Una niña de cinco años fue atropellada por una moto en el barrio Malvasio y fue trasladada grave a Tacuarembó

Una niña de cinco años fue atropellada por una moto en  el barrio Malvasio y fue trasladada grave a Tacuarembó
Un accidente grave ocurrió en la tarde de ayer en el barrio Malvasio, cuando una motocicleta embistió a una pequeña de cinco años que intentaba cruzar la calle.
La niña, lamentablemente, sufrió politraumatismos graves y tuvo que ser trasladada a Tacuarembó, donde quedó internada. El accidente sucedió en calle 17 Metros entre Rivera y Varela.
Según informaron fuentes policiales a EL PUEBLO, el birrodado era conducido por un hombre mayor de edad que carecía de libreta de conducir. El susodicho viajaba junto a un adolescente menor de edad como acompañante. Al ser indagados en primera instancia, no quedó claro quién de los dos estaba al volante en el momento del siniestro, pero luego y a través de un testigo, se logró clarificar el asunto.
En esta jornada, el conductor del vehículo deberá presentarse en el Juzgado, donde el magistrado actuante dispondrá si le cabe alguna responsabilidad por el accidente.
SEIS DETENIDOS
EN EL CARNAVAL
El segundo desfile de carnaval, que se desarrolló en la noche del sábado, deparó seis sujetos detenidos, uno de ellos menor de edad.
Este último detenido, de 16 años, fue protagonista de un hecho insólito, que sucedió en pleno desfile de una murga por calle Uruguay.
Cuando dicho grupo pasó por la esquina de Invernizzi, un pequeño niño que se encontraba allí sacó un recipiente con espuma en aerosol y le apuntó al traje de unos de los murguistas. El murguista de 19 años le quitó el recipiente al pequeño, según informaron fuentes policiales a EL PUEBLO y le lanzó un poco de espuma en la cara, lo que provocó la reacción de su madre, que insultó al murguista, y de su hermano de 16 años, que lo agarró a golpes de puño.
La Policía tuvo que intervenir para separar a los dos jóvenes y ambos terminaron detenidos juntos a otros cinco sujetos que promovieron desorden e insultaron a los efectivos policiales, cuando estos intentaron calmar sus ánimos.
Vale decir que todos los detenidos recuperaron la libertad a las pocas horas, por decisión del magistrado actuante.
Este año, por desgracia, los desfiles de carnaval han deparado varios incidentes y siempre hubo personas que terminaron en la comisaría.
El desfile anterior fue peor que el último, dado que se registró la friolera de 23 detenidos entre los que había dos mujeres-, y dos policías resultaron heridos, uno de ellos tras recibir un golpe en el rostro con un pedazo de hormigón.
Por si eso fuera poco, una mujer policía fue agredida con un botellazo en la cabeza, salvando su integridad física gracias al casco que llevaba puesto.
Tras el primer desfile, la espirometría que se le realizó a los que tuvieron que dormir en la comisaría dejó en claro que casi todos se encontraban alcoholizados.
En el segundo desfile no hubo tantos disturbios, pero de todas formas hubo algunos jóvenes que dieron la nota y tuvieron que ser controlados por los encargados de preservar el orden, además del caso del murguista y el espectador que terminaron a las trompadas, a causa de un incidente que comenzó con la travesura de un niño.
DAMA LESIONADA
TRAS ACCIDENTE
Una mujer de 25 años resultó lesionada, aunque no de entidad, luego de chocar su motocicleta Yumbo Max contra una Yumbo Eco 70 que era conducida por un joven de 22 años que efectuaba un servicio de delivery. El hecho ocurrió en la noche del sábado en la intersección de calles Amorim y Santa Rosa
La dama tuvo que ser trasladada al Sanatorio Uruguay, donde quedó internada en observación, al tiempo que el joven fue atendido en el lugar por el personal de una emergencia móvil y al constatarse que había sufrido solamente algunos golpes de menor tenor, no se entendió que fuera necesario su traslado a un nosocomio.
UN ARREBATO
Una dama de 56 años fue sorprendida por un dúo de “motochorros”, que le arrebató la cartera en la calle San Martín casi Cuareim, cerca de las 12 de la noche del sábado.
La mujer se había bajado de un ómnibus de transporte urbano en la capilla Don Bosco y tras caminar algunas cuadras, fue abordada por dos malvivientes en una motocicleta, quienes le robaron su cartera que contenía 800 pesos en efectivo y algunos documentos.
Estos casos se vienen registrando con demasiada asiduidad últimamente, lo que preocupa a las autoridades policiales, que investigan si se trata de un solo dúo de delincuentes o de varias parejas de malhechores.
n

Un accidente grave ocurrió en la tarde de ayer en el barrio Malvasio, cuando una motocicleta embistió a una pequeña de cinco años que intentaba cruzar la calle.

La niña, lamentablemente, sufrió politraumatismos graves y tuvo que ser trasladada a Tacuarembó, donde quedó internada. El accidente sucedió en calle 17 Metros entre Rivera y Varela.

Según informaron fuentes policiales a EL PUEBLO, el birrodado era conducido por un hombre mayor de edad que carecía de libreta de conducir. El susodicho viajaba junto a un adolescente menor de edad como acompañante. Al ser indagados en primera instancia, no quedó claro quién de los dos estaba al volante en el momento del siniestro, pero luego y a través de un testigo, se logró clarificar el asunto.

En esta jornada, el conductor del vehículo deberá presentarse en el Juzgado, donde el magistrado actuante dispondrá si le cabe alguna responsabilidad por el accidente.

SEIS DETENIDOS EN EL CARNAVAL

El segundo desfile de carnaval, que se desarrolló en la noche del sábado, deparó seis sujetos detenidos, uno de ellos menor de edad.

Este último detenido, de 16 años, fue protagonista de un hecho insólito, que sucedió en pleno desfile de una murga por calle Uruguay.

Cuando dicho grupo pasó por la esquina de Invernizzi, un pequeño niño que se encontraba allí sacó un recipiente con espuma en aerosol y le apuntó al traje de unos de los murguistas. El murguista de 19 años le quitó el recipiente al pequeño, según informaron fuentes policiales a EL PUEBLO y le lanzó un poco de espuma en la cara, lo que provocó la reacción de su madre, que insultó al murguista, y de su hermano de 16 años, que lo agarró a golpes de puño.

La Policía tuvo que intervenir para separar a los dos jóvenes y ambos terminaron detenidos juntos a otros cinco sujetos que promovieron desorden e insultaron a los efectivos policiales, cuando estos intentaron calmar sus ánimos.

Vale decir que todos los detenidos recuperaron la libertad a las pocas horas, por decisión del magistrado actuante.

Este año, por desgracia, los desfiles de carnaval han deparado varios incidentes y siempre hubo personas que terminaron en la comisaría.

El desfile anterior fue peor que el último, dado que se registró la friolera de 23 detenidos entre los que había dos mujeres-, y dos policías resultaron heridos, uno de ellos tras recibir un golpe en el rostro con un pedazo de hormigón.

Por si eso fuera poco, una mujer policía fue agredida con un botellazo en la cabeza, salvando su integridad física gracias al casco que llevaba puesto.

Tras el primer desfile, la espirometría que se le realizó a los que tuvieron que dormir en la comisaría dejó en claro que casi todos se encontraban alcoholizados.

En el segundo desfile no hubo tantos disturbios, pero de todas formas hubo algunos jóvenes que dieron la nota y tuvieron que ser controlados por los encargados de preservar el orden, además del caso del murguista y el espectador que terminaron a las trompadas, a causa de un incidente que comenzó con la travesura de un niño.

DAMA LESIONADA TRAS ACCIDENTE

Una mujer de 25 años resultó lesionada, aunque no de entidad, luego de chocar su motocicleta Yumbo Max contra una Yumbo Eco 70 que era conducida por un joven de 22 años que efectuaba un servicio de delivery. El hecho ocurrió en la noche del sábado en la intersección de calles Amorim y Santa Rosa

La dama tuvo que ser trasladada al Sanatorio Uruguay, donde quedó internada en observación, al tiempo que el joven fue atendido en el lugar por el personal de una emergencia móvil y al constatarse que había sufrido solamente algunos golpes de menor tenor, no se entendió que fuera necesario su traslado a un nosocomio.

UN ARREBATO

Una dama de 56 años fue sorprendida por un dúo de “motochorros”, que le arrebató la cartera en la calle San Martín casi Cuareim, cerca de las 12 de la noche del sábado.

La mujer se había bajado de un ómnibus de transporte urbano en la capilla Don Bosco y tras caminar algunas cuadras, fue abordada por dos malvivientes en una motocicleta, quienes le robaron su cartera que contenía 800 pesos en efectivo y algunos documentos.

Estos casos se vienen registrando con demasiada asiduidad últimamente, lo que preocupa a las autoridades policiales, que investigan si se trata de un solo dúo de delincuentes o de varias parejas de malhechores.