Tras quejas de inundados por no poder cobrar vales en los comercios, el Cecoed intentará subsanar la situación

Tras quejas de inundados por no poder cobrar vales en  los comercios, el Cecoed intentará subsanar la situación

A raíz de las quejas y molestias transmitidas a EL PUEBLO por parte de varias personas damnificadas por las últimas inundaciones, quienes manifestaron no haber podido retirar de las barracas y ferreterías designadas por el CECOED (Centro Coordinador de Emergencias Departamental), la mercadería necesaria para comenzar con la reconstrucción y arreglo de las fincas dañadas por las aguas del Río Uruguay; el Coordinador del CECOED, Elbio Machado, confirmó a este diario que hubo inconvenientes que están siendo subsanados.
De acuerdo con lo expresado por el jerarca comunal, ya se han tomado medidas en el asunto, convocando a todas aquellas personas que no hayan podido levantar las mercaderías de los comercios indicados y que posean el vale otorgado, a presentarse ante el CECOED una vez finalizada la Semana de Turismo, donde se le hará entrega de una nota habilitante para que puedan acceder a los materiales necesarios para la refacción de sus viviendas.
Machado aclaró por su parte, que los problemas surgidos al momento de realizar la adquisición de dichos materiales que posibilitarán el arreglo de las fincas estropeadas, escapa a la responsabilidad organizativa del Comité, al haberse marcado una fecha límite que fue la del pasado día 10 de marzo, para concretar la operación y al no concurrir en tiempo y forma a los comercios habilitados, pasado el día fijado, las personas se quedaron sin la posibilidad de acceder al beneficio, al haber caducado el vale que lo permitía; pero, como lo importante es brindar la ayuda a quienes lo están precisando, luego de Semana de Turismo, con el vale en la mano, lo presentan ante el Comité y se los habilitarán para así poder levantar lo que se precise.
En otro orden, el Coordinador del CECOED fue consultado por las familias damnificadas que aún no han podido retornar a sus hogares, por lo cual informó que muchas de las mismas, se encuentran en casas de parientes o amigos, puntualizando casos concretos en los que han sido alojadas momentáneamente en distintos lugares; una de las familias en las viviendas de Mevir de la localidad de Laureles, lugar conseguido a través de la madre de la jefa de hogar de esa familia desplazada.
En tanto que otra familia fue ubicada en la localidad de San Antonio y también a través del préstamo de un contenedor por parte de la empresa Cujó, se instaló a otra familia más en el predio donde se construyen las 40 viviendas de la Intendencia.
Por el momento se continúa trabajando para lograr a la brevedad el retorno de todas las familias a sus respectivos hogares.