TREMENDO

TREMENDO

Pudo haber sido peor, pero afortunadamente no pasó a mayores. Según pudo saber EL PUEBLO, eran las dos y media de la tarde de ayer aproximadamente, cuando una camioneta del transporte escolar que circulaba por el puente Sarandí a pocos metros de Acuña de Figueroa, pinchó un neumático y se fue contra los mojones que están al costado del camino. El chofer pudo maniobrar el vehículo y el mismo quedó apretado. Quienes pasaban por allí, uno de ellos que se comunicó con este diario, comentó que ayudaron a sacar a los niños que estaban en el interior del coche, los cuales estaban mareados y descompensados por el momento vivido. Una vez que lograron rescatar a todos los pequeños del interior del vehículo, la Policía y los Bomberos utilizaron un cable acerado para ayudar a la camioneta y poder subirla a la calle. Las unidades de emergencia comenzaron a llegar y atendieron a los pequeños. Felizmente no hubo que lamentar heridos.