Trabajadores de Caputto exhibieron sus diferencias ayer en la puerta del MTSS cuando adentro buscaban una solución

Trabajadores de Caputto exhibieron sus diferencias ayer en la puerta del MTSS cuando adentro buscaban una solución

Cuestionaban que la medida la hayan tomado algunos y que por ellos la empresa mandó a parar al resto

en medio de las negociaciones llevadas a cabo para destrabar el conflicto entre los trabajadores y la empresa Citrícola Salteña (Caputto), EL PUEBLO fue testigo de las discusiones y reclamos llevados a cabo entre diferentes trabajadores de la empresa y dirigentes del PIT-CNT.
Mientras el representante de la patronal salía de la reunión sin dejar de comunicarse con su celular, seguramente para consultar los siguientes pasos a seguir y el Director de DINACOIN (Dirección Nacional de Coordinación del Interior del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, MTSS), Ariel Ferrari aguardaba llegar a buen puerto en las negociaciones, los dirigentes sindicales salían a la vereda de la oficina local del MTSS y allí eran consultados por el resto de los trabajadores que aguardaban ansiosos las novedades de la reunión.
En uno de esos momentos, varios trabajadores plantearon sus diferencias sobre cómo se había desatado el conflicto y la forma en que se había desarrollado, dando cuenta de los conflictos internos que se mantienen, atento sobre todo al gran número de trabajadores con que cuenta Caputto, los diferentes sectores e incluso el hecho de que existan dos sindicatos en la empresa y uno de ellos se haya retirado del PIT-CNT.
Incluso, uno de los trabajadores llegó a cuestionar la presencia de Pablo Torrens en el lugar, “hay gente que está acá y no integra el PIT-CNT, así que no sabemos a quién representan”, se cuestionó.
“HAY GENTE QUE VIENE A DAR MANIJA”
“Hay gente que viene a dar manija y a embarrar la cancha porque tienen el sueldo en el bolsillo. Vienen a meterse y trancan a todos. Nosotros que somos permanentes, sí tenemos el sueldo, pero esta gente (zafrales), si la empresa se para en los pedales, los complica. Si tienen menos de 180 jornales le pagan a fin de año el aguinaldo y hay gente que ni aguinaldo tiene para cobrar o no le dicen, hay gente que entró a trabajar en mayo y no tiene ni aguinaldo y es la que más está complicando. Los permanentes, que tenemos realmente el aguinaldo nunca fuimos a complicar”, dijo uno de los trabajadores, notoriamente enojado con la situación.
¿NO HUBO UN LLAMADO A ASAMBLEA?
Afuera del recinto del MTSS en nuestra ciudad, los presentes dejaron entrever las diferencias internas que existen entre los trabajadores de la empresa Citrícola Salteña.
En este sentido, uno de los presentes dijo “pero acá, también hay otra cosa, acá hay dos sindicatos y tenían que haber llamado a Asamblea General para tomar la medida que tomaron y no llamaron. Los representantes del gremio cortaron el portón sin llamar a ninguna asamblea. La dirigencia del gremio del packing fue la que cortó (el acceso a la empresa como medida gremial), después llamó a asamblea, pero no fue a votación, sino para consultar porque ya habían cortado y para que se pusieran de acuerdo”.
“LA EMPRESA MANDÓ PARAR”
EL RESTO DE LOS SECTORES
Según información que se manejó en las afueras del MTSS, como el gremio estaba cortando la entrada y salida de camiones la empresa decidió no seguir trabajando, porque si no podían sacar mercadería no tenía caso seguir gastando en arrancar la fruta y seguir pagando jornales, entonces mandó a parar a todos los trabajadores de todos los sectores de la misma.
“Al cortar los portones, no entra ni sale nadie”, dijo una de las trabajadores presentes, haciendo referencia a que no se cortaron únicamente los camiones que salían con fruta para exportar.
“La empresa llamó a todos los camioneros y dijeron que se paraba toda la actividad, que tenían que entregar todos los camiones de la empresa. De qué te sirve si tenés los camiones afuera y no te van a dejar entrar, te quedás con toda la fruta y aparte estaba la capacidad de almacenamiento, porque ¿dónde vas a meter toda esa fruta si no funciona el packing?”, agregó otro trabajador.
“Lo que pasó acá es que muchos trabajadores dejaron de trabajar porque la empresa mandó parar, no porque estuvieran de acuerdo con el gremio. Después que cortaron los portones, la empresa paró. Incluso cuando se vino a hablar con la gente que estaba parando, yo fui una de las que me retiré porque empezaron con discusiones y peleas y ta, me fui”, puntualizó la trabajadora.
DIFERENCIAS
A SOLUCIONAR
“Después estuvo el otro problema con la gente que está en el sindicato rural, porque no la dejaban votar si se mantenía el corte o no. Se trata de toda la gente que está en las chacras y dentro de la planta y todos los que trabajan en la periferia. Porque la ley tiene algunas trampas y como el mayor porcentaje de gente es del ámbito rural, todas las oficinas, tornería, choferes, todos son rurales, y eso es algo que hay que arreglar”, agregó el trabajador.