«Un Techo Para Mi País» construirá en Salto otras catorce viviendas en barrio Andresito

«Un Techo Para Mi País» construirá en Salto  otras catorce viviendas en barrio Andresito

Con la colaboración de más de 100 jóvenes

En Techo Para Mi País (UTPMP), construirá en Salto 14 viviendas de emergencia durante cuatro días de trabajo a partir del 15 de abril próximo. Esta es una organización latinoamericana sin fines de lucro liderada por jóvenes de distintos países de América Latina que también en nuestro país llevan a cabo este proceso de construcción de viviendas. Bajo la consigna «Juntos podemos construir un Uruguay sin asentamientos», ya han construido más 1.700 viviendas de emergencia en Paysandú, Minas, Maldonado, San José, Florida, Salto y Montevideo.

ACTIVIDADES EN SALTO

Desde el viernes 15 hasta el martes 19, esta organización construirá 14 viviendas de emergencia en el Barrio Andresito con la colaboración de más de 100 voluntarios.

En el mes de noviembre de 2010, los días 19 y 20 ya construyeron en ese barrio el primer emprendimiento. «La idea es agrandar un poco porque hay más familias que están viviendo en situaciones extremas, en viviendas de chapa y de cartón», así lo indicó a EL PUEBLO Lucía Mendieta, una de las integrantes.

COLABORACIONES

El pasado miércoles en el Centro Comercial e Industrial de Salto se llevó a cabo una conferencia de prensa para anunciar las actividades e incentivar al pueblo salteño a colaborar, a los comercios, ferreterías, supermercados, no con dinero sino con materiales para la construcción y con  comida para los colaboradores que van acampar en el predio de las Aldeas Infantiles S.O.S., los cuatro días.

Los jóvenes que deseen colaborar en la construcción pueden anotarse a través de la página de UTPMP www. untechoparamipais.org.uy en la sección de Salto.

El viernes 15 a las 19.30 en el Centro Comercial se realizarán las inscripciones.

LAS VIVIENDAS

La mayoría del material para la construcción está conseguido, son casas prefabricadas con madera compensada. Las familias que se verán beneficiadas se eligen mediante una selección que realiza un grupo que se encuentra en cada departamento.

Tienen que cumplir con ciertas bases para ver si realmente la necesitan y al mismo tiempo se trata de involucrar al menos mínimamente a los beneficiados con los objetivos de esta obra solidaria, aunque la entrega de la vivienda no supone compromiso alguno por parte del beneficiario.