Trabajadores de Belén anuncian angustiante situación al quedarse sin trabajo, aducen “persecución”

Trabajadores de Belén anuncian angustiante situación al quedarse sin trabajo, aducen “persecución”

Importante número de trabajadores acompañó la marcha del PIT-CNT en la mañana de ayer

Un importante número de trabajadores acompañó la marcha organizada por el PIT-CNT en la mañana de ayer en el marco de un paro parcial a nivel nacional de 9 a 13 horas convocado por la central obrera en todo el país y en el que los gremios de la educación decidieron ampliarlo a 24 horas.
“De cara a una nueva Rendición de Cuentas, los trabajadores pretendemos que se contemple más empleo, más inversión pública y el tan anhelado 6% para la educación, la concreción de viviendas sociales y un aporte particular importante para la salud”, dijo a EL PUEBLO, el dirigente sindical del SUNCA (Sindicato Único Nacional de la Construcción y Afines), Pablo Torrens, en ocasión de realizarse la marcha en la mañana de ayer.
“Hasta ahora no hay un panorama alentador de los reclamos que hacemos, pero queda claro que los trabajadores estamos convencidos que movilizándonos y peleando por las inversiones que necesitamos para concretar los desafíos que tenemos, es la única receta con la que contamos. Y que la receta histórica del recorte nunca trajo desarrollo y en momentos difíciles de la economía siempre es necesaria la inversión pública para salir adelante. Creemos que hay recursos y es necesario que se atienda a los trabajadores que siempre han estado postergados para proyectar los cambios que necesitamos”, concluyó Torrens.
EN LA PLAZA
Tras la marcha, los trabajadores realizaron un acto en la Plaza 33 Orientales, donde los distintos sindicatos del medio dieron un pantallazo de su realidad actual, dejando en claro que existe un alto nivel de conflictividad laboral en la mayoría de los sectores de la actividad.
Pero uno de los llamados más desesperantes fue el de los trabajadores que cumplen tareas como cosecheros del citrus en Pueblo Belén. En ese caso, uno de los integrantes del sindicato Sucobesalco, que nuclea a los trabajadores del sector, leyó una proclama, en la que aduce que hay entre 70 y 80 personas que se encuentran sin trabajo y que no han sido retomadas en sus labores, lo que aumenta el drama social que vive la zona por la falta de empleo y oportunidades para el desarrollo.
“Yo por ejemplo, tengo a mis hijos que me ayudaban en casa y ahora, una de las hijas que tengo tiene que venir a Salto para estudiar y cómo hago yo para apoyarla si no tengo empleo, ni darle qué comer”, comentó a EL PUEBLO una de las personas afectadas por esta situación.
En tanto, señaló que la situación que denuncian los cosecheros que nuclea ese sindicato permite un ingreso de unos 300.000 pesos por semana en la localidad, los cuales circulaban en la zona, entre comercios y almacenes. Pero con esta situación, esos ingresos no se verán más, lo que genera condiciones adversas para toda la población.
Por su parte, el delegado sindical del sector Alejandro Roibal dijo desde el escenario que “estamos denunciando una situación de discriminación de parte de los contratistas de la empresa Caputto y de sus contratistas por el simple hecho de habernos organizado y denunciado las condiciones laborales. No estamos dispuestos a seguir permitiendo atropellos de estas empresas acostumbradas a la impunidad”, exclamó.
“Aprovechamos esta instancia para reivindicar nuestro compromiso de lucha, ayer por el seguro de paro especial, hoy por las fuentes de trabajo que nos pertenecen por derecho y que no estamos dispuestos a permitir que se nos quite por denunciar estos incumplimientos”, expresó.
“Convocamos a las autoridades a responsabilizarse haciendo cumplir la normativa laboral existente y a ponerle fin de una vez al abuso de estos malos empresarios que cada año chantajean al Estado y utilizan de rehenes a miles de trabajadores. Por eso los trabajadores de Belén decimos ¡basta a la persecución a la que estamos sometidos y a la que estamos dispuestos a enfrentar con dignidad!”, manifestó el delegado gremial.