Un intenso operativo en la zona sur de la ciudad vienen llevando a cabo la Guardia Republicana y la Intendencia

Vecinos de Salto Nuevo conformes con la actuación policial 

“Ahora es otro barrio”, dijo un vecino del barrio Salto Nuevo a EL PUEBLO aduciendo al férreo operativo de control que vienen realizando en conjunto la Policía de la Guardia Republicana y los funcionarios del cuerpo inspectivo de la Intendencia de Salto, en la avenida Solari de manera muy asidua.3B0A3787
Parece ser que ese lugar estaba siendo sindicado como un espacio donde pululaba la circulación de vehículos que se encuentran de manera irregular, ya sea por la falta de documentación o porque muchos tienen ensambles que no pertenecen a los originales.
Desde fuentes policiales indicaron a este diario ante la consulta en relación a estos procedimientos, que ante el volumen importante de robo de motos que se ha registrado en la ciudad en los últimos tiempos, una de las medidas que adoptó el comando de la Jefatura fue la realización de un intenso control policial a los vehículos que circulan en determinada zonas de la ciudad.
No obstante, dijeron que muchas personas al ver los controles de seguridad prefieren retirarse y eso es un indicio de que las cosas no están del todo bien.
Por otro lado, algunos vecinos se comunicaron con EL PUEBLO para manifestar que, la presencia de efectivos de la Guardia Republicana en las inmediaciones de la zona sur de la ciudad, determinó que muchas personas que se dedicaban a deambular por la zona de manera sospechosa y que además se reunieran para solicitar dinero en la calle a los transeúntes, ya no circulan con tanta frecuencia.
“Queremos que haya orden, no que lastimen a nadie ni que juzguen a la gente por su pobreza, pero sí que se pueda circular libremente, este es un barrio de gente trabajadora, no queremos que siga habiendo gente malhabida que ande por la calle molestando a los demás como ocurría en forma reiterada. Ahora que anda la Republicana en la vuelta, muchos desaparecieron por suerte”, comentó a este diario una vecina que prefirió el anonimato.
OPERATIVO
Días pasados efectivos de la Guardia Republicana hicieron una requisa en la plazoleta Benito de Paula donde lograron que muchas personas que usualmente se encontraban en el lugar para generar inconvenientes, se retiraran y no regresaran bajo la directiva de que en caso de volver a verlos en el lugar consumiendo bebidas alcohólicas y molestando a quienes por allí se desplazan, serían detenidos.
“La Republicana vino a Salto para trabajar bajo las órdenes del comando de la Jefatura de Policía, están cumpliendo órdenes del jefe de Policía de Salto y las directivas son limpiar la ciudad de la gente que genera molestias y complicaciones, detener a los que cometen delitos y permitir que la gente se sienta segura en su propio barrio, es un reclamo permanente de los vecinos de todos los barrios de la ciudad”, expresó una alta fuente policial consultada por este medio.