Un jerarca de la Intendencia de Soriano recordó la difícil situación por la que aún atraviesan los vecinos de Dolores

Todavía necesitan materiales de construcción para recuperar las 1.800 viviendas afectadas y cientos de empresas destruidas

Todavía se necesitan muchos elementos de construcción para reparar la zona dañada por el tornado que azotó Dolores y afectó unas 1.800 viviendas, cerca de un 30% del total de los hogares de esa localidad que hoy se repone en forma paulatina del drama, donde además, alrededor de 1.500 trabajadores se quedaron sin su fuente laboral, tras la desaparición de varias empresas que estaban establecidas en el medio con el fenómeno climático.tornado1
A modo de ejemplo, el Director de Turismo de la Intendencia de Soriano, José Luis Perazza, informó a EL PUEBLO el caso de la cooperativa CADOL, una cooperativa agraria de Dolores, que desapareció tras el tornado, al ser destruida en su totalidad la infraestructura donde desarrollaba sus actividades.
En ese caso son 120 trabajadores los que terminaron siendo afectados, pero más allá de la reconstrucción de la estructura para una empresa como esta, significa una pérdida de prácticamente el 100% de su zafra, un daño que va más allá de la pérdida edilicia.
Con este ejemplo se da cuenta de otro tipo de afectaciones que parece que no se ven, pero con el paso del tiempo se notan mucho más.
“Hay toda una cuestión de recuperación, también está el caso de las familias de clase media o media alta que tienen un buen ingreso económico pero que en este momento no están en condiciones de reponer el dinero que se necesita para recomponer sus viviendas”, afirmó.
“Pero la destrucción va más allá de lo material, en muchos casos se perdió la historia de una familia, cosas que parecen insignificantes pero que son muy importantes para una familia”, comentó el jerarca de Soriano.
Citando otros ejemplos, Perazza dijo que han aparecido carpetas de escribanía a más de 40 km del lugar donde se produjo el tornado, fotografías que reflejan la historia de una familia, que se han perdido y así muchos casos más.
“Todo eso trae consecuencias que todavía no hemos tomado conciencia de la magnitud de las mismas. Se ha generado una mística en torno a Dolores pero vamos a salir adelante, aunque evidentemente es muy difícil hacerlo rápido”, señaló Perazza.
MÁS DE 100 MILLONES DE DÓLARES PARA LA RECONSTRUCCIÓN
Aprovechando su arribo a Salto por otros temas, el Director de Turismo de la Intendencia de Soriano fue abordado por EL PUEBLO, donde remarcó que el gobierno central viene apoyando la reconstrucción de la ciudad de Dolores, pero hay muchos detalles que cuestan aterrizarlos a lo que es la realidad que se vive.
“Estamos hablando de daños que son muy grandes, con una estimación primaria que los pone fácilmente arriba de los 100 millones de dólares entre gastos de infraestructura y de recuperación de edificaciones”, agregó.
“Nos quedamos sin el teatro, desapareció el Club Peñarol, el Club San Lorenzo y así muchos lugares emblemáticos de la ciudad que todos conocíamos. Los destrozos en los centros de enseñanza han sido enormes, en el caso del Liceo Nº 2, el mismo quedó literalmente desaparecido porque la poca estructura que quedó, tiene ahora peligro de derrumbe. Se perdió parte del local del Hospital, una de las iglesias quedó sin techo”, comentó Perazza citando más ejemplos de los destrozos que dejó el tornado.
Esta recuperación se estima que llevará un tiempo mayor a los 2 años por lo menos, y eso solo comprende una recuperación edilicia, después está el daño que queda en la población.
SE VIVIERON MOMENTOS DE MUCHO “CAOS”
Respecto a las acciones emprendidas por la Intendencia de Soriano, dijo que fue una situación completamente nueva para los jerarcas quienes debieron hacer frente de inmediato a un desastre que nunca se había vivido. tornado
Recordando los momentos inmediatamente posteriores al tornado, dijo que “fue un momento muy difícil, de mucho caos, la antena de ANTEL estaba en la línea del tornado y nos quedamos sin comunicación, sin energía eléctrica, con todo lo que eso significa, fueron horas de mucho caos. Empezaron a darse noticias de personas desaparecidas, fallecidos y los momentos fueron muy duros”, recordó Perazza.
TODAVÍA NECESITAN MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN
El jerarca comunal de Soriano remarcó que aún faltan muchos elementos para la construcción de las viviendas, porque algunas casas que presentaron afectaciones menores pudieron ser reparadas, pero en otros casos la construcción es mucho más compleja.
“Dolores tiene esa mística especial que hace que la gente se sienta fuerte y con esa capacidad para resolver las cosas, pero al afectación fue muy fuerte, tenemos problemas serios, de afectaciones psicológicas con gente que perdió lo que hizo durante toda su vida y además problemas de convivencia. Esa gente que perdió todo es la que está más afectada y el ambiente continúa siendo muy duro, porque pesa, todavía pesa mucho”, concluyó.







Recepción de Avisos Clasificados