Una mujer falleció ayer en Arenitas Blancas cuando un enorme árbol aplastó vivienda en la que estaba de visita

Una mujer falleció ayer en Arenitas Blancas cuando un enorme árbol aplastó vivienda en la que estaba de visita
Una mujer falleció ayer en Arenitas Blancas cuando un
enorme árbol aplastó vivienda en la que estaba de visita

«Pude salvar a todos pero no pude salvar a la tía Inés” fueron las palabras de Sergio Pereira, un hombre de cuarenta y cinco años que se transformó en héroe ayer en plena tormenta desatada en nuestra ciudad. Es que un árbol de eucalipto (de enorme tamaño) cayó sobre una vivienda de madera ubicada en la zona de Arenitas Blancas y literalmente la destrozó. Dentro de la misma permanecían unas 9 personas: un matrimonio mayor (padres y abuelos), Sergio, su esposa (Claudia) y sus hijos, Inés Rosa (la fallecida) con su hija y otra sobrina.

APLASTÓ LA CASA

Del relato del propio Pereira surge que la tormenta hizo caer el árbol (que en principio estaba inclinado hacia el sector contrario a la casa) y él sintió el ruido cuando se rompieron sus raíces y la caída encima del techo. En la caída la heladera aminoró la fuerza del impacto y fue Inés Sosa quien llevó la peor parte. “Yo cubrí a mi madre, pero todos me llamaban: mis viejos, mi hijo, mi esposa, la tía Inés. Saqué a todos los que pude. Pero Inés cubrió a su hija y su sobrina poniéndolos debajo de su cuerpo, de donde las saqué. Cuando la saqué  a ella ya era tarde”. Inés Rosa, de unos 35 años de edad, es hermana de crianza de Sergio Pereira.

“La casa es de madera pero estaba bien firme, lo que pasa es que el árbol la aplastó” dijo Pereira. La vivienda está ubicada en calle Tabaré 215 (poco al Sur del ex Peñón) . Una simple mirada a la vivienda permite observar la aparatosidad del árbol que cayó en el medio de la misma y no dejó casi ningún espacio libre.  Pasa que el viento y la lluvia fueron de tal dureza que inclinaron el potente árbol justo hacia la vivienda.

“Cállate tigre” le dijo Pereira a un perro atado al costado de la vivienda – que también fue rescatado del lugar- y que aullaba-, al mismo tiempo que era observado por el médico forense en sus heridas de las piernas y de la cabeza.

LESIONADOS

Los lesionados fueron llevados al hospital en autos de algunos vecinos que los socorrieron ya que los servicios de emergencia y los bomberos tardaron en llegar. Los árboles caídos y los cruces de caminos cortados por las aguas hicieron difícil el acceso al lugar, al que solo se podía llegar proveniente de la denominada avenida Central, que corta con avenida Solari en la zona del aeropuerto internacional.

SALTEÑOS

Algunos de los familiares (la mayoría primos) que acompañaron a Pereira en el lugar manifestaron que Inés estaba de visita y tenía previsto irse antesdeayer, y postergó su retorno para ayer en la noche.  Inés (de unos 35 años de edad) deja dos hijos, una que vino a Salto con ella y otro que quedó en Montevideo con su padre.

La familia en el pasado vivía en Salto, luego se había trasladado a Montevideo para finalmente retornar a nuestros pagos e instalarse en Arenitas Blancas, en donde tenían construida una casa de madera y estaban construyendo otra.

La juez penal Ivonne Olivera, la médico Forense, Wendy Zelayeta y funcionarios policiales (que incluyeron al sub jefe) se hicieron presente en el lugar para relevar la trágica situación.