Un anochecer inseguro

Con Pablo Malinovsky, socio principal de supermercado Los Rusitos

El valor de una vida”
Era el atardecer del frío sábado 9 de junio.
En Supermercado Los Rusitos del Paseo de compras, se trabajaba tranquilamente como había sido durante todo el día, faltando minutos para el cierre del local.
Desempeñaban su tarea como lo hacen habitualmente en un turno, uno de sus propietarios y colaboradores, cuando irrumpen violentamente en el local, dos encapuchados armados con arma de fuego.
Amenazando a los comerciantes, los someten.Los Rusitos
Y sorprendidos por el acto de vandalismo, los comerciantes decidieron mantenerse tranquilos, como para no incomodar a los delincuentes, ni provocar su ira, con tal de salvar sus vidas.
Pero de todas formas, la violencia exagerada estuvo allí.
Los sujetos, se adueñan de lo recaudado en la caja y se retiran a los tiros.
Nos acercamos hasta el lugar, donde hoy cuenta con rejas y un cerrojo de seguridad en su puerta, para dialogar con Pablo Malinovsky, presente en el asalto:
“Eran las 18 y 43 de la tarde, estábamos tranquilamente trabajando y entra violentamente un encapuchado con un revólver, amenazándonos y al instante entró el otro” nos dice.
¿Nunca habían tenido un robo?
No nunca nos había sucedido.
¿Recuerda algo sobre su aspecto?
No me acuerdo mucho de los nervios. Tenían campera y jogging o algo así, con pasamontaña y casco.
¿Cómo suceden los hechos?
Lo primero que hace uno de los sujetos, es apuntar a uno de los empleados, apretar el gatillo y la bala no salió.
A otro colaborador, lo mira apuntándolo y le dice que se vaya para el fondo y se tire al piso.
¿Cómo reaccionó?
Como he escuchado decir que no hay que mirarlos a la cara, no atiné ni a eso.
Solamente “estaba”, pero te aseguro que no querés mirarlos, ni saber de nada. Solamente desear que se vayan.
Siempre cerramos a las 19 has., pero hacía unos días que estábamos cerrando antes. Justamente para evitar que nos pasara ya que estaba sucediendo por todos lados y ese sábado, nos quedamos más.
¿Cómo se sintió emocionalmente?
En ese momento estuve tranquilo.
Aunque sabíamos que estaba pasando en diferentes lugares de Salto, no estábamos preparados para que entren a los gritos, con mucha violencia y a los tiros.
¿Cómo sigue la situación de los empleados?
Los obligaron a irse para el fondo.
A mi me decían apuntándome con violencia: “para atrás, para atrás”. Salí para el fondo y me quedé en el depósito.
¿Quedaron solos los sujetos en el local?
Sí. Uno de los colaboradores que lo hicieron tirar al piso, se quedó atrás del mostrador.
Luego que todo pasó, pudimos ver en las cámaras, que arrancaron la caja y se fueron. Porque yo, aparte de que no me importaba lo que se llevaran, no veía nada, estaba en el depósito.
Y al salir tiraron tiros para todos lados, dándole a una camioneta que estaba estacionada.
¿Le preocupó lo que se podían llevar?
No, no, no.
Nunca, en ningún momento pensé en lo material. Jamás se me pasó por la cabeza.
Una vida es lo que vale.
¿Que se llevaron?
El dinero que había en la caja. Entre cuatro y cinco mil pesos, unos cigarros y mi celular.
¿Qué sensación tenía usted, cuando volvió al local?
Lo más urgente era venir para el frente y ver que mis compañeros estuvieran todos bien, que nadie estuviese lastimado.
Salgo para el fondo por el depósito y cuando giro alrededor del comercio, veo que salían los sujetos corriendo hacia una moto que estaba enfrente al Centro Médico que se está construyendo.
La arrancaron y se fueron.
¿Cómo se encontraban los colaboradores?
Dentro de todo bien.
Hubo un ataque de pánico de una señora que lo presenció.
¿Cuánto duró la presencia de los sujetos en el local?
Treinta y cinco segundos.
¿Pudo ver las características de la moto en la que se trasladaban?
No, estaba muy oscuro y ellos de aquí corrieron hasta ella, desapareciendo.
¿Había algo en ellos que le pareciera familiar?
No, eran altos y su ropa muy holgada. Como para que no lo identifiquen.
¿Cómo fue el día siguiente para ustedes?
El peor día de trabajo.
Y así seguimos, emocionalmente muy perjudicados. Actualmente contamos con un cerrojo en la puerta, donde permitimos el ingreso nosotros desde el interior. La abrimos, siempre y cuando tengamos la seguridad de que es un cliente.
Colocamos más cámaras y miramos muy bien quién entra.
Ya todo cambió.
Nosotros como laburantes, estamos enrejados y estos sujetos están libres.
¿Hubo algún indicio de parte de las autoridades, acerca de los sujetos?
A mi nadie me notificó de nada.
¿Qué piensa de eso?
Pienso que la Policía está atada de pies y manos.
Con el nuevo código, si no los apresan en el momento, no pueden hacer nada.
Y pienso firmemente, que la misma Policía está desamparada.
Notamos, se sienten indignados porque no pueden hacer nada. Considero que Salto es muy chico y nos conocemos todos: aunque ellos tengan pruebas, para la justicia nos son pruebas.
¡Es indignante!
¿Cómo ve la situación de aquí en más respecto a la inseguridad?
Decirle a la población que tome precauciones.
La situación está cada vez peor y no hay miras de que vaya a cambiar.
No vemos que exista un real interés de que alguien quiera cambiar lo que está sucediendo y aunque trato, no entiendo muchas cosas.
Como por ejemplo que un país tan chiquito, pueda tener tanta inseguridad y cada día peor. ¿Cómo es posible que la delincuencia esté ganando al trabajador?
Si antes cerrábamos a las 20 has., hoy a las 18 ya estamos cerrando.
Son horas de trabajo que perdemos, con un mismo presupuesto y con ganancias muy bajas.
¿Ve viable que el móvil de la Policía se haga presente en zonas puntuales?
Sí, muy importante.
Hemos contado con la presencia policial, por unos cuantos días al frente del comercio, pero no es lo ideal.
En un departamento tan chico, que un patrullero tenga que estar presente para que no se cometa un acto delictivo, ¡es inconcebible!
Guardo recuerdos muy lindos de mi niñez, donde nunca, jamás, ocurría un hecho de estas características en Salto. Creo firmemente, que estamos como sociedad, cada vez peor. Sentimos una impunidad, una impotencia… y aún así, tenemos que seguir.
Mary Olivera







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...