Un desaparecido en la dictadura uruguaya murió por torturas, según un informe forense

Montevideo, 8 oct (EFE).- Familiares de Eduardo Bleier, desaparecido durante la dictadura militar uruguaya y cuyos restos óseos fueron hallados en agosto de este año, fueron informados este martes de que la muerte fue «violenta» en el «marco de torturas y apremio físico».
Según declaraciones de Felipe Michelini, coordinador del Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia, por medio de «los restos óseos no se puede determinar una causa específica, pero dadas las circunstancias los médicos legistas concluyen tortura y apremio físico».
La audiencia que se llevó a cabo en el Juzgado 23 de Montevideo estuvo a cargo de la jueza encargada del caso, Isaura Tórtora, y contó con la presencia del fiscal letrado penal Ricardo Perciballe, médicos forenses, antropólogos y los cuatro hijos de Bleier, que prefirieron no dar declaraciones a la prensa.
La jueza aguarda por los informes por parte de otras sedes judiciales para determinar si le compete a ella entregar el cuerpo a los familiares; por su parte, Perciballe expresó no tener inconvenientes en hacer la devolución de los restos, señaló Michelini.
«Es cuestión de esperar dos o tres días a los efectos de que venga una devolución», afirmó el coordinador del Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia y señaló que la familia evalúa la posibilidad de que las «personas que sientan el deseo de acompañar y honrar la memoria de Bleier» puedan hacerlo en un espacio público.
El motivo de esta audiencia fue «dejar constancia en el expediente sobre el informe que hizo el equipo argentino de antropología forense» sobre la compatibilidad del 99,9 % con el ADN de Bleier, hecho público a última hora de este lunes.
Michelini consideró que es necesario «alentar» las excavaciones en la zona cautelada del Batallón 13 hasta alcanzar el «ciento por ciento» de su extensión.
Ricardo Bleier fue miembro del Comité Central y secretario departamental del Partido Comunista de Uruguay, desaparecido en 1975 durante la dictadura militar uruguaya a la edad de 47 años.
Durante la dictadura, el comunista estuvo en el centro de detención 300 Carlos, ubicado en el Batallón 13 donde fueron encontrados sus restos óseos este año, en un lugar próximo a donde también encontraron los restos del militante comunista Fernando Miranda en 2005.
Un informe de la Comisión para la Paz de 2003 señaló que Bleier falleció entre el 1° y el 5 de julio de 1976.