Turbonada volteó dos eucaliptos de gran porte en el Zoológico: permanecerá cerrado hasta la próxima semana

Turbonada volteó dos eucaliptos de gran porte en el  Zoológico: permanecerá cerrado hasta la próxima semana
Algunos tejidos que separan recintos de fieras y una reja rota del sector donde se ubican los osos, son los daños materiales mayores que la pasada turbonada produjo en el Zoológico Municipal ubicado en la zona de parque Harriague. Otro punto crítico fue la situación de las peceras que al cortarse el suministro de energía eléctrica dejaron sin oxígeno y aire por unas horas, hasta que un generador repusiera el suministro energético al sector. En diálogo con EL PUEBLO Carlos Martínez, director del Zoológico Municipal, manifestó que el parque permanecerá cerrado hasta la semana próxima, en virtud de que deben desarrollarse tareas de remoción de ramas, de árboles y limpieza.
ANIMALES A
RESGUARDO
El pasado domingo de tarde, cuando se observó que se venía la tormenta, “enseguida se pusieron los animales al resguardo” fijo el médico veterinario. Generalmente los funcionarios ya tienen la orden de que “cuando hay lluvia hay que cerrar el parque y empezar a guardar las fieras y los animales”.
EUCALIPTUS DE
GRAN PORTE
En ocasión de la turbonada “tuvimos dificultades porque los vientos tiraron algunos árboles y muchos gajos quedaron tirados por el suelo. Cayeron dos eucaliptos de gran porte que fueron los que más peligro acarrearon, en el sector de los corrales. Pero no afectó gran parte de los recintos. Más que nada fueron volteados algunos tejidos y una reja que da hacia el sector donde se encuentran los osos.
ELECTRICIDAD
Martínez indicó también que “se afectó la parte de electricidad, volteando una torre con cables de energía, que dejó el sector sin luz”. El pasado martes se recompuso. Más allá de algún daño material los animales tuvimos la suerte que no sufrieron las consecuencias de la turbonada, como tampoco hubo daños hacia personas y funcionarios.
Se pusieron en contacto con la gente del Comité de Emergencia para que les envíen un generador porque la falta de electricidad afectó la parte de las peceras, que era el punto más crítico en ese momento. Se pudo restaurar el ambiente de las peceras para darle oxígeno y aire.
PERMANECE
CERRADO
Se cerró el ingreso al público “porque la Intendencia no da abasto para recoger todos los destrozos y eso ha demorado la presencia de otros funcionarios municipales en el Zoo para retirar las ramas y los restos de los eucaliptos.
Tenemos todo arreglado para empezar a sacar ramas y trozos de troncos que han sido acondicionados para la remoción”. Hoy (por ayer) se retrasó un poco el tema de la limpieza porque ante la “alerta roja y la eventualidad de otra tormenta hemos tenido la precaución de hacer las tareas lo más rápido posible en cuanto a la alimentación y limpieza, y quedó una guardia permanente” dijo el director. Martínez supone que “para la semana que viene ya se habilitará el parque para los visitantes”.
LOS RUMORES
“Se han escuchado rumores, inclusive que se habían escapado animales, situaciones que los funcionarios han tomado en tono de broma, pero nada de eso felizmente sucedió.
Los propios funcionarios tienen la orden de que ante tormentas, vientos y mal tiempo los animales se resguardan en los recintos y tienen una seguridad adecuada”, terminó expresando el veterinario a cargo del parque municipal.

Algunos tejidos que separan recintos de fieras y una reja rota del sector donde se ubican los osos, son los daños materiales mayores que la pasada turbonada produjo en el Zoológico Municipal ubicado en la zona de parque Harriague. Otro punto crítico fue la situación de las peceras que al cortarse el suministro de energía eléctrica dejaron sin oxígeno y aire por unas horas, hasta que un generador repusiera el suministro energético al sector. En diálogo con EL PUEBLO Carlos Martínez, director del Zoológico Municipal, manifestó que el parque permanecerá cerrado hasta la semana próxima, en virtud de que deben desarrollarse tareas de remoción de ramas, de árboles y limpieza.

ANIMALES A

RESGUARDO

El pasado domingo de tarde, cuando se observó que se venía la tormenta, “enseguida se pusieron los animales al resguardo” fijo el médico veterinario. Generalmente los funcionarios ya tienen la orden de que “cuando hay lluvia hay que cerrar el parque y empezar a guardar las fieras y los animales”.

EUCALIPTUS DE

GRAN PORTE

En ocasión de la turbonada “tuvimos dificultades porque los vientos tiraron algunos árboles y muchos gajos quedaron tirados por el suelo. Cayeron dos eucaliptos de gran porte que fueron los que más peligro acarrearon, en el sector de los corrales. Pero no afectó gran parte de los recintos. Más que nada fueron volteados algunos tejidos y una reja que da hacia el sector donde se encuentran los osos.

ELECTRICIDAD

Martínez indicó también que “se afectó la parte de electricidad, volteando una torre con cables de energía, que dejó el sector sin luz”. El pasado martes se recompuso. Más allá de algún daño material los animales tuvimos la suerte que no sufrieron las consecuencias de la turbonada, como tampoco hubo daños hacia personas y funcionarios.

Se pusieron en contacto con la gente del Comité de Emergencia para que les envíen un generador porque la falta de electricidad afectó la parte de las peceras, que era el punto más crítico en ese momento. Se pudo restaurar el ambiente de las peceras para darle oxígeno y aire.

PERMANECE CERRADO

Se cerró el ingreso al público “porque la Intendencia no da abasto para recoger todos los destrozos y eso ha demorado la presencia de otros funcionarios municipales en el Zoo para retirar las ramas y los restos de los eucaliptos.

Tenemos todo arreglado para empezar a sacar ramas y trozos de troncos que han sido acondicionados para la remoción”. Hoy (por ayer) se retrasó un poco el tema de la limpieza porque ante la “alerta roja y la eventualidad de otra tormenta hemos tenido la precaución de hacer las tareas lo más rápido posible en cuanto a la alimentación y limpieza, y quedó una guardia permanente” dijo el director. Martínez supone que “para la semana que viene ya se habilitará el parque para los visitantes”.

LOS RUMORES

“Se han escuchado rumores, inclusive que se habían escapado animales, situaciones que los funcionarios han tomado en tono de broma, pero nada de eso felizmente sucedió.

Los propios funcionarios tienen la orden de que ante tormentas, vientos y mal tiempo los animales se resguardan en los recintos y tienen una seguridad adecuada”, terminó expresando el veterinario a cargo del parque municipal.