además que “en Salto hay muchísimas trabajadoras con cama, y en cumplimiento de la ley todas tienen “su cuartito o tu pieza para ti exclusivamente, con el baño aparte y darte la ropa de trabajo y la alimentación. Eso es ley y es un derecho que tenemos como trabajadoras y cumplir con las horas de descanso”

A VECES LOS PATRONES ABUSAN Y NO RESPETAN

La realidad marca que “lo normal es que las trabajadoras lo hagan en más de un lugar, a veces no todos los días, algunas trabajan por limpieza, aunque también hay otras que son permanentes hace mucho tiempo, de niñeras, de cocineras, de planchadoras”. Expresan que “hay compañeras que fueron echadas porque las toman como niñeras y luego la mandan a limpiar y si no lo hacen las despiden diciendo que les robaron, cuando eso no pasó y se da un enorme perjuicio a la persona de nuestras compañeras.

No hay que dejar que pase esto, ensuciando a una compañera en su conducta, porque trae consecuencias en el futuro por ese tipo de acusaciones para vos y para tu familia. Ha habido varios casos de estos. Y nosotros le decimos a las compañeras que no tengan miedo de pedir sus derechos, porque si piden sus derechos y las echan nosotros mismos comos sindicato vamos y hacemos que los patrones aporten”.

Es muy común y normal en Salto que se “abuse de las tareas que se le piden a las domésticas, que empiezan como cuidadoras de alguna persona anciana y terminan llevando los hijos a la escuela, abonando el mismo sueldo inicial, sin aportes”.

MALOS TRATOS Y EL

MIEDO  A SER ECHADAS

SI TE QUEJÁS

Se pueden dar situaciones de malos tratos por parte del patrón y “una tiene que aguantar muchas cosas, y tiene miedo de hablar algo por miedo a como va a reaccionar el patrón, o se enoja y te habla mal por alguna emergencia”. Comentan que “siempre existieron hechos en donde las empleadas tienen hijos de sus patrones y son discriminadas por eso. Esperemos que no se siga dando. Pero maltrato verbal hay mucho, y el consejo que le damos a nuestras compañeras es que cuando exista le digan a sus patronas que el respeto es el camino, y el cumplimiento del trabajo encomendado. Además si le levantas la voz te echan”. Existen muchas relaciones distintas y hay muchos patrones que te valoran como personas, y eso es muy bueno.

LA IMPORTANCIA DE

SINDICALIZARSE Y

UNIRSE PARA EXIGIR

Al decir de Lourdes Antúnez “la lucha acá es que entiendan las compañeras que se está luchando por ellas y que ellas luchen también. Que se unan al sindicato y que pidan lo que les corresponde, y muchas tienen miedo”. Las dirigentes manifiestan la alegría que significa las afiliaciones que se han efectuado últimamente, pero “no se animan a pedirle al patrón que aporten para sentirse más cómodas y tranquilas dentro de un tiempo. Además por reclamar o estar en un sindicato no te pueden echar”. Patricia López indicó que el sindicato “cuenta con una abogada en la casa central del PIT CNT (calle Artigas 775) que está todos los miércoles (a partir de las 20 horas) y asesora a las trabajadoras que tengan preocupaciones, o necesiten saber aspectos bien prácticos”.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...